¿Realmente hay diferencia entre las leches que se venden en farmacia y las que puedes adquirir en supermercado? Esa es la pregunta que me hice yo cuando vi las diferencias de precio que existían entre Almirón, que era la marca que utilizaba habitualmente y la leche de continuación Hero Baby.

Cuando nació mi hija y tuvimos que darle biberones además porque me sentía incapaz de alimentarla solo con el pecho, utilizamos la leche que nos recomendó el pediatra, Almirón 1. La verdad es que como leche me pareció muy buena; tiene una textura finita, que hace que se disuelva estupendamente, apenas haga grumos y a la bebita le sabía a gloria bendita.Pero a los tres mesecitos tuvimos a la nena ingresada por una gastroenteritis y le tuvimos que dar leche sin lactosa. ¡Ay! Ella no quería ese biberón quería SU BIBERÓN. Y ese era requetemalo, pobrecita. Ahí descubrimos que aunque a nuestra niña lo mismo le da ocho que ochenta y lo mismo se zampa un buey que un mamut, todo tiene su límite y esa no.

leche de continuacion Hero Baby 2

¿Almirón o leche de continuación Hero Baby?

A mí me gustaba Almirón mucho, como digo, pero su precio me parece demasiado elevado, sin ser de las más caras del mercado por otro lado. Lo más barato que la encontré en Zaragoza después de mirar en 7 farmacias fue a 14,50 el paquete de 900 gr. Y lo más caro a 22!!!! Cómo se pasan!!! Cada vez que iba al supermercado y veía la de Hero Baby me preguntaba ¿y por qué no? y al final me decidí a probarla.

Hero es una marca que me ofrece mucha seguridad; agradezco mucho primeramente su investigación en el campo de los alimentos infantiles, y me parecen serios. Pero, cómo somos los españoles, parece que lo caro tiene que ser necesariamente mejor, y cuando tienes un bebé en casa te sientes un poco culpable cuando no usas lo mejor, o sea, lo más caro. Es cierto que su bajo precio escama. A mí por lo menos me pasaba.

También oí que Hero Baby es una marca que quiso hacerse accesible a todos los consumidores y comenzar a venderse en supermercados, frente a otras marcas que sólo se distribuyen en farmacia. Esta “popularización” y el uso de un canal de distribución común a sus otros productos, hizo que pudieran bajar el precio. Realmente no sé si es cierto o no, pero me parece bastante plausible y sensato pesar que podría ser así. De hecho en farmacias no la encuentras; casi parece que se hubieran mosqueado con ellos por vender en supermercados.

Pañales y biberón
Foto: Pañales y biberón vía Shutterstock

Así que tal vez el precio obedeciera a una estrategia comercial más que a una relajación en las materias primas etc.

A la hora de probarla, me llamó la atención su bote. Con Almirón me resultaba más incómodo porque se me caía todo el producto por la bolsa y lo pringaba todo. Esta marca en cambio, se vende en un bote metálico de 900 gr comodísimo para usar. La boca tiene un reborde que viene divinamente para rasar las cucharadas ¡Es muy útil para cuando tienes que preparar el biberón con una mano porque la otra la tienes con un bebé encima!

En cuanto a la leche, mi hija no le hace ascos, le sienta exactamente igual y se la toma muy bien. También es que no ha tenido ni un cólico ni medio, ni devolvía, ni nada de nada. Así que no es precisamente una niña “delicada” en ese sentido.

A mí lo que menos me gusta de la leche de continuación Hero Baby es que su textura es más grumosa que la de Almirón. En su presentación en polvo, antes de la disolución, Almirón es muy ligera, con apariencia como de maizena o sal, de copo fino. En cambio Hero es mucho más gruesa, como harinosa. A la hora de preparar el biberón yo lo noto en que tengo que batirlo un poco más para que no salgan grumos, pero ya está.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.