jueves, octubre 17, 2019
Bebés Biberón cuchara de Lovi

Biberón cuchara de Lovi

La verdad es que esto no me suele pasar: sobre esto de lo que os voy a hablar hoy no tengo una opinión, ni buena ni mala. Así que a ver si encuentro a alguien que sí que la tenga y pueda dárnosla.Se trata del Biberón cuchara de Lovi ¿Alguno lo habéis utilizado?

En mi caso no nos ha hecho falta: mis dos hijas eran de bebés dos limas. La mayor conforme crece va teniendo bastantes más remilgos (con lo bien que comía la puñetera…), pero de momento la pequeña se nos comería por los pies. Estuvimos hace un tiempo en el pediatra y lo flipamos. De Mencieta Minipún, que era lo que había sido hasta hacía no mucho, hemos pasado a Superpún. Hemos pasado de percentil 10, que era como había sido en su primer año a ¡tachán! percentil 90. Tanto en peso como en altura. A mí lo de los percentiles me preocupa poco (tanto cuando era superpequeña como ahora), pero más que nada es para que os hagáis a la idea de que no lo digo por decir.

Como os digo, esta pequeña se nos come vivos. Lo mismo le da comida en trozos, que en puré, que comida de bebés que de mayores. Le encanta el foi, como a su madre, con eso os digo todo. Y el salmón ahumado en minitostas. Una gourmet, me ha salido. A ver si vamos a pensar que porque tenga menos de año y medio es tonta. Y tú le ofreces una papilla y jamón serrano y ya os podéis imaginar qué elige. La sangre turolense que tiene, supongo. O que directamente, no es tonta. ¡Yo también lo preferiría!

Pero al lío: este biberón cuchara de Lovi me resultan muy curiosos, pero no sé en honor a la verdad para qué resultan prácticos. Por un lado podría pensarse que han de venir bien para los niños que rechazan el biberón porque sólo han tomado pecho, por ejemplo. Pero para algo muy líquido, no termino yo de verlo, y para algo más sólido ¿para qué hace falta que esté en el biberón? ¿No da igual un cuenco sin más? Y en todo caso, si el niño no quiere purés ¿por qué no se prueba con sólidos a ver? Yo por lo único que termino de verlo es para niños a los que les cuesta una eternidad comer y si lo tienes en un cuenco se acaba quedando, como dice mi madre «para estamparlo» de lo frío.

En todo caso, repito, hablo desde la perspectiva de ser una madre con dos hijas buenas comedoras, así que no me puedo ni imaginar (ni, francamente, quiero) lo desesperante que tiene que ser intentar que una niña o un niño sin ganas de comer se trapiñe «algo». No estoy hablando de niños que sean de poco comer por naturaleza a los que los padres tratemos de empapuzarles con comida… sino de esos niños, de los que conozco ejemplos como Cayetana, la hija de una amiga mía, para quien comer nunca es una prioridad y que se puede quedar sin comer hasta el infinito y más allá, incluso a riesgo de su salud. Así que hablo en serio, si alguien sabe qué utilidad puede tener este biberón que me lo diga.

Más información

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

8 COMENTARIOS

  1. A mi hija le puede llegar a hacer la digestión entre una cucharada y otra, por lo que me resulta muy práctico, ya que no tengo que quitarle la cuchara de la boca para volver a coger mas papilla, solo apretando el biberón, sale más.
    Es mi experiencia, supongo que otros tendrán la suya.

  2. A mi hija le puede llegar a hacer la digestión entre una cucharada y otra, por lo que me resulta muy práctico, ya que no tengo que quitarle la cuchara de la boca para volver a coger mas papilla, solo apretando el biberón, sale más.
    Es mi experiencia, supongo que otros tendrán la suya.

  3. ¡Pues para mí ha sido la salvación este biberón! Mi niña de 6 meses me ha rechazado todos los biberones que le he ofrecido, estaba acostumbrada al pecho y no había forma. Compré este biberón y si te soy sincera la cuchara aún no la he utilizado, le he puesto la tetina dinámica de Lovi. La ventaja es que al ser un biberón blandito, que se puede apretar, me ha servido para conseguir que empiece a salir leche cuando yo lo apretaba y con eso la peque se animó a seguir mamando por sí misma. Estoy encantada, ¡ya voy a poder empezar a retirarle el pecho!

  4. ¡Pues para mí ha sido la salvación este biberón! Mi niña de 6 meses me ha rechazado todos los biberones que le he ofrecido, estaba acostumbrada al pecho y no había forma. Compré este biberón y si te soy sincera la cuchara aún no la he utilizado, le he puesto la tetina dinámica de Lovi. La ventaja es que al ser un biberón blandito, que se puede apretar, me ha servido para conseguir que empiece a salir leche cuando yo lo apretaba y con eso la peque se animó a seguir mamando por sí misma. Estoy encantada, ¡ya voy a poder empezar a retirarle el pecho!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

48,931FansMe gusta
14,131SeguidoresSeguir
7,304SeguidoresSeguir