La que aquí suscribe (ya os habréis dado cuenta) es la tipa más pesada del mundo mundial con las fotos. Mis amigas bromean diciendo que probablemente podré reconstruir los primeros años de mis hijas minuto a minuto ¡y he de decir que no se equivocan! Soy realmente cansina y voy con la cámara de fotos a cuestas por todos los sitios ¡cada uno tiene sus vicios!


Otro de mis vicios son los pies de los más pequeños. Cuando veo a un recién nacido me muero por vérselos, los pies y las manos ¡parece mentira como pueden ser tan pequeños y perfectos al mismo tiempo! Son superchiquitines pero ahí, a escala, tienen de todo. ¿No os resulta también alucinante? ¡Qué monos son!

Así que estos marcos de Baby Art me parecen lo más de lo más. Recibí uno hace poco en casa para poderlo ver con tranquilidad cortesía de los amigos de Mundo Bebés y realmente estoy fascinada con la buenísima idea que es.

El que me mandaron es un marco en blanco (aunque lo tenéis disponible en color natural si queréis también) con espacio para colocar doce fotos de vuestro peque, una por cada mes. Resulta una chulada porque además en este primer año crecen que se las pelan y la diferencia es brutal. En el lateral tiene también un hueco para colocar la huella del pie o de la mano (a elegir) del niño cuando nace ¡me da una pena, ahora que mis hijas parecen las “vástagas” de Bigfoot no tenerla!.

El tamaño está muy bien: a pesar de poder poner tantas cosas no es demasiado grande como para que no resulte manejable y es perfecto para colocarlo, por ejemplo, encima del cambiador.

Aquí podéis ver la caja. A pesar de venir por mensajería llegó en perfectas condiciones porque estaba forradísimo y dentro además va con papel de burbuja.

¡Estoy deseando regalárselo a mi futura sobrina postiza! La madrina de mi hija pequeña va a tener una Candela y me apetece muchísimo verlo colocado en su dormitorio. Me parece un regalo fenomenal y seguro que a sus padres les encanta.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí