Bugaboo Nuevos colores de primavera      

Desde aquí os hago un llamamiento: si a alguien le sobra un iPad y no sabe a quien regalárselo, yo me sacrifico. En realidad no es para mí, es para mis hijas. Han salido tan tecnológicas como la madre que las parió, que en este caso vengo a ser yo. Creo. Estoy hasta el mismísimo gorro de sacar mi iPhone y que tarden un nanosegundo en pedírmelo. ¿Me dejas el “bóbin”? ¿Puedo ver Peppa Pig? ¡Hoy no me has dejado el móvil! Para hacer llamadas no es (todavía, al menos), pero a ellas les subyugan todas las aplicaciones que tiene iPad para ellas. Y en casas ya hemos sucumbido al poder de Apple. Tenemos un iMac, un iPod y un iPhone. O se es, o no se es. Y yo soy.

Para mi uso un iPad no me termina de ser útil porque yo con internet interactúo mucho: yo escribo en las redes sociales, publico cosas, y sobre todo, para escribir en un blog no es práctico. Pero para navegar… ay para navegar. Así que lo dicho, si alguien no quiere el suyo y quiere hacer a una persona increíblemente feliz, aquí estoy yo. Ofreciéndome voluntaria.

Para leer libros de adultos iPad no me gusta. Yo leo, y leo MUCHO, así que necesito algo que no me canse la vista tanto. Para esto me gusta mucho más la tinta electrónica de mi ebook. Pero para niños… es otra cosa. La gracia de los libros infantiles está tanto en las historias como en las ilustraciones que los acompañan. Soy una apasionada de los álbumes ilustrados ¡me chiflan! 

NiceTales es una aplicación para iPad, de momento, aunque está previsto que pronto pueda verse también en Android. Y yo si tuviese iPad os aseguro que me la descargaría porque por 2,39 euros puede uno descargarse álbumes ilustrados para verlos con los niños e interactuar incluso ¡Puedes grabar tu voz leyéndolos para que los niños puedan verlos solos también mientras te escuchan!. Yo no renunciaría a leérselos a las niñas por la noche, pero está bien que puedan también escucharlos ellas solas.

El objetivo final de NiceTales es fomentar la lectura (y la diversión, la magia, la ilusión y el aprendizaje que ésta aporta) mediante narraciones e ilustraciones de calidad y de nueva creación, invitando a los niños y niñas a soñar con historias que les enriquezcan. De esta voluntad nace también la idea de que un 5 % de cada compra se destine a la asociación REIR, con la finalidad de crear una biblioteca de libros infantiles para niños y niñas en peligro de exclusión social.

Y con semejantes objetivos ¿Como no ayudarles a que tengan más difusión?

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí