Yo tengo un superpoder. No sé si alguna vez os lo había dicho, pero los que me conocen saben que no miento (¡palabrita!). Soy capaz de leer a la velocidad del viento. Por poner un ejemplo, el último de Ken Follet, El invierno del mundo me duró exactamente cinco horas. ¡¡¡958 páginas del ala!!! ¡¡¡Se dice pronto!!!. A mi velocidad lectora se suma que no tengo dos dedos de frente y no sé cuándo parar. Empiezo, empiezo, no me viene bien dejarlo nunca, así que a lo que me he descuidado ya me lo he leído.

No leo rápido porque quiera ni porque aplique ninguna técnica especial. Nací así. Como algunos superhéroes (o si había araña radiactiva, lo siento, ¡no me enteré!). Y diréis ¡jo qué bien! MEEEECK. Error. Es una putada una mierda un rollo. Por un lado, creo que he subvencionado gran parte de la industria editorial de este país. Además, el que dijo que “el saber no ocupa lugar mentía como un bellaco”, al menos hasta la invención del ebook ¡Dios mío lo que abultan los libros!. Y tercero y no menos importante llega un momento en el que dices ¿Y qué carajo leo? Porque ya has leído todo lo más obvio que presumías que te podía gustar. 

En cuando a lectura, soy completamente omnívora. Leo de todo. Libros sesudos, alternativos, comerciales, best-sellers, en fin, todo lo que cae en mis manos que imagino me puede gustar. A mí me cabrea esta “mindundización” de algunos géneros por parte de algunos. Es como cuando vas a comer… unos días te apetece carne, otros pescado, SIEMPRE chocolate, y si resulta que te has pasado tienes que estar a ensaladas unos días. Pues con la lectura lo mismo. Unas veces estoy trascendental, otras necesito información, otras simplemente lo que quiero es divertirme y leer algo que sepa que no va a optar al Nobel de literatura.

Acido Folico Lidia Herbada

Hace un tiempo me escribió Lidia Herbada, la autora de Ácido Fólico, este libro que veis aquí arriba. Una persona que manda emails con los dedos machados de risas, como a mí me gustan. Me pilló en medio del sorteo de Navidad, así que os haréis cargo del poco caso que le pude hacer a la pobre. Ahora que estoy un poco más relajada, he podido echar un ojo y la verdad es que me han entrado unas ganas terribles de leer su libro porque, después de echar un ojo a su web me ha parecido una persona con mucho sentido del humor.

Como no lo he leído, la sinopsis, obviamente no es mía (por eso he titulado la entrada en un alarde de imaginación “Libros que quiero leer”)

SINOPSIS:

Esta es la historia de una mujer de treinta y tantos que ha perdido el rumbo de lo que quiere, y a la vez lo que desea. Su vida se desmorona tras la ruptura de su novio, un trabajo que no anda bien, y encima, para colmo, la entrada en su vida del Ácido Fólico, este es en clave de humor su antagonismo, le recuerda todo lo que ella no ha podido conseguir, “ hijos, familia y perro”, el pack completo, aquellas amigas que un día la abandonaron por llevar su nueva vida de carritos en los parques y ahora en ese submundo se siente que no puede encontrar el amor que revolucione su vida y también le de la paz anhelada. Este es el mundo de la casada versus la soltera.

Es un libro que llega al sector femenino por muchas razones, pero la primordial es que en el mundo donde vivimos que ha habido un creciente baby boom, la mujer casada se olvida también de su ser, centrándose en un tener, tener todo el pack vital que se presupone. Y la soltera demanda sentir, encontrar aquello que ve al otro lado de la verja pero no puede escalar. Berta, nuestra protagonista, y aquellas amigas que siempre le han acompañado conocerán la forma de adentrarse en ellas mismas, eligiendo de verdad lo que el corazón demanda.

(Si queréis comprar su libro podéis hacerlo aquí con los gastos de envío incluidos)

¡Mucha suerte Lidia! ¡Espero decirte prontito que me ha encantado!

5 Comentarios

  1. Hoy va de lectura , en mi sección de los viernes toca ¿ por qué tengo que aprender a leer?
    Me ha gustado mucho tu post y me apunto el libro!
    Un abrazo.

  2. Hoy va de lectura , en mi sección de los viernes toca ¿ por qué tengo que aprender a leer?
    Me ha gustado mucho tu post y me apunto el libro!
    Un abrazo.

  3. ¡Pero Wale! ¿¿¿Cómo me haces esto??? ¡¡Sabes que fui adicta a estos libros!! Y me quité. Pero es que es leer esto y… ¡lo quiero! Pero veo que no está en ebook 🙁 Bueno, pues tendré que comprarlo en pape.

    PS: Nena, ya soy economista. Desde hace tres horas. Sí, después de haberme tirado más años que Matusalén. Profesora de inglés y economista. No está mal (eso sí: sin trabajo y pasando más hambre que carruscas).

    Besos.

  4. ¡Pero Wale! ¿¿¿Cómo me haces esto??? ¡¡Sabes que fui adicta a estos libros!! Y me quité. Pero es que es leer esto y… ¡lo quiero! Pero veo que no está en ebook 🙁 Bueno, pues tendré que comprarlo en pape.

    PS: Nena, ya soy economista. Desde hace tres horas. Sí, después de haberme tirado más años que Matusalén. Profesora de inglés y economista. No está mal (eso sí: sin trabajo y pasando más hambre que carruscas).

    Besos.

  5. Qué decir de Ácido Fólico, si soy la madre de la criatura. Que no llora por las noches, que es el más alto del parque, que ya ha aprendido a sonreir…jaja, En definitiva, es un libro ideal para evadirte del día a día, y sobre todo poner mucho humor a la vida.

    Espero que os guste. Y a ti Sara muchas gracias públicas.
    http://lidiaherbada.com/acido-folico/

  6. Qué decir de Ácido Fólico, si soy la madre de la criatura. Que no llora por las noches, que es el más alto del parque, que ya ha aprendido a sonreir…jaja, En definitiva, es un libro ideal para evadirte del día a día, y sobre todo poner mucho humor a la vida.

    Espero que os guste. Y a ti Sara muchas gracias públicas.
    http://lidiaherbada.com/acido-folico/

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí