Bugaboo Nuevos colores de primavera      

Cuando se tienen gemelos la cuestión del carrito para los niños puede ser de lo más peliaguda ¿Qué diantres elijo? ¿Un carrito en línea, con lo que obligo a uno de los peques a ir siempre viendo el respaldo de su hermano? ¿Un gemelar en altura que es más reducido pero tiene el mismo problema? ¿Un carrito en paralelo con el consiguiente problema de la anchura? Realmente la decisión es complicada porque para cada pro hay un contra.

Una de las pegas de los carritos en paralelo es, como decía, la anchura. Un carrito excesivamente ancho, sobre todo para padres tan pendones como yo, es una auténtica lata porque lamentablemente las puertas de las tiendas suelen ser tirando a estrechas. Y además, el plegado puede darnos muchos quebraderos de cabeza cuando no disponemos de un coche con un maletero grande. Pero he descubierto hace poco el carrito gemelar de Mountain Buggy y me han convencido sus 63 cm de anchura ¡es poquísimo!

mountain buggy duet 02

Mountain Buggy Duet es una silla que no parece una gemela: pesa 15,5 kg (que para una gemelar completa no es excesivo) y tiene apenas 63 cm de ancho, que es prácticamente lo mismo que una silla normal y que permite atravesar casi cualquier puerta estándar.

Puede cargar hasta 36 kg de peso (la mayoría de las sillas individuales aguanta hasta 15-18 kg).

Entre sus ventajas, tiene un manillar corrido ajustable en altura, capotas individuales extragrandes y freno accionado con el pie.

mountain buggy duet 03

Como podéis ver aquí, la Mountain Buggy Duet es configurable de múltiples maneras: se pueden colocar dos capazos simultáneamente, dos grupo cero o incluso un capazo y una silla, para hermanos que se llevan poco tiempo.

El plegado es bastante compacto para tratarse de una gemelar, de forma que cabrá en maleteros en los que otros gemelares no entran. Una vez plegada aguanta también de pie.

Mountain buggy duet

Y una cosa que me gusta mucho: el Mountain Buggy Duet también puede configurarse con una cesta en el lateral, exactamente igual que Bugaboo Donkey… pero claro, no al mismo precio. En Tilin Tilon tenéis el cochecito con los dos capazos incluidos por 1.175 euros (y por 799 euros sin ellos) ¡mucho más barato!

Artículo anteriorPapel Picado Kids
Artículo siguienteEgoblogger: Salta conmigo
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

5 Comentarios

  1. Pues la verdad que resulta bastante atractivo!!! Yo el inconveniente que veo siempre a tener gemelos, es exactamente éste! Que luego las sillas/cohces son un incordio. He visto como en las “villabesas”, “gua-guas” o como quiera que llaméis a los buses urbanos, como el conductor reñía con una mamá, porque no le daba la gana de abrir las dos puertas para que subiera con el carrito gemelar (qué triste!). Eso por no hablar de las innumerables aceras que están hechas para circular en “monopatín” como máximo!

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí