El otro día os hablé de casitas de tela para los niños. Todo lo que sea algo que simule un sitio donde esconderse (léase, una casita de tela, un tipo, cuatro mantas puestas en el sofá para hacer un escondrijo…) a mí me gusta mucho para jugar. Pero hoy os voy a a hablar de la primera división de los escondrijos caseros. Se trata de las casitas de interior de Greenhouse. 

No es la primera vez que os hablo de estas casitas en este blog (podéis leerlo aquí). Yo las conocía sobre todo por las maravillas que tienen para exterior, pero hace poco descubrí que también comercializan casitas para interior. Y son una pasada auténtica. 

Casitas de madera interior Greenhouse 01

Una de las cosas que más me gustan es que sus dimensiones no son descomunales. Hombre, esto es como todo… si tu casa es muy grande, cabrá mejor que si tienes un cacahuete, pero vamos, es algo medianamente razonable. Son cuadradas y miden 1,20 de largo. También está fenomenal que miden 1,50 de alto. Algunas de estas cosas pasa que son tan pequeñitas que en cuatro días ya no pueden entrar porque son tremendos. Y yo me recuerdo a mí misma con 12-14 años que ganas de jugar no sé si tendría, pero con ganas de un rincón para mí seguro…

Las casitas se pueden personalizar en los colores. Me encanta porque sus diseños son muy modernos, de líneas puras y diseño sencillo. Son unas casitas muy poco de princesas pero no creo que ninguna niña le hiciera ascos 🙂

El problema es que son una chulada pero su precio las hace inalcanzables para algunos bolsillos. Si no es tu caso ¡enhorabuena! Puedes tener una preciosidad en tu casa y no tener que pagar hipoteca. Y si no… siempre te quedará el sorteo de Decopeques donde podéis conseguir una.

sorteo-1

casita-rosa

En Decopeques están sorteando una casita de Greenhouse a elegir entre estas dos. ¿Quieres conseguirla? Puedes participar aquí (clic). Palabrita de Walewska que los requisitos son razonables (no soporto los concursos que te obligan a hacer el pino con las orejas para conseguir un pin)

Mucha suerte a todos… o no, ¡que la quiero para mí!

Links

4 Comentarios

  1. Me apunté ayer por la tarde. Creo que si entra esta casita en mi piso, la que se va fuera soy yo. Me veo viviendo en una casita de madera de metro y medio en el parque. Bueno, por lo menos no es debajo de un puente 😛

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.