jueves, septiembre 19, 2019
Mujer #Laparty de Malasmadres: Una noche para el recuerdo

#Laparty de Malasmadres: Una noche para el recuerdo

El sábado, como colofón para la semana más agotadora de la historia, fue #laparty de las Malasmadres en Madrid, en la terraza del hotel Emperador, en plena Gran Vía. ¡Y qué ganas tenía! Creo que me lo había ganado; ejercí de madre amantísima todo el resto de la semana, casi hasta el momento en que daba el salto al AVE con mi amiga Mónica de Con Peques en Zaragoza, que además fue mi anfitriona en Madrid (¡gracias tesoro por adoptarme!). Todavía estaba resonando el último aplauso que le di a Aldara en la exhibición de gimnasia rítmica que había tenido lugar el mismo sábado por la mañana, como aquel que dice.

Había asistido a festivales de la pequeña, de la mayor, a jornadas de puertas abiertas, había hecho el canelo en las olimpiadas del cole, decorado pabellones, pasillos, trabajado hasta altas horas para poder escaparme y disfrutar de mis hijas. Tenía las manos despellejadas de aplaudirlas y las canciones infantiles grabadas en el cerebelo con cincel. Y me tocaba a mí.

#laparty malasmadres 04

Para mí Malasmadres es una fiesta. Ni es una secta, ni me han lavado el cerebro, ni pienso que sea feminista, reivindicativo o deje de serlo. Quiero decir, que  yo no me lo tomo en serio. No aspiro a cambiar el mundo, al menos en este foro. A lo que aspiraba en #laparty era a divertirme, a estar con mis amigas y a tener un día para mí, con gente que me gusta, que me cae bien y que me saca la sonrisa. ¿Qué hay de malo en eso?

Y no. Para los que decían que tenía que haber sido una fiesta con la familia… mira, pues no, desde el cariño. Que estuvo muy bien así como estuvo y yo harta estoy de parques de bolas y cantantes gritones. Eso es mi vida a diario. Lo que yo quería era algo extraordinario, algo que no hiciera a menudo. Poder estar con amigas. Bailar. Tomarme una copa si me apetece. Volver a casa a la hora que sea. No estar pendiente más que de mí. ¡Que una vez al año no hace daño!

#laparty malasmadres 07

La emoción se sentía en el ambiente. La verdad es que como conjunto dábamos un poco de miedo, tanta mujer junta maqueada (y Papá Lobo). Pero el ambiente era de euforia. Creo que todas teníamos ganas de pasarlo bien. Con gente a la que aprecio, yo quería divertirnos juntas, dejar nuestra vida por unas horas a un lado y disfrutar de descubrir que hay gente que tiene sentido del humor y que se toma la vida con alegría. Y ya está. Para cambiar el mundo y hacer algo trascendente ya estaban las elecciones al día siguiente. Esas elecciones en las que no fui suplente de mesa ¡¡¡¡bieeeeeeeen!!!! (benditas alegaciones que SI me aceptaron)

Porque al fin y al cabo en el 1.0 nos reunimos la gente del 2.0 generalmente por motivos de «trabajo». Vamos a eventos, la mayoría muy chulos y bien montados de día, pero nunca tenemos la oportunidad de reunirnos sin más intención que disfrutar. Así que para mí ese era un gran motivo para ir. Porque hay gente a la que ADORO que no puedo ver a menudo. Gente que se ha convertido en amiga de verdad, de las de carne y hueso y verlas para mí es un gran placer. No hay nada más bonito que estar con gente a la que te unen muchas cosas y que has tenido la suerte de dar con ellas; ¡el modo en que han llegado a ti da lo mismo! Son amigas. Y ya está.

#laparty malasmadres 08

#Laparty de Malasmadres fue el 2.0 en vivo. No cogí el móvil para hacer una puñetera foto ni media, no tuiteé nada, ni colgué cosas apenas en facebook. Ya me perdonaréis, pero mi vida es muy tecnológica. Por un día quería reírme sin utilizar emoticonos. Dicen que estuve como en la foto toda la noche, así que cumplí mi objetivo.

#Laparty Malasmadres 03

No quiero, a propósito, hablar de que estuve con tal, cual o pascual. Como dicen en las películas americanas, lo que pasa en Las Vegas, se queda en las Vegas. Que no es que pasara nada excepcional (no creáis que es una cuestión de divismo o de vergüenza), simplemente es que estuve con mucha gente, hablé con tantas personas y moví el esqueleto con el resto  que no me apetece dejarme a nadie fuera. Disfruté de todas y cada una de vosotras. Gracias por acercaros a hablar conmigo y por las risas juntas.

Sólo comentaré que para mí el momentazo fue cuando para conseguir un combinado casi le tenemos que llorar al barman más lento de la historia. Veinte minutos, y éramos las primeras en lista … y 20 minutos no es una cifra al azar. Se fue a buscar los hielos al ártico y peló el plátano con pinzas, no diré más.  A mí me recordó sospechosamente a Mr. Bean en la escena de Love Actually en la que envuelve con toda la parsimonia del mundo un collar mientras Alan Rickman se desespera (si no la has visto, puedes verla aquí). Eso sí, nuestra venganza fue terrible y sibilinamente nos fuimos zampando la fruta que había en la mesa para los cócteles, partiéndonos de risa. Eso le pasa por lento. MUAHAHAHAA.

#Laparty malasmadres 01

Bailé todo. Qué bien tocó la banda y como nos animaron. Aquí veis el momentazo de la jefa bailando a Alaska y su A quien le importa.

La organización, maravillosa. La terraza no podía estar más bonita y el sitio es imposible que quedara más cuco. Yo destacaría las chuches de Na Lua Dulce y Confetti en los bolsillos: las malasmadres no somos como las blogueras de moda y aquí no quedaron ni los restos. Da lo mismo que sean chuches, que donuts, que macarons. Y ¡qué narices! ¡Es genial que así sea!

#Laparty Malasmadres 02

Gracias a Laura por un eventazo. Por lo que ha currado. Porque nos han hecho sonreír. Porque nos lo hemos pasado fenomenal. A Cybex por creer en ellas y a todo el que participó en la fiesta por convertirlo en un sitio maravillosamente precioso (si es que esto existe). A todos los que colaborasteis. Muchas gracias por hacer de #laparty un día especial.

Yo respeto mucho a quien no le gusta. Pero os aseguro que si hay otra fiesta, ahí estaré. Porque no sé si soy buena madre, mala madre o regular. Pero ni hago daño a nadie, ni  desatiendo a mis hijas ni me río de nadie más que de mí misma y de las que son tan imperfectas como yo. Brindo por vosotras.

Links

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

16 COMENTARIOS

  1. eso mismo! me encantaron los 30 segundos que compartimos cuando ya tocaba bajar!!! qué malo es esto de ser mudas xD me quedo con la frase de «en eventos de 10-15 personas hay más oportunidad de estar más con la gente y te lo pasas muy bien… si te caen bien, claro, si no es un coñazo» es para hacer una lámina y todo!!! jajajajaja xD

    comparto «filosofía» respecto a la fiesta, del mismo modo que comparto odio eterno al pelaplátanos, qué lento y qué borde! ¬¬U

    • jajajajajaja mudísimas somos! La verdad es que creo que a mí me cae bien toquisqui así que pocas veces me he sentido mal en un evento pequeño, pero es ciertísimo que en sitios más peques al final puedes disfrutar de la gente porque vas menos a salto de mata. Pero oye, menos da una piedra. Y yo me lo pasé como los mismos indios!!! un beso mon amour

  2. ¿¿¿¿Alguna bloguera dice que teníamos que ir en familia???? ¡Madre mía esa polémica me parece absurda! ¿Sabías que fue mi primer fin de semana sin Emma? Tres años y dos meses me ha tocado esperar para tener 48 horas seguiditas para mi. ¡¡¡¡Cómo las disfruté!!!!!! Quiero mássssss!!!!! Más fiesta, más vestidos, más maquillaje, más sentirme mujer y disfrutar en vivo de la vida 2.0. ¡Besazos corazona! Un placer achucharte 😉

    • Pues sí. Que al final no hace falta ser tan trascendentales siempre. Reír, disfrutar… nunca debería subestimarse como motivo para juntarse

  3. Guapa! nos lo pasamos teta todas, pena que yo estaba destrozada y me retiré muy muy pronto….

    vaya tela con el camarero… el moco que le tuve que echar yo para que me hiciera algo sin alcohol! jajajajajaja…. no le dejé ni respirar que ya me había enterado de la que le montó antes a peineta…

    un placer volver a verte. espero que esto se repita periódicamente!!!!

    un besazo de otra maña,
    laura

  4. Yo me lo pasé pipa, y como bien dices para hacer cosas en familia ya están los demás días, a mí lo que más me apetecía era tener tiempo para arregarme en serio, reirme de cosas de adultos, preocuparme de si ese cocktel, (que de verdad los glaciares avanzaron en su deshielo por su culpa jajjaja) estaba rico o no, de si salgo bien en la foto o de cualquier modo, en fin……..preocuparme de mí y solo de mí.

  5. […] Violeta, con quien tengo algo pendiente -que es una pedazo de fotógrafa-, y con Sara Palacios de mamis y bebés; hablé también con mamá primeriza y sus cómodas zapatillas de deporte que llevaba puestas […]

  6. Yo me quedo con mi momento (miniratín) que tuve de presentación contigo….desprendes una positividad y energía especial que la transmites a los que te rodean…y me hizo ilu desvirtualizar a una de mis blogger favoritas… ^_^
    Besos
    Una Mamá en la Cocina

    • Tú tienes luz, cariño. Se te ve tan buena gente… fue un gusto verte, aunque fuera fugazmente (es lo que tenemos las que somos mudas 🙁 )

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

48,921FansMe gusta
14,131SeguidoresSeguir
7,308SeguidoresSeguir