miércoles, agosto 12, 2020
Maternidad Sandalias con calcetines ¡Qué he hecho yo!

Sandalias con calcetines ¡Qué he hecho yo!

Mirad, gentes que os dedicáis a inventaros modas: iros a la mierda. Así, con el taco y todo. ¡Si es que no puede ser! ¡Todo el día haciéndonos quedar mal!

Domingo por la mañana. Mencía, doña Pies Delicados, sólo tiene unas sandalias. Bueno, sólo tiene unas sandalias, y unos zapatos, pero como todo le hace rozadura pues en la práctica sólo tiene unas sandalias, al menos hasta que decida que eso también le hace daño y yo me corte las venas un poco. Yo odio los calcetines, así como concepto. En mi casa es imposible que aguanten dignos. Se descalzan a la mínima (vale, yo también lo hago) y lo mismo les da que sean los calcetines bonitos que los cutres para hacer gimnasia. Así que me duran medio nuevos un telediario. En cuanto me descuido ya tienen la parte de la suela negra como los angelitos de Machín.

Jennifer Lawrence scared
Esta es la cara que se me queda cuando los veo

En mi casa mis hijas se preparan su ropa. No sé si es normal que con 8 y 5 años lo hagan (la pequeña lleva desde los cuatro haciéndolo) pero como llevan uniforme y las posibilidades de error son mínimas, pues yo las dejo. Sólo hay una posibilidad de equivocarse, y es con los calcetines. Ellas no distinguen entre «calcetines de bonito» y «calcetines miserables» así que básicamente se ponen los primeros que pillan. Muy científico todo. Yo me dedico a esconderles los buenos, pero cada vez que recoge mi marido el tendedor están ahí, pumba, en primera línea. Total, que fundamentalmente he desistido de que lleven calcetines salvo cuando hacen gimnasia. Aún así mi pelea es POR DIOS, no te subas los calcetines hasta la rodilla cuando vas con pantalón corto.

Calcetines altos

Pensadlo: yo vengo de una generación en la que Steve Urkel hizo mucho daño. Yo veo un calcetín bien estirado hasta media pantorrilla y me veo a Urkel o a Cachuli, dos dioses del estilo.

En fin, que me desvío. El domingo Mencía cogió sus sandalias y después de prohibirle terminantemente que se pusiera calcetines procedí a forrarle el pie con las tiritas de Hello Kitty en previsión de futuras ampollas. Yo sostengo la teoría de que las tiritas de la Kitty curan mucho más, sobre todo si son cosas sin importancia. Cuando tienes una ampolla del tamaño de Pekín, las tiritas mierdosas y plasticosas de Hello Kitty no hacen ni el huevo no valen para nada. Bajamos a tomarnos un café como hacemos los fines de semana y ¡bam! Leyendo El País Semanal me encuentro con esto.

Calcetines con sandalias

Ahí, tan pichi, con sus sandalias y sus calcetines corrientes y molientes hasta la rodilla. Con un par. Y yo lo único que podía pensar era en mi abuelo, que llevó hasta que se murió sandalias con calcetines, bermudas y camisas floreadas importándole tres pepinos que los demás le dijéramos que iba dando el cante. Ahí lo tenéis. Un adelantado a la moda.

Pero es que no es justo, gente de la moda. Os tiráis toda la vida grabándonos a fuego ciertas cosas, como que las sandalias con calcetines no, que calcetín blanco con zapato negro eran de «calcetos» (una gran ofensa en los 90) y ahora me venís con que sí. Y yo no estoy hecha para sobresaltos. He conseguido quitarme el estigma de que «rosa y rojo, patada en el ojo» y ahora hasta me gusta. Pero mira, no, por las sandalias con calcetines no paso.

A ver si va a ser una moda de esas que inventaron las madres de las que os hablé un día en un post…  ¡Yo es la única explicación razonable que le encuentro! Una madre que un día, harta de forrarle el pie a sus criaturas con tiritas, dijo yo pongo esto de moda y lo peto. Y nos la ha colado a todos.

Pero mira que yo estoy a favor de estas modas cómodas así como concepto (mucho mejor que cuando nos obligan a ir con cosas horripilantes e incómodas) pero en esta no me pillan.

socks-and-sandals-chanclas-sandalias-calcetines
vía Melty (no te pierdas el post, que es muy bueno)

Ni a mi marido tampoco. So pena de divorcio.

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,279FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,199SeguidoresSeguir