Bugaboo Nuevos colores de primavera      

Generalmente, al menos a mí me ocurre, siempre nos tiramos en plancha a por lo más caro de las tiendas. Todos tenemos un ojo infalible para descubrir en las estanterías de las tiendas las cosas más costosas que tienen. No nos podemos ir a lo barato, no. Por otro lado, existen problemas (del primer mundo, entendedme, nada grave) que nos dan bastante la lata y que no terminamos de dar con su solución. La suerte es que hoy os doy solución a dos problemas muy comunes cuando tenéis un bebé por un precio bastante razonable.

Socks on

Problema uno: Mi bebé se quita los calcetines

Cuando los bebés son chiquitines les pones pantalones con pie y arreglado. Pero en cuanto crecen o en si tienen que llevar zapatos porque ya andan, estos pantalones acaban por parecer un poco ridículos. Todas las madres que conozco, sobre todo de chicos (porque con los leotardos de las nenas lo solucionas más fácil) se quejan de que sus hijos se quitan los calcetines constantemente y es una hartura. Para evitar que tus peque vaya constantemente con las piernas al aire existe una solución que no me acordaba que existía y mi amiga Raquel de Limonerías me recordó en los comentarios a este post. Se trata de los Sock ON

socks on

Son un invento de lo más simple. Se colocan sobre los calcetines de los niños y ¡magia! al carecer de talón no pueden quitárselos con tanta facilidad, sobre todo cuando son muy pequeños y se los quitan casi de manera involuntaria. Unos chismes de estos y ¡problema resuelto!

Es una cosa barata y con que tengáis uno o dos pares ya está. Podéis comprarlos aquí. ¡Problema resuelto!

Foto: Babylegs
Foto: Babylegs

Problema dos: A mi hijo se le suben los pantalones y en invierno se congela

Los bebés tienden a mover mucho las piernas. Salvo que lleven unos pantalones pitillo (y no es plan con según que edad) muchas veces acaban con los pantalones para gorro ¡y en invierno se hielan! Si es el caso de vuestro hijo, podéis utilizar unos calentadores, que además suelen ser muy molones. Los colocáis sobre los pantalones y de verdad, es casi magia. Piernas calentitas y sin problemas. Además, si teníais el problema anterior podéis ponerlos bajo el talón. También dificulta mucho que se los quiten.

Los venden en muchos sitios: tenéis en Teo y Leo o en Mis Canguritos, sin ir más lejos.

Extensor de body

Problema tres: Mi hijo es delgadísimo y no encuentro un body que le siente bien

Yo este problema no lo sufrí, pero sé de madres que se quejan de lo complicado que es dar con ropa que les valga a niños muy delgaditos. Cuando son bebés, imaginad, los bodies que les están bien de anchos no les valen por largura. Pero esto tiene una solución muy sencilla y se llaman extensores de body. Fabricarlos no tiene absolutamente ninguna complicación como veis aquí, pero si no queréis hacerlo siempre podéis comprarlos porque no cuestan mucho dinero. Son de la marca Many Months y los tenéis aquí.

¿Veis qué de buenas ideas? ¡Y ninguna cuesta más de diez euros! 

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí