domingo, octubre 20, 2019
Maternidad Los cumpleaños infantiles

Los cumpleaños infantiles

Cuando llegan estas fechas la agenda de los niños se llena de cumpleaños infantiles. Será que a los padres en verano desde que amanece apetece y de esos polvos vinieron estos lodos. Nunca mejor dicho.

Hoy en Relaxing Mom (of café con leche) diseccionamos estas celebraciones infantiles.

los cumpleaños infantiles

Hubo un tiempo en el que unos ganchitos,  bocadillos de nocilla y una tarde de diversión en casa era a todo lo que aspirábamos cuando llegaba nuestro cumpleaños. Os lo enseño. Aquí tenéis a mi yo de no sé muy bien cuántos años celebrando el típico cumpleaños de los años 80. Un puñado de amigas, siempre en un número contenido para no desmantelar nuestra casa, cuatro tonterías más, y ya tenías un cumpleaños perfectamente satisfactorio montado. Mi madre era de las que organizaba juegos y eso ya era lo más de lo más. El culmen de la sofisticación.

cumpleaños vintage

Ahora los cumpleaños son infinitamente más complicados. Y lo son porque las madres somos gilipollas idiotas y nos hemos querido complicar la vida por encima de nuestras posibilidades pensando que todo es poco para nuestros polluelos. Lo que yo te diga, idiotas. Así hemos generado tales expectativas que cinco meses antes ya tengo a mis hijas preguntándome que cuándo y dónde vamos a hacerlo este año. ¿Quién tiene la culpa? Yo. No busquéis otra culpable.

¿Y dónde lo celebro?

Antes los cumpleaños infantiles se celebraban en casa o en algún sitio que tuviera la familia. Cuando eras más mayor ya te ibas complicando la vida (ir al parque de atracciones, el súper sueño), pero cuando éramos pequeños venían a casa y tan contentos. Ahora he de reconocer que algo hemos avanzado y los cumpleaños se suelen celebrar fuera. Recuerdo cómo quedaban las casas después de recibir a los amigos y como hija muy guay, pero no me gustaría ser la madre que tiene que recoger ese desaguisado

Niños en un cumpleaños infantil
Niños en un cumpleaños infantil

Ahora nos vamos fuera y hay que elegir entre Guatemala y Guatepeor. ¿Elijo un parque de bolas, que da un dolor de cabeza de la muerte y voy a quererme morir a los cinco minutos de estar ahí o me pongo creativa y me dejo un pastón llevándolos a otro sitio? El problema es que todo el mundo está como tú: los sitios mejores ya los han descubierto otros antes y cuando tú vas a ir resulta que ha perdido la emoción de la novedad. Así que además de gastarte un pastuz tu hija te mira con cara de «me has decepcionado mamá».

Expectativas vs realidad
Expectativas vs realidad

Vale, lo hago yo misma

Has localizado un local genial y dices «¡venga, me lo organizo yo misma!» ¡¡¡QUÉ HACES, LOCA!!! Te vas a hinchar a visitar Pinterest buscando inspiraciones, te vas a pegar la panzada padre para organizarlo, te vas a dejar una pasta gansa … y tu resultado va a ser más digno de Pinstrosity que de Pinterest.

Nunca, repito nunca, te va a quedar suficientemente cuqui. En tu mente todo sonaba genial y pintaba de lujo… pero luego tú lo ves y cualquier parecido es pura coincidencia. Asúmelo: tú no vales para esto.

Así es como no te queda
Así es como no te queda

Un año además sorprendí a mi hija diciéndole a otra con admiración «Es que mi madre lo compra todo en China. ¡En CHINA!». O sea, estaba fardando de mi cutredad. Como si en lugar de en Aliexpress lo hubiese comprado todo en Gucci.

¡Tierra, trágame!
¡Tierra, trágame!

¿Y a quién invito?

Si fuera por tus hijos, a toda su clase, sus padres, hermanos, y hasta a la vecina del cuarto que te cruzas en el ascensor por las mañanas. Tú miras tu bolsillo y le dices, lo siento, pero aquí hay que recortar o tendré que ponerme a hacer la calle para pagarlo. Y aquello se convierte en una negociación que ni las de la ONU

– Puedes invitar a diez
– Pero es que me salen quince
– Pues quita cinco
– Quito a… ¡mi hermana!

Pues lo normal, se empieza quitando por lo que sobra.

Pero es que ¿cuál es el criterio? ¿Invito a los que son amigos-amigos? ¿A los que me caen bien pero no son muy íntimos? ¿A los que me han invitado a su cumpleaños? ¿A los hijos de los amigos de los padres? No es fácil, no.

¡invítame a mí! ¡Invítame a mí!
¡Me han invitado! ¡Yuju!

¿Y es con padres o sin ellos?

Cuando los niños son muy pequeños está claro: normalmente salvo que explícitamente te digan lo contrario los padres se quedan. Cuando son mayores se sobreentiende que se van porque ahí no pintamos nada. Pero ¿y entre medias? ¿Cómo lo haces para no ser una siesa y dejar a los padres fuera del cotarro?

Pues los hermanos tampoco estaban invitados
Pues los hermanos tampoco estaban invitados

En general, llega un momento en el que tú supones que si es en un sitio fuera de casa si no te dicen lo contrario ni padres ni hermanos están invitados. Y si es en casa de alguien… pues depende.

muppet cumpleaños
He soltado al niño en el cumpleaños ¡CORRE!

El regalo

En los cumpleaños infantiles se nos está yendo la mano, en serio. Es verdad que antes en un cumpleaños te traían mil puñetas variadas que a ti te volvían loca pero tu madre sólo podía pensar dónde las iba a meter y está bien que nos organicemos para comprar un regalo conjunto. Pero es que cualquier día le regalaremos a los niños un coche como en el Precio Justo o un apartamento en Torrevieja (Alicante) como en el Un, Dos, Tres. ¡Si es que somos unos exagerados!

el precio justo

El día del cumpleaños

Tu criatura lleva espídica un mes con una emoción difícil de controlar y el día del cumpleaños está que se sube por las paredes. Sabe que es un día en el que lo vale todo. Va a poder comer todas esas cochinadas que tiene vetadas habitualmente, tiene una decoración a su gusto, a sus amigos, regalos… ¿cómo no va a estar emocionado? Y la emoción conlleva aceleración. Mucha aceleración.

Cumpleaños payaso
Tanto azúcar y guarradas ¿Qué se puede esperar?

Total, que te has pegado la panzada y resulta que cuando todo está montado, preparado etc… tu hijo y sus amigos deciden pasar de todo e irse a la piscina dejándote a ti plantada con tu decoración y tus juegos, con tres palmos de narices. Así es la vida…

Cumpleaños atención
Mami no te flipes. Hago lo que quiero con mi pelo

Foto: Flickr

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

11 COMENTARIOS

  1. ¡Buenísimo!¡Qué razón tienes! Si es que nos encanta complicarnos.
    Yo soy de esas madres que parece que más que un cumpleaños estoy organizando una boda. ^_^’
    El mes pasado fue un cumpleaños temático de La Patrulla Canina para la mayor ( ¡En menudo berenjenal me metí!) , y este mes estoy organizando para la pequeña un cumple de la Minnie Mouse. (Sí, sí, mis dos hijas también nacieron en esta época, supongo que fruto del buen tiempo 😉

    Sí queréis saber al final como salí «airosa» organizándolo, tenéis los detalles en el blog de MamáDeNuevo.

    ¡Un saludo!

  2. Tienes toda la razó!!!, el próximo año una que sé yo, invitará (sólo) a las amigas de verdad, …..ya van siendo mayores para tontadas.

  3. En el cumple del #herederochiquitito hubo una madre que me llamó para venirse media hora antes porque su hijo no podía de los nervios XD (por cierto, lo celebré en el patio de mi madre para jolgorio de los vecinos ajenos)

  4. Para mí cada año es más dramático ¡y eso que mi bichilla solo ha celebrado 2! Aquí el problema es que mi marido tiene tantas tías abuelas y primas y yo no sé qué más, que tienen que estar de cuerpo presente en todo, por lo que nos juntamos con 40 viejos y 2 niños. Un fiestón… Este año estoy por decir que me llevo a 4 niños al Burger King y por 3,95 los harto de comida basura con regalito incluído y a tomar viento.

  5. Yo creo que en el cole de mi hija no lo tenemos muy mal organizado. Lo normal es alquilar una sala de estas de fiestas, que te vale lo mismo si invitas a 10 niños o si invitas a 25. Y ahí ya cada cual… El local lo tienes, tienes piscina de bolas y otros juegos y sistema de música y luces de discoteca. Tú pones la decoración y la comida. Los padres, algunos se quedan y algunos se van, pero con tener cervezas y un poco más de comida (que los niños casi ni tocan), solucionado. Y para regalo, hacemos regalo conjunto pero con moderación, unos 10 € por niño y ya da para algo chulo pero no desorbitado.

  6. Yo vere si lo puedo hacer en un vadepizza con los mas allegados y a tomar por saco,no voy a dar de comer a un monton de gorrones q no aguanto ni hablo nunca pir compromiso, prefiero q sesmos 10 pero con los q este a gusto y ni porque me invitaro. A su cumple los invito porque yo no le pedi q me invitara y no me da la gana q venga de dominguera con toda su familia al cumpleaños de mi hijo en fin,eso haré.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

48,939FansMe gusta
14,131SeguidoresSeguir
7,307SeguidoresSeguir