Mis habilidades culinarias son muy limitadas, ya sabéis. A mí cocinar me gusta lo justo y generalmente voy a tiro hecho, sin complicarme mucho la vida. Pero un día me hacía ilusión hacer cookies americanas y di con una receta tan espectacular que ya nos la hemos quedado para nosotros.

En el cole de mi hija tienen que hacer expresión oral y les propusieron hacer una receta de cocina. Ella es muy fan de estas cookies y no sólo eso ¡es que sus amigas también! así que aprovechando que tenía que hacer un powerpoint con el proceso hice yo también alguna foto para enseñároslas.

Que no son galletas para todos los días porque engordan de mirarlas, sí, pero bueno, para hacerlas así de higos a brevas pues están bien.

Cookies americanas

Cookies americanas

Receta sacada de aquí
  1. Batimos la mantequilla con el azúcar. La mantequilla tiene que estar en pomada, así que es importante que la hayamos sacado del frigo con antelación para que esté con una textura fundente.
  2. Añadimos el huevo y el extracto de vainilla. A mí me gusta especialmente el extracto de vainilla de HomeChef, que da muchísimo sabor y tiene una textura espectacular.
  3. Tamizamos el bicarbonato + la sal + la harina con un colador grande. La idea es que no nos queden grumos y la textura esté mucho más ligera.
  4. Añadimos con una espátula las pepitas de chocolate. En la receta original son de chocolate negro, pero yo las he hecho con pepitas de chocolate blanco o chocolate con leche e incluso con frutos desecados.
  5. Metemos un ratito en la nevera la masa para que sea más sencilla de manejar la masa. Precalentamos el horno mientras tanto y preparamos una bandeja con papel vegetal.
  6. Sacamos la masa y hacemos pequeñas bolitas que aplastaremos. Con esta masa nos dará para unas 30 galletas de un tamaño mediano, cunde bastante.
  7. Las galletas tienen que estar unos 10 minutos a unos 180º. Lo ideal es que controléis lo que les cuesta en vuestro horno porque cada uno es un mundo.
  8. Sacamos y dejamos enfriar.

Cookies

Cookies americanas

Os aseguro que son canela fina y que están buenísimas. Como digo, no es algo para comer desaforadamente ni todos los días, pero para un momento especial merecen la pena sin duda. ¡Les encantan a todo el mundo!

Las que veis en el post por cierto son las que ha hecho mi hija de 10 años así que además de ser unas cookies americanas riquísimas ¡es que son súper fáciles de hacer!

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí