Bugaboo Nuevos colores de primavera      

En cuestión de moda infantil mi gusto ha evolucionado mucho en estos años. Me gustaban las prendas muy exageradas y divertidas pero por el camino me he ido volviendo minimalista. Me siguen encantando las cosas que tienen sentido del humor, pero creo que he ido quitando lo supérfluo con los años. Hoy os traigo una marca pequeña, de origen gallego pero que apenas me la enseñó una amiga me enamoré. Me parece una delicia de prendas tanto para los bebés como para los niños pequeños. Se llama Mimico Kids.

mimico kids

Detrás de la marca están dos hermanas gallegas a quienes la maternidad le hizo replantearse sus carreras profesionales. ¡Y vaya maravilla de resultado! En Mimico Kids todo habla del amor por el trabajo bien hecho, por las cosas bien pensadas y el resultado es una colección de moda para bebés y niños que es sencillamente estupenda. Me gustan muchísimo los estampados (el de florecitas es directamente para morirse de bonito y resulta muy muy muy inspirador) que son, por cierto, propios.

La ropa se confecciona en pequeños talleres gallegos para no perder su esencia y ganarse a pulso el adjetivo de sostenible. Si os fijáis, utilizan botones de madera para cerrar las camisas, un detalle precioso, pero es que el algodón es orgánico para respetar las delicadas pieles de los niños. Especialmente cuando son bebés es importante elegir materiales respetuosos porque no todo vale y cada vez son más comunes afecciones como la dermatitis atópica.

Mimico Kids

En las prendas de Mimico Kids veis que predomina la sencillez en el patronaje. Se busca que los niños se sientan cómodos en sus prendas y puedan moverse bien. Menos es más, algo que comparto sin duda. Los niños son preciosos sin necesidad de emperifollarlos hasta las cejas con volantes, estampados imposibles y un mar de puntillas. Un detalle es más que suficiente.

Mimico Kids moda infantil sostenible

conjuntos bebe mimico kids

Además esta sencillez es la que le aporta versatilidad porque estas prendas las podemos utilizar lo mismo para un día común que si tenemos un evento un poco especial. Le ponemos una chaquetita a juego y les peinamos de modo un poco especial (bueno, en el caso de mi hija, les peinamos, y ya, que siempre parece que se ha peleado con un gato antes de salir de casa) y ya tenemos un conjunto monérrimo y muy ponible.

Adoro esta nueva corriente de tiendas con prendas de aire sencillo, un punto artesanal y mucho diseño. Me parecen todo un acierto.

Más información:

 

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí