Cuando tenemos que hacer regalos para una embarazada al final todos vamos a lo práctico: regalos para el bebé que va a nacer. Lo cierto es que tendemos a desaparecer y nosotras mismas acabamos pidiendo cosas para los peques. Y cuando es el primero, vale, pero ¿cuando es nuestro segundo, tercer churumbel? La mayor parte de las veces tenemos de todo para ellos así que yo propongo hacer regalos para la madre, porque oye, nosotras lo valemos y gestar a un bebé, por mucho que algunos se empeñen en decir, tiene su aquel.

regalos para una embarazada. Embarazada lánguida

10 regalos para una embarazada

cojin nuvita

1. Un cojín de lactancia

La verdad es que hay quien aborrece los cojines de lactancia y que los encuentra la cosa menos útil del planeta. Pero yo soy TAN TAN TAN fan. Llevo diez años durmiendo con uno (no el mismo, obviamente) y le doy tantísimo uso que no podría vivir sin él. El mío actual es éste de Nuvita que veis aquí en la foto y es una maravilla. No puedo saber si para dar el pecho es igual de cómodo que los normales, pero el hecho de que tenga esta forma, con las esquinas más delgadas resulta fantástico para el sueño. Si no habéis dormido con uno os lo recomiendo sin duda, embarazadas o no. Es lo más y sirve para casi todo. Además de para dormir es comodísimo para hacer whatever en la cama (y no penséis mal, cochinotes)… sirve para apoyar el portátil, para estar más cómodas leyendo ¡a mí me encanta!

botella contigo

2. Una botella para el agua

Pues una de las cosas que sabréis es que cuando se da el pecho te entra una sed del horror más absoluto. Te beberías el agua de los floreros si hiciera falta y fijaos bien que digo agua y no alcohol porque éste pasa a la leche y deberíais absteneros. Las mujeres en esa época de nuestra vida solemos ir pegadas a una botella de agua y la verdad, una botella chula para agua es un regalo genial. Tenemos la opción del vidrio, que a mí me encanta y también es genial este termo de Contigo. Yo lo conocí hace muchos años y hemos tenido hasta hace cuatro días uno pequeñito que llevaba mi hija a clase de gimnasia. Ahora uso yo uno para mis clases de zumba, concretamente éste que veis en la foto. Lo que más-más-más me gusta es que el cierre es el más hermético que he visto en mi vida y que no tenéis que sufrir pensando en si se os abre y os pone la bolsa perdida. No va a pasar. Además mantiene frío y calor, que si estáis pensando en llevar bebidas calientes en invierno o agua fría en verano también es un punto.

3. Un bolso chulo

Dentro de los regalos para una embarazada un clásico es un bolso. Yo, sinceramente, huyo de las paneras o bolsos más clásicos de bebé porque una vez que crecen un poco te quedas ahí con un bolso que no te sirve para nada. Si he de elegir sin duda prefiero uno que luego tenga apaño para después y un poco más de vida útil. Me encantan las propuestas de Rosbags porque son bolsos de super calidad y que luego son mega utilizables (yo el mío me lo llevo aún hoy muchas veces de viaje) y si te gustan las cosas más locas tienes los bolsos de Ju-ju-be que conocimos en la feria de puericultura que me parecieron la pera limonera.

https://www.boolino.es/es/libros-cuentos/relaxing-mum-cafe-con-leche/

4. Un libro

Cuando di a luz a mis hijas una de las cosas que más hice fue leer. Leí como si no hubiese un mañana porque a veces las tomas eran eternas y así me entretenía. Leí de crianza, leí novelas, leí… bueno ¿qué no leí? Permitidme un poco de autobombo aquí: si queréis echaros unas risas os recomiendo mi libro Relaxing Mum con Café con Leche, un libro pensado para madres que desean tomarse la vida con algo de humor y quitarle hierro a la maternidad. Sí que os pediría que si lo leéis me digáis en redes lo que os ha parecido, sea bueno o malo. Siempre me gusta agradeceros vuestro tiempo.  Puedes comprarlo aquí.

sudio vasa bla

5. Unos auriculares inalámbricos

Por lo mismo que lo anterior. Es posible que os hinchéis a leer o también que escuchéis más música o más la radio que nunca. A veces se os quedará dormido el pichón encima y no querréis molestarle y los auriculares inalámbricos son, de lejos, más cómodos que los que tienen cable. Tenéis varias opciones: a mí me gustan mucho los Sudio Vasa Bla que son los que tengo yo pero si queréis una alternativa muy bien de precio hay otras versiones en Amazon que están genial y son baratísimos.

Martina de No sin mis hijos retratada por Violeta Rodríguez con su hija pequeña

6. Una sesión de fotos

Yo no tengo demasiadas fotos embarazada, ni tampoco fotos profesionales de mis hijas de recién nacidas. Ahora lo haría sin dudarlo. Buscad un fotógrafo que os dé confianza y conseguiréis cosas tan preciosas como esta foto de mi amiga Martina con su hija que resplandece luz. Tenéis un montón de recomendaciones de fotógrafos en el blog pero ya sabéis que las dos mujeres que más me gusta que me saquen en foto son Violeta Rodríguez en Madrid e Isabel Oli, de La ventana de Olivia en Zaragoza. Las dos tienen luz pero es que además son muy buena gente, algo que es básico en una sesión de fotos. Nada como sentirte cómoda con quien te está retratando.

7. Una cesta de cremas

Os aviso: yo soy un desastre absoluto para las cremas. A mí no me vuelven especialmente loca pero es cierto que las cremas nos ayudan un montón. Las que tienen rosa mosqueta por ejemplo son maravillosas para evitar las estrías y ayudarnos con la elasticidad del suelo pélvico. La hidratación es básica en el embarazo y os lo van a agradecer un montón.

yoga embarazadas

8. Unas sesiones de yoga para embarazadas

Durante el embarazo es posible realizar ejercicio físico pero es mejor que sea de bajo impacto y siempre controlado. El yoga por ejemplo es una buena actividad. En Mamifit, sitio del que me han hablado muy bien, hacen clases de gimnasia específicas para embarazadas y tienen locales por toda España. También es una buena idea regalar unas clases de hipopresivos para después del parto. Son fantásticos para evitar las diástasis abdominales que influyen tanto en el estado del suelo pélvico, que es básico para todo.

agenda malasmadres

9. Una agenda

El que no tiene cabeza tiene pies. Si algo decimos las mujeres que hemos dado a luz es que tenemos bastantes lagunas mentales y si de normal es importante apuntar las cosas después del parto más. Luego se pasa, eh, que volvemos a ser nosotras. Este año mi agenda es la de Malasmadres y mola tres puñaos.

joyas para mamas fauna y flora
Fauna y Flora, colección 2017

10. Una joya para ella

Ya lo decía Marilyn: los diamantes son los mejores amigos. No hace falta que regaléis joyones si no queréis (o no podéis) pero una joya siempre es bienvenida, sobre todo porque te recuerda el motivo por el que te la regalaron. Es, de hecho, el regalo que hemos hecho a las últimas embarazadas y concretamente compramos cosas en esta tienda Fauna y Flora que nos

Foto principal: embarazada vía Shutterstock

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí