Bugaboo Nuevos colores de primavera      

Seguro que habéis oído esto de que Bébécar sólo hace carritos clásicos. No os culpo: hace muchos años yo también pensaba esto. Luego tuve ocasión de conocerlos más y mi percepción cambió totalmente. Es verdad que Bébécar es muy fuerte en el segmento más clásico del mercado, pero también han introducido productos tremendamente novedosos y prácticos como Spot+ y muy modernos como el acabado natura. Hoy dan un paso más allá y se lanza al mercado Bébécar I-Top, un producto que destaca por su diseño inspirador, un enfoque deportivo, la alta calidad de sus materiales y la fantástica experiencia de conducción que es desde siempre una de las marcas de la casa.

Bébécar I-Top. Frescura y modernidad

Bébécar I-Top es un cochecito sobre todo urbano. Si bien a los coches de corte clásico se les achaca una falta de practicidad y resultan más limitados si nuestro día a día consiste en un mete-saca constante del cochecito en el maletero, I-Top está pensado precisamente para este tipo de personas que están en constante movimiento. Es un coche tremendamente ligero que se pliega con la silla puesta y sin necesidad de agacharse, pero es que además lo consigue sin renunciar a la comodidad de los peques: tiene un capazo rectilíneo con respaldo reclinable, sistema de ventilación, asa integrada y mayor profundidad.

Carrito Bébécar I-Top

Además incorpora la silla perfecta homologada para usar desde el nacimiento, reversible, con capota extensible, plegable y reclinable que tumba completamente para conseguir que el bebé descanse sobre una superficie plana. En mi caso por ejemplo mis hijas no fueron nada fans del capazo (pero NADA) por eso agradecí poderlas llevar desde que eran muy pequeñas en la posición completamente tumbada de la silla. Es importante que sea una posición completamente reclinada para que las espaldas de los peques no sufran. Deberemos llevarlos así hasta que puedan sentarse.

Si se quiere, se puede acoplar al chasis su propia silla de grupo 0+ gracias al sistema Easylock. Luego podemos pasarla al automóvil, bien a la base isofix si la tenemos o sujetarlo con los cinturones, ya que permite las dos opciones. Yo personalmente recomiendo utilizar esta opción del portabebés acoplado al chasis siempre con mesura: vale que podemos sacar al bebé del automóvil en su grupo cero si va dormido y tenerlo un ratito en el cochecito por comodidad, pero recordad: ningún bebé ni en la silla ni el automóvil debería estar más de dos horas en la posición que adoptan en el grupo cero. ¡Nada de irnos a pasear sin hora de vuelta con el portabebés! Por otro lado si vais a utilizar esta opción con relativa frecuencia por favor planteaos comprar la base isofix para aseguraros que siempre en el automóvil está bien colocado el grupo cero.

5 highlights sobre Bébécar I-Top

1. Chasis I-TOP

Chasis Bébécar I-Top
Chasis Bébécar I-Top

El chasis destaca por su ligereza a primera vista. Nada de cosas tremendamente pesadas que dificultan los movimientos de plegado y guardado. El chasis I-Top además cuenta con cojinetes autolubricados y rodamientos interiores blindados que permiten que los coches se muevan sin esfuerzo. Para mí es uno de los puntos fuertes de Bébécar sin duda: sus coches se mueven como la seda y tienen una suspensión maravillosa en absolutamente todos y cada uno de los modelos que he probado. Es comodísimo para el que los lleva, pero también para los bebés porque no nota absolutamente ninguno de los baches, ni de los bordillos ni de nada.

Todos los colores con chasis ANODIZADO
Todos los colores de tapicería con el chasis anodizado

En cuanto a acabados, el I-TOP destaca por sus opciones de color con dos acabados de chasis muy distintos: pintado (negro) y anodizado (gris). Este último, súper novedoso, cuenta con un proceso de protección especial contra los agentes atmosféricos, humedad, lluvia, calor y sol para conseguir que sea aún más resistente durante su uso y pueda utilizarse en perfectas condiciones de revista para más de un bebé.

Todos los colores con chasis NEGRO
Todos los colores de Bébécar I-Top con chasis negro

El manillar del carrito viene forrado en ecopiel y es regulable en altura. Si necesitamos quitarlo, sale con un sólo click.

detalle del manillar de Bebecar I-Top
Detalle del manillar extraíble de Bébécar I-Top

2. Cuando el tamaño sí que importa

Porque hay veces en las que sí que es interesante que el carrito pliegue bien, fácil y rápido. I-TOP cuenta con un cierre telescópico que permite plegar el carrito sin ni siquiera agacharnos. Además, una vez plegado se mantiene de pie. Ocupa muy poco espacio, pero si queremos además reducirlo un poquito podemos quitarle las ruedas con un sólo click.

Plegado Bebecar I-Top
Plegado Bébécar I-Top

3. Un capazo novísimo

El capazo de Bébécar I-Top está pensado para resultarles muy cómodo a los niños (lo mismo aquí mis hijas hubiesen aguantado más porque ¡me tenían frita!). Es un capazo de líneas rectas que aumenta su profundidad y gana en espacio. Si yo fuera bebé estaría encantada de ir en los capazos de Bébécar: tiene una perfecta transpiración gracias al tejido tricapa, un colchón con respaldo reclinable con cuatro posiciones antiahogo y y revestimiento extraíble para poderlo lavar con facilidad, que ya sabemos todos lo comunes que son las bocanadas y este tipo de cosas.

capazo bebecar itop
capazo bebecar i-top montado, extraído y plegado

Y si vuestro bebé va en capazo en verano tiene visera, capota y cubrepiés que
integran un índice de protección solar UPF50+ y para una ventilación extra incluye rejilla en su capota y un sistema de ventilación regulable en su base. Si vuestro bebé llega a casa dormido, la base se balancea para relajar al peque o podemos ponerla fija e instalarla en el soporte Easylock Stand que se vende por separado.

Cuando nuestro bebé ya no lo utilice el capazo se pliega de forma compacta para poderlo almacenar sin ocupar apenas espacio, que bastantes cachivaches tenemos en casa ya ¿verdad?

4. La silla I-Top

Con este carrito de bebé podemos pasar a la silla a nuestro peque si lo necesitamos desde el primer día. Como os decía más arriba mis hijas odiaban ir en capazo porque no veían nada, así que se rebelaban constantemente. Fue pasar a la mayor a la silla y calmarse… la pequeña fue otra historia. Si hacemos esto debemos asegurarnos de que la silla va completamente tumbada porque el bebé no tiene la musculatura para aguantar su peso en posición ligeramente vertical.

Silla Bébécar I-Top
Silla Bébécar I-Top tumbada

Esta silla tumba por completo. Cuenta con una capota extensible, plegable y tremendamente grande para evitarnos el rollo de tener que ir con una sombrilla (que es insufrible, por experiencia). Esta capota tiene una rejilla para ventilación extra y protección solar sobre todo pensando en el verano.

Capota con ventilación de I-Top
Capota con ventilación de I-Top

En cuanto a la orientación podemos ponerla mirando al conductor o al frente con un solo click gracias al sistema Easylock.

5. Accesorios

Si eres de los que quieres una experiencia aún más completa Bebécar I-Top cuenta con una gama de accesorios realmente extensa: plástico de lluvia, saco, sombrilla, bolso, elevador HIGH UP, soporte de Easylock stand y su propia silla de Grupo 0+ (0-13 kg) que
también dispone de su propia EASYMAXI base ISOFIX RX (aunque puede instalarse sin ella).

En resumen…

Bebecar i-Top

Bébécar I-Top es un cochecito fabuloso para aquellas personas con ritmos de vida urbanos, en los que la ligereza, el manejo y el plegado son importantes pero que al mismo tiempo no quieren renunciar a las comodidades tanto para el bebé como para ellos. Digamos que cuenta con las ventajas de un cochecito de bebé sumado a las ventajas y prestaciones de una silla de segunda edad ligera. ¡Nos ha encantado!

Mas información:

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí