Hace apenas una década reconozco que apenas sabía nada sobre celiaquía, pero entonces pasó que mi hija mayor comenzó a ir a clase con una niña que sufría esta enfermedad. ¡Bendita la vida que nos pone a personas distintas en nuestro camino y nos permite aprender! A raíz de entonces empecé a familiarizarme con la celiaquía, que es una enfermedad autoinmune, así como las alergias o sensibilidades al gluten, que no son exactamente lo mismo (podéis leer más de esto aquí).

Pan sin gluten en La Mar de Cookies

Una vez que conoces a una persona con algún tipo de intolerancia, alergia o sensibilidad no vuelves a ver la comida de la misma manera. Durante un mes tuve que hacer una dieta exenta de lactosa y gluten y pude comprobar en mis propias carnes lo complicado que es y lo difícil que todo te lo pone. Te vuelves una experta en mirar etiquetas y acabas familiarizada con conceptos como las trazas y la contaminación cruzada, que son los grandes enemigos. Hace unas semanas, en pleno fragor de nuestro apoteosis fin de curso tuve ocasión de ir a La mar de cookies, un establecimiento cuya central está en Zaragoza pero que se está expandiendo por todo nuestro país especializado en pan y repostería sin gluten y sin lactosa.

La mar de cookies. Obrador.

No es lo mismo que te detecten la celiaquía cuando eres muy pequeño que cuando te lo diagnostican de adulto. Renunciar al gluten es mucho más complicado cuanto más habituados estamos a su sabor porque lo cierto es que muchas de las cosas que no lo tienen no son precisamente fabulosas. Así que un obrador especializado en productos sin gluten y sin lactosa tiene un gran hándicap para el consumidor, que es el sabor y otro para quien tiene que hacer los productos que es que el mundo de la repostería y panadería ha trabajado sin duda mucho más el mundo del gluten que el exento de él. Investigar recetas que sean ricas y que tengan la consistencia adecuada es prioritario.

Yo no tenía ni idea de cómo iba a saber aquello porque, sinceramente, toda la repostería y pan sin gluten que había comido era tirando a malo … así que no sonaba muy prometedor SIN gluten y SIN lactosa. ¡Y MADRE MÍA! No podía estar todo más rico. No «rico en comparación con otra repostería sin gluten». Rico en abstracto. En comparación con la vida. YUM YUM.

La mar de cookies es un obrador orientado primariamente a quien no tiene en sus manos muchos sitios donde comprar, pero una persona sin intolerancia puede comer sus creaciones exactamente igual y quedar plenamente satisfecho. Os lo prometo, al probar sus cosas pensé que por una vez las personas con intolerancias no iban a ser gente de segunda, destinados a comer cosas maluchas nada más. Se merecen buenas creaciones, igual que el resto.

Mar, su impulsora nos contó que comenzó a cocinar sin gluten para un amigo celíaco de su hijo al ver que sus opciones eran muy limitadas en los cumpleaños y celebraciones. Mar es toda una fuerza de la naturaleza, con un ímpetu y una energía espectaculares y le pone a todo corazón. Me encantan las personas como ella porque no conciben llevar a cabo un proyecto sin pasión. La mar de cookies nació hace sólo dos años y ya son muchas las franquicias que tienen por España porque sin duda es un proyecto muy necesario.

En La mar de Cookies el cuidado es extremo porque las trazas no son algo con lo que se pueda tontear. Por ejemplo cuando llegamos al obrador nos pidieron que guardáramos los móviles en la medida de lo posible y que si necesitábamos usarlos nos laváramos siempre las manos antes porque eran un peligro para la contaminación cruzada. Mar nos contó que el cuidado es extremo en este obrador en el que no entra nada ni con gluten ni con lactosa. Absolutamente todo es apto y no tiene ninguna de las dos cosas porque así era más fácil evitar la contaminación cruzada.

Podéis comprar en La mar de cookies en sus tiendas físicas y en el obrador, pero también online y sirven a todo el país productos de panadería, pastelería y repostería. Está todo tan rico y hecho con tanto amor que para las personas con intolerancias no puedo más que recomendarlo. Hicimos un pan con semillas espectacular que aguantaba además en perfectas condiciones varios días, palmeras con el hojaldre más rico que he probado en mucho tiempo, rolls rellenos de mermelada de fresa y albaricoque bañados en chocolate que hacía que se te saltaran las lágrimas.

Bandeja de palmeritas sin gluten
Bandeja de palmeritas sin gluten

¿Es un poco más cara que la repostería tradicional? Lo es, como también lo son las materias primas. También os digo, se nota, especialmente en el pan que no tiene nada que ver con los panes gomosos y prefabricados de otros sitios. Aún así, no es un precio escandaloso y está justificado, a mi modo de ver.

Si tenéis a alguien cercano con intolerancia al gluten o a la lactosa en serio, no dejéis de probarlo.

Más información y tienda online:

1 Comentario

  1. hace tiempo que conozco La Mar de Cookies aunque por suerte no estamos en casa ningún celíaco. Sé de una chica que cuando tiene a laguien que va a ZGZ y se puede pasar le traen cosas, y sí, dice que está muy rico, pero sí, que es caro. Cierto es que no es lo mismo la calidad de un obrador que del súper

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.