domingo, septiembre 27, 2020
Bebés Babynomade de Red Castle, un arrullo imprescindible

Babynomade de Red Castle, un arrullo imprescindible

Una cosa que me parece un gran invento sobre todo para los niños que nacen de cara al otoño – invierno es el Babynomade de Red Castle, y que en España distribuye Babyemporium. El Babynomade, para mí, es uno de los mejores arrullos que existe sobre todo porque tiene muchos más usos que uno tradicional.

Hasta ahora se comercializaba en un tejido polar fleece muy calentito que lo hacía muy amoroso en los tiempos fríos. Sin embargo, para los días más cálidos no había quien lo utilizase porque era excesivamente abrigado. Esto lo han solucionado lanzando una línea Fleur de cotton, en la que el Babynomade está hecho de un suave algodón. Aún así, sinceramente, no creo que para verano-verano sea lo más adecuado, por lo menos en ciudades con 40 grados a la sombra.

Babynomade Redcastle 02

Lo que le hace distinguirse entre otros arrullos es que con el Babynomade el niño queda amorosamente abrazado y sobre todo, que hace difícil que él solito pueda destaparse puesto que está sujeto por varias cintas con velcro. Se coloca al bebé en el centro, se le sujeta con las cintas con velcro ajustables, se le pone la capuchita y luego se le envuelve con el resto. Para los días muy fríos es una gozada porque es prácticamente imposible que se lo quiten.

Por otro lado, en la parte inferior tienen unas perneras que, además de evitar que se destape, vienen muy bien para poder utilizar el Babynomade en los grupos cero, puesto que permiten abrochar los arneses sin problemas. Si lo intentáis con un arrullo tradicional, veréis que es muy complicado porque se le queda mucha tela entre las piernas y es difícil abrocharlo.

Babynomade Redcastle

Para mí sólo tiene dos pequeños peros. El primero es que para mi gusto, el tejido polar es excesivo. O hace mucho, mucho, mucho frío o si no se recuecen. Es demasiado abrigado. No he podido ver el nuevo tejido de algodón, pero seguro que está muy bien. Y el segundo pero es que, aunque dicen que es apto para niños de 0 a 6 meses, en la práctica no aguanta tanto tiempo ni de coña. Mi hija pequeña ha sido y es bastante minipún y con 6 meses se lo podía poner como gorro. Ni os cuento con la mayor, que encima era grandota.

Aún así, a mí me parece un gran invento que os sacará de muchos apuros y que os vendrá muy bien. Merece mucho la pena pensar en él cara a una canastilla sin duda.

Puedes comprarlo aquí

Artículo anteriorLucky Wang, ropa de inspiración japonesa
Artículo siguienteElegir cuna
Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,267FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,193SeguidoresSeguir