martes, septiembre 29, 2020
Bebés Botella de agua de Contigo

Botella de agua de Contigo

Mi casa es un reino y no una república. La princesa mayor es muy del pueblo, también os lo digo. Y está apuntada a gimnasia rítmica. Cuando va a clase tienen que llevar una botellita de agua para reponerse del esfuerzo que supone estar con el culo parriba y pabajo todo el santo rato. Yo me canso sólo de verla… Así que hasta la fecha nos las hemos apañado llevando un botellín de agua de los de toda la vida.

contigo

Hicimos dos probatinas con sendos recipientes que compramos pero no.. se salían. Estaba hasta el moño de ellos hasta que di con esta botella de Contigo. ¡Un invento!

Nosotros no queríamos nada sofisticado. Sé que venden termos de agua, pero son demasiado grandes y demasiado sofisticados. Lo que yo quería era un recipiente cómodo en el que las niñas pudiesen beber fácilmente y sobre todo que no tuviera pérdidas. Su uso primario era, básicamente, el que se la puedan llevar a gimnasia y que la mochila no acabe perdida de agua. Pero a veces por la noche cuando Mencía no se quiere dormir pide agua de manera compulsiva. Y anda, prueba tú a quitarle la botella / el vaso / el lo que sea. El choto que se agarra es de los de aúpa. Así que nos hemos levantado a veces con la cuna mojada y todo.

Con esta botellita se acabaron los sufrimientos (hombre, sufrir de morirme, no, pero vamos, que sabía que necesitaba una solución). Aparte de que es monísima, en un rosa bastante vivo (casi fluorescente, diría) es que es superpráctica. Lo mejor de todo es que es hermética del todo. Va a rosca, pero cierra perfectamente. Y como tiene un mecanismo de autoseal (o dicho en cristiano, que cierra solo) si no estás utilizándola no se abre. Para abrirla sólo hay que oprimir el botón y se abre la boquilla. En el momento que sueltas, vuelve a su sitio.

He intentado beber yo, y está muy bien porque la tapa no es recta sino con un poco de forma. De esta manera, la nariz no choca y se puede beber muy cómodamente. Tiene también un agujero para que no haga vacío y entre el aire entre sorbo y sorbo.

En general, resulta muy ergonómica. Se agarra fácilmente y tiene la base antideslizante. Y con un antideslizante de verdad. En cristal me cuesta moverla, lo que impide que por el peso se vuelque fácilmente.

Es lavable en lavavajillas (¡bien!), cada parte por separado. El plástico es muy grueso y aunque no tiene regulación térmica, o lo que es lo mismo, en teoría no mantiene el fresquito, también es verdad que el agua aguanta sin ponerse sopa mucho más tiempo que con el plástico tradicional.

La única pega que podría tener es que el botón va un poquito duro. Para los niños más mayores no hay tanto problema porque no va tan duro como para que no puedan, pero los que son realmente chiquitajos no pueden utilizarla solos. Mencía, por ejemplo, no tiene fuerza para oprimirlo ella sola, pero la mayor sí.

¡Me gusta muchísimo y a Aldara también! La podéis comprar en Chincha Rabincha en dos combinaciones de colores (rosa/amarillo y azul/verde) por 19,00 euros.

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

12 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,268FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,191SeguidoresSeguir