sábado, septiembre 26, 2020
Mujer Guía de la buena esposa

Guía de la buena esposa

Hace un tiempo vi esta Guía de la buena esposa colgada en las fotos de una amiga en facebook. Me dediqué a investigar y al parecer lleva rulando ya un tiempo (una, que es el tren de la una y se entera siempre la última) y dos, que parece que no es real. Quiero decir, que no es de 1953 como se supone que sería. A mí la pista me la dio la tipografía más que otra cosa, que no se ve viejuna, pero lo más triste es que el mensaje que transmite ajemmmm. Recuerdo que hace muchos años compramos un manual de verdad de esos años y el mensaje que lanzaba era prácticamente idéntico. Lo mejor era el capítulo sexual en el que recomendaban utilizar el bidet de manera compulsiva. Vamos, tener salva sea la parte todo el día a remojo. Ni os podéis imaginar la de coñas que pudimos llegar a hacer al respecto…

Así que sí, esto no es verdad, pero podría serlo… no hay más que ver algunas películas o series para darse cuenta de que esto no está tan alejado de lo que era lo políticamente correcto. Os recomiendo ver la fantástica película Pleasantville, una de mis «flims» favoritos de todos los tiempos. Me encanta. La liberación de la madre conforme pasa la película es maravillosa así como la metáfora de que quien se vuelve moderno y sufre un cambio interior va pasando de estar en blanco y negro a color. A pesar de que esto contado así puede resultar un poco culturetas os aseguro que es una película para todos los públicos y que no hace falta ser Kierkegaard para entenderla y disfrutarla.

Guía de la buena esposa

Guía de la buena esposa

Veamos, veamos ¿seré yo la esposa ideal????

1-lacena

Claaaaaaaaaaaro. La mayoría de los hombres están muertos de hambre (nosotras no, sobrevivimos del aire). Hay que buscar un hueco, chicas, para preparar sus platos favoritos. Rezad, por dios, para que no sea adicto al solomillo con foi o cualquier otra cosa que requiera estar una hora cocinando. Si no, ya la hemos cagado.

Guía de la buena esposa

¿Pero no decíamos que tenía que tener la cena en su punto???? ¿No se supone que tienes que estar calculando su llegada para que esté todo recién hechito y no se encuentre para estamparlo? Ah, mejor pongámonos un cronómetro. Hay que acicalarse. Estar con el pijama raído de hace tres temporadas no vale. Siempre podemos ponernos el chándal y zapatos de tacón, para estar arreglada pero informal. Sin duda, estoy convencida de que estar pintada como una puerta sin estar convenientemente vestida va a deslucir mucho sisisisisi. Juro que lo haré. Algún día.

Guía de la buena esposa

Vamos, ser un mono de feria. ¡Mi aspiración vital! Mi vida es taaaaaaan relajada que tengo que ser dulce (pero no empalagosa, entiendo), tener conversación, pero no demasiado elevada, no vaya a ser que se piense que soy mejor que él. Y ¡cielos! que tengo aspiraciones en la vida. Vaya cosas se me ocurren…

Guía de la buena esposa

Mmmmm, o sea, que antes de que venga, tengo que pintarme, ponerme los tacones, tener la cenita a punto y además arrodillarme para dejar el suelo reluciente. No sé en qué parte hay que atar a las niñas, porque mientras yo recojo, ellas extienden… en fin, las encerraremos, no vaya a ser que mi marido perciba algo de desorden y el pobre sufra… (nota mental, regalarle una fregona de palo a la muchacha de la foto)

Guía de la buena esposa

Ahí la hemos cagado… como no organice una pira en el salón, lo tengo chungo, porque ahora mismo por chimenea no me viene nada… Lo tengo clarísimo. Tener la casa como los chorros del oro y haber servido a mi marido como fiel esposa me va a levantar el ánimo. Mogollón.

Guía de la buena esposa

¿Cambiarles la ropa EN CASO DE SER NECESARIO? ¿Alguna vez llegan las 8 de la tarde y no es necesario cambiarlas porque llevan mierda hasta en el carnet de identidad? Hay veces que me planteo muy en serio si no echar a las niñas directamente a la lavadora. Se lo comentaré a las peques a ver qué opinan.

¿Que me tome unos minutos???? ¿Pero todo esto hay que hacerlo antes de que llegue el marido???? ¡¡¡¡Si yo necesitaría un día sólo para llegar al punto dos!!!!

Guía de la buena esposa

Pobrecito mío… es tan tan tan sufrido. Me voy a pensar esto de poner sordina a las niñas para que se las oiga menos. Como gritan las muy puñeteras… ¿Y enseñarles lengua de signos? ¿Colará?

Guía de la buena esposa

O sea, que tengo que cocinar, limpiar, recoger, tener a las niñas limpias, calladas, escoscadas, que no se peguen, no griten, pasar un plumero, apagar la lavadora, el lavavajillas y estar encantada de la vida. Lo estoy viendo, lo estoy viendo… mmmmmmmm es el sueño de mi vida.

Guía de la buena esposa

Por supuesto, por supuesto… él es el rey de la casa, nosotras las acólitas: no hay nada más importante que lo que tenga que decir mi maridín. Es el único inteligente, el único que TRABAJA, debemos estar agradecidas porque esté con nosotras…

Guía de la buena esposa

¿Quejarme???? ¿Yooooooooo? si no me quejo nunca, nunca, nunca. Todo lo que hace él es perfecto. Mi vida es perfecta. Mis hijas son perfectas. ¿De qué me voy a quejar, por Dios???? Sería una egoísta, claaaaaaaaaaaro.

Guía de la buena esposa

Mmmmmmmmm, resumiendo:

  • Cuando llego tengo puesto el pijama roñoso de hace ocho temporadas y que si enseña teta es porque está tan dado de sí que se escapa. El culo es posible que se vea, pero desde luego tanga no lleva.
  • No me pinto así me maten… las pinturas (si es que las hay) se han quedado secas por falta de uso y no tengo muy claro dónde están.
  • ¿Tacones? ¿Qué es eso?
  • El plato que mejor se me da cocinar son los macarrones con chorizo. Nouvelle cuisine, vamos. Y como la mitad de los días no ceno, pues a él la cena se la hará Rita, que debe ser como se llama la hipotética amante.
  • Mis hijas a veces parecen refugiadas políticas. Aldara hoy ha vuelto con los zapatos blancos y más polvo encima que si fuera una actriz porno. O un albañil, que tiene cuatro años e igual se me escandaliza con la comparación.
  • Mis hijas no hablan, gritan. Y tienen la costumbre de dejarlo todo por todos los sitios como si en vez de niñas fueran el huracán Katrina.
  • Tengo más pelos en las piernas que el oso Yogui.
  • Cuando me levanto soy un ñu y me viene justo para dar los buenos días. Estar encantadora a las 8 de la mañana, lo siento, pero no me sale.
  • Después de las limpiezas generales, francamente lo único que me sale es gruñir.

Vamos, que yo en los años cincuenta estaría soltera. Pero fijo. XDDDDD ¿Cómo hacían para llevarlo y no morir en el intento? Encima decían que no trabajaban, pero ¡si yo me canso sólo de pensarlo!!! Virgencita, virgencita, que me quede como estoy…

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecinueve − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,264FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,194SeguidoresSeguir