domingo, noviembre 29, 2020
Bebés Analizamos el Carrito Urbo de Mamas&Papas

Analizamos el Carrito Urbo de Mamas&Papas

Hoy os traigo un cochecito de Mamas&Papas realmente precioso, el URBO. Para aquellos que estéis hartos de ver siempre por las calles los mismos carritos y que queráis distinguiros de los demás, esta es una opción interesantísima.

Realmente esto de que un carrito se debe a que, al precio al que van los coches para los niños al final todos queremos ir a lo seguro: cosas muy probadas y que estemos seguros de que nos van a dar buen resultado.

Yo soy un caso atípico: para mi hija mayor compré un Bugaboo. Ahora mismo das una patada y sale uno, aunque también es verdad que cuando me hice yo con él (hace cinco años), no estaba tan extendido como ahora. Y en cambio, para la pequeña tengo una silla Nuna Pepp, de la que he visto contadísimas por la calle. En ambos dos casos he estado muy contenta con mi elección. La primera sí, original no es, pero cómodo todo del mundo. La silla Nuna es una silla rarísima por el contrario y estoy igual de contenta que con un coche probado y requeteprobado. Y mucho mejor en el sentido de que aunque mi prioridad no es ser la más estilosa del país, sí que en cierto modo me gusta que sea un producto un poco más exclusivo.

A lo que voy: Urbos no vais a ver muchas, pero porqué no darle una oportunidad…

103854300_urbo_carry_cot_stone

La estética es realmente impresionante: me encanta la «pinta» que tiene. Eso sí, en este color tan precioso sólo si tenéis niños limpios. Si no, uno más sufridito o una funda, o este aspecto lo tendrá únicamente recién salido de la caja. De todas maneras, yo debo ser rara en este sentido. Estoy harta de ver carritos combinados con beige, que son una monada, pero yo no compraría ni jarta de vino. Conociendo a mis hijas, ni loca. La nuna la tengo en azul y… no os lo recomiendo.

Urbo Mamas Papas

Pero para gustos los colores, y precisamente os traía la Urbo porque este mes de agosto lanzan un nuevo capazo en color piedra, el que veis en la foto. Estoy segura de que va a tener mucho éxito porque hay público para este tipo de colores sin lugar a dudas. También os digo que no es lo mismo un capazo en claro que una silla. Igual para el capazo (que, no nos engañemos, acaba teniendo una vida útil de 3 o 4 meses y precisamente en la edad de menor marranez consciente de nuestros hijos) me animaba y todo. Hasta ahora el capazo del Urbo sólo se podía comprar en negro, así que está bien un poco más de variedad.

Ventajas del Urbo

Primera, e importante, su precio.  Por poco más de 650 euros tenéis un carrito realmente precioso. Le podéis añadir un Cybex Aton si queréis ponerle un grupo cero para pasear, aunque ya sabéis que es algo que a mí no me gusta en exceso. Por ese dinero no vais a encontrar un carrito más estiloso, seguro. Desde luego no parece que valga lo que cuesta, parece mucho más caro. Y tiene un punto de exclusividad del que otras marcas carecen.

Me gusta esto de que se pueda comprar por partes y no te obliguen a hacerte con piezas que igual no vas a necesitar.

Me gusta ver vídeos sobre su funcionamiento antes de hablar de cualquier carrito, así como leer distintas opiniones de padres sobre él. Al fin y al cabo lo que deduces de una rápida visión o incluso de probarlo en dos minutos a veces no tiene nada que ver con las impresiones que tienes después de un uso duradero. Os recomiendo que echéis un vistazo a este link donde podréis leer una opinión bastante completa sobre el carrito hecha por expertos. Podréis comprobar que es bastante positivo.

De lo que se ve en el vídeo destacaría como puntos fuertes la facilidad de plegado y lo compacto que queda. Siempre digo que habitualmente para maleteros reducidos se tiende a preferir un plegado tipo paraguas en vez de libro como es el caso de este carrito. A mí, sin embargo, no me gustan demasiado por una cuestión práctica: si se pliegan tipo paraguas tengo que meterlo en el fondo del maletero, que siempre lo llevo a reventar y es un auténtico tostón sacarlo por la cantidad de obstáculos que tengo que sortear. Ahora ya no tengo este problema porque tengo un Mazda 5 con un maletero descomunal, pero cuando tenía el Ibiza y el Xantia, sí. Tuve una cutre silla de paraguas y francamente, nunca mais.

A mí me resulta más cómodo el plegado tipo libro porque aunque abultan un poco más en alto, es un plegado más corto. Queda … más compacto. Pero ya os digo que esto es cuestión de gustos. Esto lo da la práctica y el uso, daréis con vuestras necesidades. El Urbo pliega con la silla puesta y en cuestión de un segundo. Esto es una auténtica maravilla para un uso en ciudad, sobre todo si sois muy esclavos del coche como es mi caso. Yo ni sé la de veces que lo abrí y lo cerré. Ahora ya no. Tengo el bugaboo en casa de mi madre y en el coche va perpetuamente la Nuna. Así que así lo tenemos todo controlado y me evito el sube-baja del carrito a todas horas. Pero al principio… Un plegado tan cómodo, rápido, compacto y en una pieza se agradece ¡y mucho!

Me gusta la silla. Tiene posibilidad de ir mirando en las dos direcciones, delante y hacia la madre y se ve robusta. Me gustan las sillas de una sola pieza porque me parece que es un punto importante para las espaldas delicadas de los niños. Por otro lado, reclina del todo, de manera que podréis pasar al bebé si os sale cotilla ahí sin miedo antes que con otras marcas. Es importante que recline totalmente, sobre todo para una silla de primera edad.

El manillar es corrido y extensible, algo realmente práctico.

Como cosas que me gustan menos está la cestilla, que es para mi gusto insuficiente. Realmente no es por superficie, porque grande es, pero es muy poco profunda. Supongo que tendrá que ver con el plegado, pero ufffff, creo que ahí queda camino por mejorar.

En foros, aunque en general hablan bien de la sillita, una de las cosas que destacan como más negativas son la altura del capazo, que es más bien bajito. A mí no me parece importante, pero ojo si a vosotros sí. También se habla de las dimensiones, pero como os he contado en alguna ocasión, mis hijas no aguantaron más de 3 meses, así que sinceramente me hubiese dado lo mismo.

Y ya no es que me guste menos, es que es una salvedad a hacer. No es una silla todo terreno. Si vais a hacer un uso en ciudad (como su nombre indica, por otro lado, nunca pretendió ser otra cosa), genial, pero no pretendáis meterla por terrenos complicados.

En fin, que mi sensación es de que es un carrito con una relación calidad-precio estupenda.

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

7 COMENTARIOS

    • Yo juraría que en la mayoría de los carros lo que dice que soporta 15 kilos es el carro, pero puedo estar equivocada… quince kilos en una cesta me parece mucho muchísimo para cualquier carro. Pero vamos, no he mirado los datos del fabricante, es así a ojo. Siempre recomiendan no llenarla demasiado

  1. Yo tengo este carro y me parece lo peor. Las ruedas delanteras se bloquean solas y no giran, la sombrilla se rompió a la primera, ya se le han roto todas las varillas de origen, se pela el manillar… Fue una mala opción y nada económica.

  2. Yo lo compré hace 5 años y de vez en cuando lo sigo usando para llevar a mi hijo conmigo cuando me apetece dar largas caminatas. Esta en perfecto estado. Estoy encantada y ahora voy a usarlo con la niña en Mayo. Es robusto y nada visto. Ahora sí, no cabe en un maletero pequeño como el del Polo. Aunque se pliega fácil, tiene sus dimensiones. Me lo volvería a comprar!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,228FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,186SeguidoresSeguir