domingo, enero 19, 2020
Bebés I'coo Pluto

I’coo Pluto

Por aquí por mi ciudad, la silla I’coo Pluto no es un coche de segunda edad que se vea mucho, aunque sí que es cierto que en los últimos tiempos cada vez es más sencillo avistar una por la calle. Pero por lo que me cuentan, por otros lares es cada vez más fácil dar con ella.

Yo hace un tiempo tuve ocasión de poder inspeccionar una con un poco de detenimiento y la verdad es que me causó muy buena impresión.

I'coo Pluto

A primera vista lo que más llama la atención de la I’coo Pluto es la sensación de robustez que tiene. Algunas sillitas de segunda edad son muy ligeras y livianas pero esto va a costa de perder resistencia. Así que es muy llamativo ese aspecto tan resistente que tiene y que no va, curiosamente, aparejado con un peso elevado: la i’coo Pluto sólo pesa 7 kilos, que no es en absoluto algo exagerado.

Lo más característico de esta silla y por lo que se la reconoce muy rápido son los bastones por los que se conduce. ¡Tienen pinta de palos de golf! Yo la estuve empujando y resultaba tremendamente fácil de conducir. Nunca me han gustado los carritos que tienen esa especie de material antideslizante en los agarraderos, básicamente porque tengo la piel un poco especial y no me gusta nada la sensación que me producen. Para que os hagáis una idea, en el colegio las niñas se mataban por escribir en la pizarra con tiza y yo huía de ello porque me daba asquito. ¡Soy así de especial! En mis dos carros, de hecho, he tenido que enrollar un lazo de raso porque no lo soportaba. En cambio a mí estos agarraderos me encantaron y no se escurrían nada. Eso sí, ya sabéis, yo manillar corrido… ¡Pero hay gente que no es tan especialita como yo!

Por otro lado, como os decía, la pinta no es de una silla de segunda edad sino de primera. Es mucho más grande que cualquier otra que haya visto. Esto tiene una ventaja, los niños van anchos y parranchos en su asiento y sobre todo, para niños grandecitos, tiene la ventaja de que si la mayoría de otras sillas aguantan hasta 18 kilos ésta no, soporta hasta 25, una diferencia bastante considerable. Así que podréis utilizarla mucho más tiempo.

Me gustó mucho el plegado de la I’coo Pluto, que era bastante sencillo, que reclinaba fenomenal y sobre todo su conducción, que era muy suave. Y ¡ah! No puedo olvidarme de la cestita, que era de unas dimensiones bastante generosas.

En general mi impresión fue muy favorable y creo que es una silla que si está teniendo tan buena acogida a pesar de ser de un fabricante no muy conocido aquí es sobre todo porque da buen resultado y es un producto de calidad.

La tenéis disponible aquí

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

once + catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,191FansMe gusta
14,888SeguidoresSeguir
7,299SeguidoresSeguir