Me encantan las cosas infantiles hechas pensando en ellos. A los niños, en general, suelen gustarles los colores chillones y las cosas alegres. Va con el carácter, me imagino. Y aunque yo creo que todos pasan por etapas de horterismo (las niñas, en general, con el rosa, la purpurina, los brilli-brilli y cosas así y los niños por su gusto por las monstruosidades, los bichos etc, que viene a ser lo mismo), en el fondo, como genérico, creo que suelen decantarse más por cosas animadas que por las que son más tristes.

Me ha encantado las cosas que he encontrado en la página de By Graziela, una web alemana que encontré al echar un vistazo a los expositores de Kind Und Jugend.

Tienen una sección de niños con un montón de cucadas. No es que sea la web más barata del planeta, pero tampoco es excesivamente cara. Los juegos de cama vienen a costar 49,95 euros. Sí, vale, no es Ikea, pero incluso en esa tienda las fundas nórdicas de gama media-alta cuestan eso.

En realidad, no es que tengan una cantidad de motivos ingente: son pocos, pero aplicados en un montón de soportes. Y como son bastante vistosos, lo cierto es que es sorprendente lo bien que quedan. Aquí podéis ver unas vajillas monísimas y unas chapas. Pero hay un montón de cosas más…

Y si os gustan mucho sus telas también podéis comprarlas por metros y dejar volar vuestra imaginación…

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.