Bugaboo Cameleon plus      

Cuando estaba embarazada de Aldara pasé una temporada enganchadísima al Scrabble. Online, eso sí. Todo lo que tiene de divertido el juego lo tiene de aburrido estar contando los puntos. Si juegas en línea, además de variar de oponente y no tener que estar liando a nadie en casa (yo puedo llegar a ser MUY pesada) te evitas las discusiones sobre lo que vale una palabra, si esa palabra es válida o no… en fin, para mí es mucho mejor.

Mi marido se ríe mucho de mí porque con tres años me gané el apelativo de “El diccionario de la Real Academia”. Al parecer me debía dedicar a ir corrigiendo la dicción y el léxico a otros niños (cosa que yo NO RECUERDO pero que forma parte de mi leyenda negra). Lamento deciros que no he mejorado con los años. Lo de las faltas de ortografía saca la parte más pedante que hay en mí ¡y hay mucha!. En el trabajo me consultan las dudas ortográficas en vez de ir al diccionario. Y no lo digo con orgullo; jolín, qué pesada me puedo llegar a poner. ¡Pero cada uno tenemos lo que tenemos!

Así que hoy visitando Posh Tots buscando inspiración he encontrado esto:

Me chifla. No sé si para un dormitorio infantil, para nuestro dormitorio, para el salón o para el pasillo. Pero si pudiera, me lo ponía en casa porque me encanta. Eso sí. No pago los 500 dólares de Poshtots ni jarta de vino. Que sí, que estará hecho a mano y lo que queráis, pero me parece un auténtico atraco a mano armada.

He estado investigando y las fuentes que podéis utilizar para tunear cualquier cosa con la letra que utilizan en el scrabble son la Linotype de Elsner and Flake, Linotype o la  News Gothic de URW.

Aunque puestos a ser frikis ¿Os hace este tablero gigante? 12.000 dólares de nada. ¿Quién no los tiene?

El paraíso para los fanáticos del Scrabble es, sin duda Etsy. Las fichitas del scrabble han dado lugar a multitud de cosas artesanales, unas que me gustan y otras que no tanto. Pero desde luego el concepto sí que me parece interesante. Algunas de ellas…

Banderitas Scrabble

Collares Scrabble

Posavasos Scrabble

Llaveros Scrabble

Cojines Scrabble

Aunque… ¡qué mejor sitio donde poner los cojines de Scrabble que en estos asientos! Dicen que están en las oficinas de Bloomberg Servicios financieros ¡Y son chulísimos!

Y por supuesto no podría terminar este artículo sin hacer patria recomendando una tienda española para todos los fanáticos como yo del Scrabble. Se trata de Fichate, una tienda que personaliza fichas auténticas de Scrabble decorándolas por el otro lado para convertirlas en unos colgantes alucinantes. Son preciosos y tenéis un montón de colecciones con todo tipo de ilustraciones, a cada cual más bonita.

1 Comentario

  1. Jajaja…a mí me pasa exactamente lo mismo. De pequeña también me llamaban “diccionario” en el cole, sacaba 10 en todos los dictados y revisaba las redacciones de mis compañeros antes de entregarlas…y ahora en el trabajo pasan por mis manos todos los papeles para que no se escape ninguna falta!!

    Y con el Scrabble igual, qué vicio, recuerdo q de pequeña nadie quería jugar conmigo. Menos mal q he descubierto el modo online en el móvil, qué maravilla, a ver si coincidimos en alguna partida virtual, jaja

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.