domingo, noviembre 29, 2020
Ocio Viajes De vacaciones en Marina D'Or

De vacaciones en Marina D'Or

Esta semana pasada, aunque he intentado que no se notara mucho, hemos estado de vacaciones. Y de (casi total) desconecte porque la única conexión que he tenido ha sido la del móvil que es, a día de hoy, bastante patatera. Me da para twittear un poco y ya, porque ya no digo contestar, VER un correo es la pera limonera. No es que hubiera tenido mucho tiempo de trastear por aquí porque nuestra agenda era bastante apretada pero a mí me da seguridad saber que puedo entrar. No hace falta que lo digáis: estoy enganchada, pero es que igual que algunos tienen otros hobbies esto es para mí mi manera de divertirme.

En todo caso, lo que quería contaros es nuestra experiencia en Marina D’Or, nuestro destino, porque algunos me habéis preguntado que qué tal está el sitio. A mí me da la sensación de que todos tenemos idéntica percepción de Marina D’Or. Como persona que se ha dedicado al marketing os diré que no sé quién pensó en la estrategia de comunicación de la Ciudad de Vacaciones porque me parece pésima. Yo creía que era un lugar casposísimo, con gente cantando por las esquinas, mucho brilli-brilli, misses, purpurina… algo así como el Benidorm (y que me perdone nuestra lectora Eva García) para las familias. La coña con mis amigos en facebook era precisamente que llevábamos ahí dos días y no habíamos visto ni a Merche ni a Anne Igartiburu. 


Nada más lejos de la realidad: Marina D’Or me parece un sitio simplemente perfecto para viajar en familia. Sorprende nada más llegar lo limpísimo que está todo (no sólo el suelo, todo en general), lo cuidados que están los jardines y cualquier seto con el que te topas y lo bonito que es. Que yo sepa, Marina D’Or es toda una urbanización, abierta, de acceso libre, pegada al mar. Realmente lo que son las cosas gestionadas por la sociedad son varios hoteles, los apartamentos multiservicio y las áreas de juego. También hay apartamentos que van por libre, pertenecientes a particulares. Ojo si alquiláis porque Marina D’Or es realmente enorme y lo que es la animación está situada junto al balneario. Esa zona es, digamos, el centro.

Nosotros íbamos cinco, mis padres, las niñas y yo (mi pobre marido no tenía vacaciones), así que nos pareció mejor idea coger un apartamento multiservicio con pensión completa porque así podíamos estar todos juntos y más cómodos. Elegimos, concretamente, los de segunda línea y visto lo visto lo volveríamos a hacer porque eran exactamente los mismos que los de primera línea con la única diferencia que el mar lo veías de lado. Distancia al mar, la misma. Y el precio bastante menor.

Los apartamentos funcionan como un aparthotel: te vienen a limpiar, te cambian las toallas, sábanas etc, aunque tienes mucho más espacio que en una habitación de hotel convencional. Nuestro apartamento (y creo que todos) tenía dos habitaciones bastante holgadas, dos baños, un salón bastante grande y una cocina con office. El sofá es cama, así que pueden estar hasta 6 personas con tranquilidad.

 

Nosotros habíamos elegido pensión completa; el restaurante está en el Hotel Gran Duque, que está justo detrás. La comida, sorprendentemente, bastante buena: en estos buffets nunca sabes muy bien qué te van a dar de comer, pero realmente había mucha variedad y la comida era típica española. A veces hemos ido a sitios donde se notaba que el turismo era fundamentalmente extranjero porque se notaba en el tipo de comida. Aquí tenías 12.000 tipos de ensaladas para elegir si querías y la comida era muy mediterránea.

Y por la mañana venían ¡las mascotas! Os lo juro, si oigo una vez más esa palabra me dan los cien males ¡qué pesada mi hija! Toda su obsesión era ver el desfile de las mascotas, que ocurre sobre las 19,30 horas y hacerse fotos con ellas. Afortunadamente como venían a desayunar a las 9:45 pudo hacerse fotos con todas. Si no ¡revienta! Total, que sólo conseguimos ver el desfile un día y mi hija se centró en coger caramelos más que en ver a las dichosas mascotas.

En Marina D’Or hay mogollón de cosas para hacer con los niños. Lo tienen dividido por edades y está increíblemente bien montado. Dos de las áreas, por los años que tienen mis hijas, no los visitamos, pero me contaron que había un minigolf y quads por ejemplo. A la que sí que fuimos es a Mundo Fantasía, que está pegada al balneario y está de lujo para niños como las mías (6 y 3 años). Es un parque de atracciones pequeño en extensión pero completísimo. Los niños pueden montarse en un montón de cosas por un precio bastante razonable. Va por altura pero para la pequeña pagamos 9 euros y para la mayor 14 euros. Teniendo en cuenta la cantidad de cosas en las que se pueden montar por ese precio a mí me parece que está fenomenal. Los chiquitines hay sitios donde tienen que montarse acompañados, pero en vez de obligarnos a los padres a sacarnos una pulsera adicional para ir con ellos te dejan montar gratis. Sólo con los peques, cuando ya son más mayores si te quieres montar con ellos pudiendo ir solos sí que tienes que pagar.

¡Cómo me pude reír! Como mis hijas visten de Gucci (por lo menos) nos encontramos varios días a niñas que iban idénticas a ellas. Originalidad cero. Lo que era un coñazo porque me confundía de hija todo el santo rato.

En general, Marina D’Or me dio la sensación de que no era un sitio en el que se pasaran con los precios. Yo recordaba los chiringuitos de playa como sitios carísimos en los que timaban a los turistas, pero nada más lejos… sin estar tirado de precio, se podía parar y no era mucho más caro que Zaragoza, que es con lo que yo comparo.

La playa está bien. Nosotros es que no somos muy de playa, para qué voy a negároslo. A mí me ha dado bastante asquete de siempre (dice mi madre que me tiré años que tenían que llevarme en brazos porque no soportaba que me tocara la arena) y la sal del mar hace que me escuezan los ojos una barbaridad… y parece que las niñas han salido a la familia. Fuimos un día a la playa únicamente, durante un total de una hora pasada la cual las niñas dijeron que a vaya mierda de playa les habíamos llevado que tenía mogollón de arena y el agua estaba salada. Al día siguiente fuimos al spa y sin duda lo prefieren. Ya sabéis, ese antepasado marqués que todos tenemos…

Esto ya es para que os echéis unas risas a nuestra costa: nosotros y nuestras gallinas bajo el brazo.

Estamos tan tranquilos haciendo no sé sabe qué cuando suena el teléfono de mi madre, a cuyo nombre estaba hecha la reserva. Dice mi madre que le han dicho «que en el precio estaba incluido un Iberojet y que nos han dado hora para mañana». ¿Un Iberojet? ¿Pero esa no es una mayorista de viajes? «Ah, que será Hidrojet». Mi padre dice «¡Sí! Esto es un barco muy chulo que te lleva de viaje». Y oye, es gratis, así que nosotros encantados. Hay que ir por la mañana a confirmarlo.

Total que vamos y nos dice la muchacha de recepción que hay que ir al Centro Médico ¿Para dar un paseo en barco? Ah, no, que resulta que no es un barco sino un tratamiento médico. Cara de gilipollas de la menda y de su madre.

Nos vamos al centro médico a preguntar qué carajo es eso del Hidrojet. Explicación: Es un masaje por chorros a presión sin contacto con agua. Reinterpretación nuestra: Masaje de chorros de agua sin agua. Que al final no nos dimos, por cierto.

Pero ¡¡¡lo que he podido reírme!!!

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

23 COMENTARIOS

  1. Genial crónica que nos sirve para desmitificar lo casposo de esta «ciudad de vacaciones» yo si habría probado el Iberojet jajaja vamos seguro, como Pablo Martinez Soria que lo gratis hay que aprovecharlo :P. Y tus nenas están guaposimas vayan de Gucci o de Berskha.

    • Es que lo cambiamos por un belleza flash, que era un tratamiento de belleza y nos apetecía más 🙂 Si pruebas los chorros de agua sin agua ya me dices XD

  2. Genial crónica que nos sirve para desmitificar lo casposo de esta «ciudad de vacaciones» yo si habría probado el Iberojet jajaja vamos seguro, como Pablo Martinez Soria que lo gratis hay que aprovecharlo :P. Y tus nenas están guaposimas vayan de Gucci o de Berskha.

    • Es que lo cambiamos por un belleza flash, que era un tratamiento de belleza y nos apetecía más 🙂 Si pruebas los chorros de agua sin agua ya me dices XD

  3. Estoy de acuerdo en que las dos enanas están guapísimas y Mencía va pillándole el truco a lo de la fotogenia, eh?
    En cuanto a Marina d’Or, uf, aunque me digas que no es como parece, yo paso. Son muchos años odiando el lugar, gracias a esa publicidad tan terrible, como para cambiar de un día para otro. Igual es que yo la playa la tengo más a mano, así que para las vacaciones busco otras cosas… pero creo que sí hubiera probado lo de los chorros de agua sin agua, más que nada para entender el concepto, es como tomarse un café con leche sin café… cosas que mi mente no puede entender.

  4. Estoy de acuerdo en que las dos enanas están guapísimas y Mencía va pillándole el truco a lo de la fotogenia, eh?
    En cuanto a Marina d’Or, uf, aunque me digas que no es como parece, yo paso. Son muchos años odiando el lugar, gracias a esa publicidad tan terrible, como para cambiar de un día para otro. Igual es que yo la playa la tengo más a mano, así que para las vacaciones busco otras cosas… pero creo que sí hubiera probado lo de los chorros de agua sin agua, más que nada para entender el concepto, es como tomarse un café con leche sin café… cosas que mi mente no puede entender.

  5. pero si os da igual vayáis donde vayáis, os lo pasareis genial si osi. Me encantan los vestidos de las niñas de blanco, y el moñete de Mencía es chulísimo. Yo soy incapaz de hacerme uno…

    • Es una coleta sin terminar de sacar, no tiene ningún misterio. A mí dios no me ha llamado por el camino de la peluquería, así que si lo he hecho yo, tú también. Es que el pelo de Mencía es superagradecido para eso, con Aldara no me quedan igual

  6. pero si os da igual vayáis donde vayáis, os lo pasareis genial si osi. Me encantan los vestidos de las niñas de blanco, y el moñete de Mencía es chulísimo. Yo soy incapaz de hacerme uno…

    • Es una coleta sin terminar de sacar, no tiene ningún misterio. A mí dios no me ha llamado por el camino de la peluquería, así que si lo he hecho yo, tú también. Es que el pelo de Mencía es superagradecido para eso, con Aldara no me quedan igual

  7. Hola,

    me alegro de que hayas disfrutado de tu estancia en Marina D’Or. Como he leído que os cogistéis un apartamento para 5 personas me preguntaba si igual para otro año te puede interesar nuestro apartamento que esta justo al principio de marina d’or en cuanto cruzas la figura de plata a la derecha.

    Lo que pasa es que no ofrecemos servicios de pension completa ni media, como somos particulares sería sólo el apartamento con parking incluido y la piscina.

    Bueno para que te puedas hacer una idea te dejo la web y si quieres ponle un enlace alquilerpisoplaya.es

    Saludos desde Zaragoza,

    Gerald

  8. Hola,

    me alegro de que hayas disfrutado de tu estancia en Marina D’Or. Como he leído que os cogistéis un apartamento para 5 personas me preguntaba si igual para otro año te puede interesar nuestro apartamento que esta justo al principio de marina d’or en cuanto cruzas la figura de plata a la derecha.

    Lo que pasa es que no ofrecemos servicios de pension completa ni media, como somos particulares sería sólo el apartamento con parking incluido y la piscina.

    Bueno para que te puedas hacer una idea te dejo la web y si quieres ponle un enlace alquilerpisoplaya.es

    Saludos desde Zaragoza,

    Gerald

  9. Dios… lo que he llegado a odiar a Merche este verano por el odioso anuncio de «viveeeeee»(pronunciando «fife», igual que su «si te marchas» es «si che marchas»). No he estado nunca, aunque viendo el panorama (piscinas, niños y ambiente de playa está claro que no es para mí). Mi cuñado, sin embargo, estuvo hace años porque le regalaron una estancia y recuerdo que antes de irse me dijo que tenía la misma opinión que tú «lugar casposo».

  10. Dios… lo que he llegado a odiar a Merche este verano por el odioso anuncio de «viveeeeee»(pronunciando «fife», igual que su «si te marchas» es «si che marchas»). No he estado nunca, aunque viendo el panorama (piscinas, niños y ambiente de playa está claro que no es para mí). Mi cuñado, sin embargo, estuvo hace años porque le regalaron una estancia y recuerdo que antes de irse me dijo que tenía la misma opinión que tú «lugar casposo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,228FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,186SeguidoresSeguir