jueves, octubre 1, 2020
Mujer Enhorabuena

Enhorabuena

Existe un lugar en la red cerrado con ocho llaves. Ocho, ni una más ni una menos. Primero lo estuvo porque tenía que estarlo y luego porque nos hemos acostumbrado a ese status quo y nos encontramos cómodos así. Son cinco años ya los que lleva ese pequeño zulo abierto, escondido de miradas indiscretas. Los poseedores de las llaves somos cada uno de nuestro padre y de nuestra madre. Ni la geografía, ni la edad, ni el sexo, ni la condición sexual, ni la profesión, ni el ser padres o dejar de serlo nos une. Es difícil pensar en un grupo más heterogéneo que éste. Nuestras vidas y condiciones se parecen tanto como un huevo a una castaña. A algunos ni siquiera les ponemos cara. Y sin embargo nunca ha importado nada en absoluto para emocionarnos juntos, alegrarnos tanto de las alegrías ajenas y sufrir tanto con las desventuras de los demás como si estuviésemos al lado mismo. Quizás el anonimato que te da la red permite contar cosas muy íntimas. Aunque es cierto que a estas alturas nos conocemos tanto que hay cosas que ni siquiera hace falta contar.

Estrellas
Foto: noche estrellada vía Shutterstock

Hasta ahora sólo tres éramos padres. Curiosamente, el otro que tiene niñas, también tiene una Aldara. Tenemos a Aldara del Este y a Aldara del Oeste. Pero esto se va a acabar. Esta noche o mañana, ya no sé con los desfases horarios, una de nosotras va a conocer a su hija. Madre ya es. En un estado mental hace meses, y desde hace poco, de verdad. Poco importa que no haya visto a su hija aún. Sus preocupaciones son de madre ¿estará bien cuidada? ¿la tratarán bien? ¿será feliz? Mira las fotos que tiene de su hija como lo hacemos las madres que hemos parido a nuestros hijos, con amor infinito, sabiendo que es parte de su ser aunque la niña todavía no lo sepa.

Hoy sus caminos se cruzarán por fin y podrán darse los abrazos tantas veces soñados. Porque en algún lugar del cielo está escrito con estrellas que ellas dos estaban destinadas a encontrarse y el hecho de que sus puntos de partida estuviesen tan alejados no es sino una anécdota.

Aquí estamos los siete restantes soñando con ella, imaginando ese encuentro, pensando en esa niña, en esa madre y en lo felices que van a ser. Hoy mi corazón y el de mis amigos está un poco en China. Es un día en el que la prima de riesgo, la bolsa, la crisis y todo lo demás me importa un poco menos.

Bienvenidas a vuestra nueva vida. Os queremos.

Artículo anteriorMis imprescindibles de verano
Artículo siguienteLa moda del Washi Tape (I)
Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

14 COMENTARIOS

    • Una que acaba de enseñar la llave jajajajaja 😉 Ay Mary, qué emoción… qué felices estamos todos, como tiene que estar ella.. qué bonito es

    • Una que acaba de enseñar la llave jajajajaja 😉 Ay Mary, qué emoción… qué felices estamos todos, como tiene que estar ella.. qué bonito es

  1. Enhorabuena para la nueva mami!
    Personalmente, no creo que te haga ser madre el tener o no un hijo, sino el comportarte como MADRE. Así que seguro Aldara (new), va a ser súperfeliz junto a su mamá y el resto de su familia, (y viceversa!) 🙂

  2. Enhorabuena para la nueva mami!
    Personalmente, no creo que te haga ser madre el tener o no un hijo, sino el comportarte como MADRE. Así que seguro Aldara (new), va a ser súperfeliz junto a su mamá y el resto de su familia, (y viceversa!) 🙂

  3. Yo no tengo ninguna llave pero conozco a algunos de los portadores y conozco la historia de esa madre y esa hija. Sé que ha sido una lucha de años, una espera larga que ha necesitado una paciencia a prueba de bombas… por eso a mí también me emociona mucho saber que por fin esa madre y esa hija ya están juntas. Os deseo toda la felicidad del mundo.

  4. Yo no tengo ninguna llave pero conozco a algunos de los portadores y conozco la historia de esa madre y esa hija. Sé que ha sido una lucha de años, una espera larga que ha necesitado una paciencia a prueba de bombas… por eso a mí también me emociona mucho saber que por fin esa madre y esa hija ya están juntas. Os deseo toda la felicidad del mundo.

  5. Desde el Oeste, me uno a esa emoción. Y si la nueva mami es afortunada , no lo es menos la niña porque va a ser educada seguro con unos grandes valores morales, y éticos y va a recibir muchísimo amor.

  6. Desde el Oeste, me uno a esa emoción. Y si la nueva mami es afortunada , no lo es menos la niña porque va a ser educada seguro con unos grandes valores morales, y éticos y va a recibir muchísimo amor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecinueve + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,266FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,191SeguidoresSeguir