domingo, septiembre 27, 2020
Bebés Lo que lo echo de menos...

Lo que lo echo de menos…

Hay gente que cuando sus hijos dejan el pecho les da mucha penita. A mí con Aldara os aseguro que no me pasó en absoluto, es más, estaba deseando que pasara porque era una tortura para las dos y respiré tranquila el día que dije «hasta aqui». Con Mencía sí que reconozco que me dio más pena porque la verdad es que fue tan fácil y ya estaba tan hecha que no me costaba nada en absoluto. Además, yo le daba donde me pillaba y cuando me pillaba, y jamás tuve una mala experiencia ni nada por el estilo. Hasta en el salón de actos del colegio de la mayor en una conferencia, en una reunión de delegadas o en todas las cafeterías del barrio. Vamos, que no me escondía. Me dio pena dejar el pecho, pero relativa.

Me dan mucha envidia las barrigas de embarazada. Las barrigas a secas, como la mía, no. Reconozco que me muero de la envidia cuando veo embarazadas y me da mucha penita pensar que yo probablemente no vaya a pasar otra vez por eso. La tripa la echo de menos ahora, cuando estaba embarazada estaba deseando (como todas) parir. En los dos embarazos llegué al final agotada y con ganas de tener a mis peques. También es que una es un poco masoquista y me he comido los dos embarazos en verano. Di a luz a principios de un septiembre abrasador y luego repetí a principios de octubre. Qué puedo decir. Que en el primer embarazo mis pies parecían los del actor secundario Bob y los de Frodo Bolsón todo en uno. Con el segundo la cosa fue mucho más llevadera (no hizo tanto calor ni de lejos) pero a cambio me tiré un mes y pico con contracciones. Así que en ambos casos me moría por parir.

No es el pecho ni la tripa de embarazada, aunque ambas dos cosas en algún momento las he añorado. Lo que más pena me da, de lejos, es no poder portear.

Da igual que sea en mochila, en bandolera, en fular, en meitai, en tonga o como queráis. Cada uno tiene su portabebés favorito. Yo con lo que mejor me apañaba era con los fulares, pero es lo mismo. Si tenéis bebés pequeños no os lo perdáis: portead. Por ellos y por vosotros.

No digo que os hagáis de la secta y que no compréis ni carrito. Compradlo si queréis. Pero os vais a dejar un montón de dinero en un montón de cosas carísimas que tal vez ni siquiera utilicéis una vez. Un fular puede costaros 50 euros. Tal vez no os hagáis, pero siempre podéis venderlo de segunda mano. Dadle una oportunidad.

No hay sensación más estupenda que mirar hacia abajo y ver a tu peque apoyado en tu pecho, oyendo tu corazón. Ver esa boquita abierta, sentir su calorcito, poder abrazarlo, notarle como cuando estaba en tu tripa pero pudiendo verle y abrazarle… no tiene precio.

¡Ay como lo añoro! Mencía era el único momento en que no lloraba, en el que descansaba. A ella le encantaba. Y a mí también. Mataría por volver a sentir esa sensación tan alucinante y tan poco comparable a cualquier otra cosa.

No duele la espalda por portear. De verdad que no. Duele cuando tu mochila no es ergonómica, y las que no lo son resultan fáciles de distinguir: si el bebé mira para adelante, no es ergonómica. He llevado a Mencía hasta que pesaba muchos kilos, y ahora incluso alguna vez que se deja también lo hago. No tiene nada que ver con llevar «a pelo» en brazos a un niño. Sin un fular, mochila, bandolera, me canso enseguida de llevarla encima. Con un portabebés podía llevarla horas sin darme ni cuenta.

Portead. Para daros el gusto. Porque es sobre todo un gusto.

Tenéis un montón de tiendas a las que acudir, llevadas por gente estupenda que no sólo van a venderos portabebés, sino que os van a enseñar a usarlos. Tenéis Teo y Leo (Aragón), Brazos y Abrazos (Madrid), Hasta la luna y vuelta (Valencia), Kangura (Cataluña) y mi debilidad, Mis Canguritos de mi amiga personal Marta (Castilla León)

Disfrutad, vosotros que podéis.

Foto: Baby Tula

Artículo anteriorCaramel Baby
Artículo siguienteQue venga bien … y que sea niña
Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

26 COMENTARIOS

  1. Es verdad que es una sensación increíble. Yo con la primera utilicé una mochila matadora (maaaalll) pero con el segundo espabilé, investigué y le he llevado hasta hace nada en un fular elástico, ¡los dos encantados! Ahora ya con dos añitos él lo que quiere es andar y correr y yo lo echo de menos…

  2. Es verdad que es una sensación increíble. Yo con la primera utilicé una mochila matadora (maaaalll) pero con el segundo espabilé, investigué y le he llevado hasta hace nada en un fular elástico, ¡los dos encantados! Ahora ya con dos añitos él lo que quiere es andar y correr y yo lo echo de menos…

  3. Ay, ¡¡qué bonito lo que has escrito!!.

    Has descrito a la perfección lo que se siente cuando llevas a tu bebé pegadito en tu pecho, además con esa sensación única que te aporta un fular… Yo también le diría a cualquier pareja que fueran a ser padres que le dieran una oportunidad, que lo probaran, pienso que es de esas cosas que no te debes perder, es mágico y luego crecen y no vuelve, qué razón llevas.

    Un beso muy grande, gracias por recomendarnos.

  4. Ay, ¡¡qué bonito lo que has escrito!!.

    Has descrito a la perfección lo que se siente cuando llevas a tu bebé pegadito en tu pecho, además con esa sensación única que te aporta un fular… Yo también le diría a cualquier pareja que fueran a ser padres que le dieran una oportunidad, que lo probaran, pienso que es de esas cosas que no te debes perder, es mágico y luego crecen y no vuelve, qué razón llevas.

    Un beso muy grande, gracias por recomendarnos.

  5. Es verdad, es una sensación increible sobre todo cuando se quedan dormiditos, y se echa muchísimo d menos. Yo no porteo a la peque desd q me quedé embarazada y estoy deseando tener bebé otra vez para colgármelo desde el principio. Tb animo a todos los papis a portear, nadie debería perdérselo, y siempre q una amiga se queda embarazada le regalo un fular…aunq alguna ha acabado usando una colgona y bufff, eso sí q da rabia. Porteo sí, pero con portabebés ergonómicos, por favor. Ah, y yo tb soy fan total d Marta y mis canguritos, sin ella no habría descubierto este mundo.

  6. Es verdad, es una sensación increible sobre todo cuando se quedan dormiditos, y se echa muchísimo d menos. Yo no porteo a la peque desd q me quedé embarazada y estoy deseando tener bebé otra vez para colgármelo desde el principio. Tb animo a todos los papis a portear, nadie debería perdérselo, y siempre q una amiga se queda embarazada le regalo un fular…aunq alguna ha acabado usando una colgona y bufff, eso sí q da rabia. Porteo sí, pero con portabebés ergonómicos, por favor. Ah, y yo tb soy fan total d Marta y mis canguritos, sin ella no habría descubierto este mundo.

  7. ¡Bien dicho! Yo llevo a mi peque tdoos los días en mochila y es un gustazo. Tengo también carrito pero para ir y venir entre Alcorcón (donde vivo) y Madrid donde trabajo por las mañanas a las 9 es lo más cómodo. En mi caso empecé porque es un rollo ir con el carrito cuando es hora punta de transporte público pero ahora también uso la mochila cuando voy a hacer la compra y así voy más tranquila. Eso sí, no renuncio al carrito que otras veces también está bien 😀

  8. ¡Bien dicho! Yo llevo a mi peque tdoos los días en mochila y es un gustazo. Tengo también carrito pero para ir y venir entre Alcorcón (donde vivo) y Madrid donde trabajo por las mañanas a las 9 es lo más cómodo. En mi caso empecé porque es un rollo ir con el carrito cuando es hora punta de transporte público pero ahora también uso la mochila cuando voy a hacer la compra y así voy más tranquila. Eso sí, no renuncio al carrito que otras veces también está bien 😀

  9. Hola! Pues yo siempre he tenido curiosidad hasta que con mi hija pequeña me dejaron un fular, de estos que miden 5m y te los enrollad de mil maneras. Cuando mi hija era bebé (2-3meses) lo usaba y no me dolia la espalda, pero tenia una sensacion rara en las piernas, como si se me durmieran y me dolian al caminar. Asi que solo lo usé por casa. Y ayer, que la peque ya tiene casi 7 meses, lo probé otra vez y me volvio a pasar: las piernas me molestan y no puedo caminar. Alguna sabe por que o le ha pasado? Un beso.

  10. Hola! Pues yo siempre he tenido curiosidad hasta que con mi hija pequeña me dejaron un fular, de estos que miden 5m y te los enrollad de mil maneras. Cuando mi hija era bebé (2-3meses) lo usaba y no me dolia la espalda, pero tenia una sensacion rara en las piernas, como si se me durmieran y me dolian al caminar. Asi que solo lo usé por casa. Y ayer, que la peque ya tiene casi 7 meses, lo probé otra vez y me volvio a pasar: las piernas me molestan y no puedo caminar. Alguna sabe por que o le ha pasado? Un beso.

  11. Chicas como me gustan vuestros comentarios y Sara, que bonito Post. Has hecho que me acuerde de lo que dice el Dr.Carlos González que los niños han de estar 9 meses en la barriga de mamá y 9 más pegadito a ella. Me gusta lo de portear, como psicóloga infantil, creo que es de las mejores maneras de transportar a los bebés y fomentar un óptimo vínculo. Cuando el peso ya no os deje portear y los peques pídan su autonomía recordad que siguen existiendo los abrazos y achuchones que aunque no sea bien, bien portear, viene de ahí! Feliz domingo y perdona la tardanza en leer, voy a tope escribiendo jejejeeee… besitos!

  12. Chicas como me gustan vuestros comentarios y Sara, que bonito Post. Has hecho que me acuerde de lo que dice el Dr.Carlos González que los niños han de estar 9 meses en la barriga de mamá y 9 más pegadito a ella. Me gusta lo de portear, como psicóloga infantil, creo que es de las mejores maneras de transportar a los bebés y fomentar un óptimo vínculo. Cuando el peso ya no os deje portear y los peques pídan su autonomía recordad que siguen existiendo los abrazos y achuchones que aunque no sea bien, bien portear, viene de ahí! Feliz domingo y perdona la tardanza en leer, voy a tope escribiendo jejejeeee… besitos!

  13. Yo echo de menos mi barriga de embarazada y las pataditas que venían de dentro, echo de menos dar el pecho y echo de menos portear. Por lo menos esto último lo hemos recuperado un poquito porque por ahora la llevo al cole cada día en la Manduca, no es como cuando era un bebé y se pasaba rato, se dormía y era lo mejor del mundo, pero me sigue gustando muchísimo y aunque sea poquito, lo agradezco un montón y estoy contenta de haberlo recuperado.

  14. Yo echo de menos mi barriga de embarazada y las pataditas que venían de dentro, echo de menos dar el pecho y echo de menos portear. Por lo menos esto último lo hemos recuperado un poquito porque por ahora la llevo al cole cada día en la Manduca, no es como cuando era un bebé y se pasaba rato, se dormía y era lo mejor del mundo, pero me sigue gustando muchísimo y aunque sea poquito, lo agradezco un montón y estoy contenta de haberlo recuperado.

  15. No me canso de decir que el porteo es adictivo.

    Me encanta llavar a mi peque «a tiro» de mis besos y bien pegadito a mi (con sus 12 kilazos) para charlar de lo que vemos por la calle, aunque últimamente prefiere caminar, sinf!

    Mis portabebé preferidos son la bandolera y el mei tai, aunque tengo también mochila ergonómica, tonga, mei hip y fular (la mayoría de Marta de Mis Canguritos, que es una artista).

    Cuando ya no pueda cargar con mi peque sé que echaré muchísimo de menos el porteo.

  16. No me canso de decir que el porteo es adictivo.

    Me encanta llavar a mi peque «a tiro» de mis besos y bien pegadito a mi (con sus 12 kilazos) para charlar de lo que vemos por la calle, aunque últimamente prefiere caminar, sinf!

    Mis portabebé preferidos son la bandolera y el mei tai, aunque tengo también mochila ergonómica, tonga, mei hip y fular (la mayoría de Marta de Mis Canguritos, que es una artista).

    Cuando ya no pueda cargar con mi peque sé que echaré muchísimo de menos el porteo.

  17. Yo también me muero de envidia cada vez que veo una embarazada! Es muy satisfactorio tener un hijo… pero la verdad, que saber que estás creando vida… (durante el embarazo), no tiene nada que se le pueda comparar.

  18. Yo también me muero de envidia cada vez que veo una embarazada! Es muy satisfactorio tener un hijo… pero la verdad, que saber que estás creando vida… (durante el embarazo), no tiene nada que se le pueda comparar.

  19. Jooooooooo a mi me da envidia oiros,bueno mas bien leeros jeje.Tengo 2 niñas 1 de casi 6 con la que use un par de veces la colgona, un horror la verdad…y con la segunda me regalaron la ergobaby con cojin reductor ,pues bien no he podido llevarla ni 10 minutos seguidos,con el reductor imposible,lloraba un monton y sin el pues lo mismo ,me la pongo y a los 2 minutos parece que se le esten subiendo las hormigas no para hasta que la saco y si no se la quito a llorar y me da una pena… yo que me imaginaba con mi nena de arriba abajo todo el dia..y nada o ha podido ser..con la ilusion que me hacia…

  20. Jooooooooo a mi me da envidia oiros,bueno mas bien leeros jeje.Tengo 2 niñas 1 de casi 6 con la que use un par de veces la colgona, un horror la verdad…y con la segunda me regalaron la ergobaby con cojin reductor ,pues bien no he podido llevarla ni 10 minutos seguidos,con el reductor imposible,lloraba un monton y sin el pues lo mismo ,me la pongo y a los 2 minutos parece que se le esten subiendo las hormigas no para hasta que la saco y si no se la quito a llorar y me da una pena… yo que me imaginaba con mi nena de arriba abajo todo el dia..y nada o ha podido ser..con la ilusion que me hacia…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,266FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,193SeguidoresSeguir