martes, noviembre 24, 2020
Maternidad Que venga bien ... y que sea niña

Que venga bien … y que sea niña

Típica conversación “Estoy embarazada” “Ah! ¿Y ya sabes lo que es, niño o niña?” “No, todavía es pronto” “¿Y qué es lo que prefieres?” y ella baja la mirada y dice “No sé, lo que sea pero que venga bien”.

¡¡¡MENTIRA!!!. En este caso al menos.

Y es que estoy harta. Y como Desmadreando salió el otro día del armario, hoy me toca a mí. Soy tan Malamadre que yo quería niñas. Que vinieran bien, y fueran niñas.

Baby girl

Yo sé que hay gente a la que de verdad de la buena le da exactamente lo mismo que sea niño o niña. Les creo. Algunos encuentran tantas ventajas a que sea de un sexo u otro y los dos les hacen ilusión. A mí lo que me repatea no es la gente a la que de verdad le da igual (que los hay y son unos cuantos) sino quienes mienten como bellacos y niegan lo evidente, que les apetece niño / niña / dinosaurio, porque parece que está mal visto tener preferencias.

Esto es algo que no puedo entender. Cuando me voy a comprar un coche puedo quererlo verde, azul, gris plata o amarillo. O que me dé igual como me pasaba a mí que, salvo negro (y porque es muy sucio) me la refanfinflaba el color del coche. El que llegase más rápido al concesionario y me pudiese llevar antes. Nadie cuestiona que tú elijas lo que quieres. Y luego te adaptes a lo que haya. Voy a por un vestido negro para una fiesta pero en mi camino se cruza un vestido rojo que me gusta más y aunque no era mi idea inicial pues me adapto.

(Ahora viene cuando todos se meten conmigo por comparar el querer niño o niña con comprarte un vestido o un coche. Este es su espacio para los improperios. ¿Ya? ¿Puedo seguir?)

Igual es que yo soy muy práctica. Quiero una cosa, pero luego la vida me sorprende con otra que luego resulta que es mejor, igual o peor que la que yo tenía in mente. Y vives con ello. Por no poner ejemplos superficiales como los anteriores, francamente mi trabajo no es el que yo tenía in mente cuando acabé COU, pero oye, no es lo que yo quería, pero he de reconocer que soy bastante feliz con lo que tengo y he sabido buscarme la vida para realizarme por otro lado. Es lo que tengo, y con esto o tengo que vivir o tengo que cambiarlo, no hay mucho más.

Pero yo reivindico el derecho a desear cosas, a preferir una cosa frente a otra. En todos los ámbitos de la vida.

Y estoy harta de que me miren mal por decir, tan pancha, que yo quería niñas. Que tengo dos y si tuviese un tercer hijo no es por buscar al niño sino a ver si me encuentro otra niña más. Me dicen “eres muy egoísta por no pensar en tu marido”. Pero vamos a ver, señores, seamos serios. ¿Qué carajo dará lo que yo quiera o deje de querer? Que esto no va a la carta… yo puedo querer una niña pelirroja de ojos verdes que luego será lo que tenga que ser. Mis deseos no van a influir en lo más mínimo en el devenir de los acontecimientos. Así que ¡dejadme en paz y dejadme querer lo que quiera! Además ¡qué carajo! ¡Si mi marido sí que es de los que les da exactamente igual lo que sea! ¿Por qué está mal que yo desee niñas y todo el mundo da por hecho que mi marido querría niños?

Porque ojo, yo estoy defendiendo el derecho a preferir una cosa frente a otra. Hay quien quiere niñas, quien quiere niños, quien quiere parejitas, y quien quiere parejitas pero del mismo sexo. ¡A mí todo me parece fantástico! Y luego cada uno tenemos lo que el azar, la genética o lo que quiera que sea deciden que tengamos.

En el fondo, lo mejor es que son pasatiempos. No entiendo porqué a alguien le indigna que yo quiera niñas… parece que se lo tomen como que no fuera a querer a un hipotético hijo que tuviera. Esto es como todo. Si a mí en abstracto me hacen elegir entre una niña y un niño genéricos me tiraré de cabeza por la primera. Suspiraré, rogaré, desearé con todas mis fuerzas que sea una niña. Y si luego no es María que es Mariano, pues mira, será Mariano. Los dos primeros días después de la eco me  importará, y luego cuando tenga a mi niño entre mis brazos, vaya creciendo, me dedique sonrisas, me achuche pensaré en que yo no cambio a este niño de carne y hueso por ninguna niña abstracta. Porque mi Mariano es real y no una ilusión, es mi hijo, es lo que tengo y lo que quiero.

Y si no lo pienso, es que soy imbécil. Nunca una ilusión puede ser mejor que la realidad.

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

46 COMENTARIOS

  1. Pues no sé que decirte…es que para mi tener un hijo no es lo mismo que comprarme un coche, un vestido, o lo que sea, no puedo tener preferencias. Porque si las tengo que pasa, que le voy a querer menos si es lo contrario?? Yo voy a tener dos niños, y la gente casi me daba el pesame cuando se enteraba de que el segundo era un niño. He oido de todo, otro cabezón, otro melón, a ver señoras, que es mi hijo, un poco de respeto. Que aunque no le pueda poner coletas, lazos, y demas chorradas el que ya esta con nosotros, es mas cariñoso que muchas de las niñas repipis y estupidas que veo en el parque. Y como dice mi vecino…ya me acordare cuando tengan 15 años y pueda dormir a pierna suelta…Cada sexo tiene su ventaja.

  2. Pues no sé que decirte…es que para mi tener un hijo no es lo mismo que comprarme un coche, un vestido, o lo que sea, no puedo tener preferencias. Porque si las tengo que pasa, que le voy a querer menos si es lo contrario?? Yo voy a tener dos niños, y la gente casi me daba el pesame cuando se enteraba de que el segundo era un niño. He oido de todo, otro cabezón, otro melón, a ver señoras, que es mi hijo, un poco de respeto. Que aunque no le pueda poner coletas, lazos, y demas chorradas el que ya esta con nosotros, es mas cariñoso que muchas de las niñas repipis y estupidas que veo en el parque. Y como dice mi vecino…ya me acordare cuando tengan 15 años y pueda dormir a pierna suelta…Cada sexo tiene su ventaja.

  3. Ahhhhhhhhhhhh Yo cuando estaba embarazada quería niño, estaba rodeada de niñas, así que quería un niño, (algunos) les parecía raro que quisiera un niño.
    Y vino la niña mas maravillosa del mundo. Lo que son las cosas, cuando fui a por el segundo quería repetir, estaba encantada con la experiencia y encima era una decisión muy práctica (ropa, habitación etc ) pero fue una experiencia dolorosa, que quizá algún dia cuente, pero no hoy (era niño)
    Así que se también perfectamente lo que es desear que venga bien y que de igual el sexo, pero llego un niño, el mas estupendo que me pueda echar a la cara.
    Ya veis, es lo que hay, el azar ha hecho lo que ha querido, y yo encantada con lo que tengo. Aunque alguno aún me mire raro cuando digo que yo nunca busqué la parejita.

  4. Ahhhhhhhhhhhh Yo cuando estaba embarazada quería niño, estaba rodeada de niñas, así que quería un niño, (algunos) les parecía raro que quisiera un niño.
    Y vino la niña mas maravillosa del mundo. Lo que son las cosas, cuando fui a por el segundo quería repetir, estaba encantada con la experiencia y encima era una decisión muy práctica (ropa, habitación etc ) pero fue una experiencia dolorosa, que quizá algún dia cuente, pero no hoy (era niño)
    Así que se también perfectamente lo que es desear que venga bien y que de igual el sexo, pero llego un niño, el mas estupendo que me pueda echar a la cara.
    Ya veis, es lo que hay, el azar ha hecho lo que ha querido, y yo encantada con lo que tengo. Aunque alguno aún me mire raro cuando digo que yo nunca busqué la parejita.

  5. ¡Se puede decir más alto pero no más claro! ¡Si señora! Reivindiquemos el derecho a desear 😛 pero ya sabes que eso queda muuy pero muy de malamadre pero es tan tú estilo (ejem ejem bueno el nuestro….el de todas ¡que coño!) que miraaaaa quien le guste bien y quién no….QUE LE TOQUEN TODOS LOS NIÑOS y nos deje las niñas 😛

    Un besote desmadroso

  6. ¡Se puede decir más alto pero no más claro! ¡Si señora! Reivindiquemos el derecho a desear 😛 pero ya sabes que eso queda muuy pero muy de malamadre pero es tan tú estilo (ejem ejem bueno el nuestro….el de todas ¡que coño!) que miraaaaa quien le guste bien y quién no….QUE LE TOQUEN TODOS LOS NIÑOS y nos deje las niñas 😛

    Un besote desmadroso

  7. Yo tambien queria niña!!y el que diga que le da igual miente fijo!porque al saber que vas a ser padres ya te imaginas que va a ser;en mi caso pensaba que iba a ser niño,pero toda mi vida me veia con una hija y asi fue!!

  8. Yo tambien queria niña!!y el que diga que le da igual miente fijo!porque al saber que vas a ser padres ya te imaginas que va a ser;en mi caso pensaba que iba a ser niño,pero toda mi vida me veia con una hija y asi fue!!

  9. Yo también queria niña y lo decia bien clarito. Es más, yo queria dos niñas, pero he tenido un niño precioso que no cambio por nada y ahora cuando me preguntan que cuando voy a ir por la niña, digo que nunca, que ahora quiero otro niño tan bueno como el mio jajajaja

  10. Yo también queria niña y lo decia bien clarito. Es más, yo queria dos niñas, pero he tenido un niño precioso que no cambio por nada y ahora cuando me preguntan que cuando voy a ir por la niña, digo que nunca, que ahora quiero otro niño tan bueno como el mio jajajaja

  11. Yo en el primero quería niño y también lo dije a los 4 vientos (y hubo gente a la que no le pareció bien que tuviera preferencias…) Y fue un niño! El más guapo y bueno del mundo!!. Ahora con el segundo quiero una niña, quiero comprar vestiditos y ponerle lazos jajaja, pero parece que va a ser otro niño… al que adoraré igual que al primero 😛

  12. Yo en el primero quería niño y también lo dije a los 4 vientos (y hubo gente a la que no le pareció bien que tuviera preferencias…) Y fue un niño! El más guapo y bueno del mundo!!. Ahora con el segundo quiero una niña, quiero comprar vestiditos y ponerle lazos jajaja, pero parece que va a ser otro niño… al que adoraré igual que al primero 😛

  13. Estoy de acuerdo contigo en que tener ciertas preferencias a la hora de tener hijos (niña, con el color de cabello de papá, lo que sea) ni va a influir en la realidad ni en nuestro futuro amor maternal.
    Puestos a hilar fino y criticar, también se puede decir que desear que nuestra progenie «venga bien» (sanos, con un buen peso, etc) es que no querremos a la criatura si nace con algún problema, ¿no? Y todos sabemos que no es así. Como bien dices, las personas reales que criamos siempre son más importantes que una ilusión.

  14. Estoy de acuerdo contigo en que tener ciertas preferencias a la hora de tener hijos (niña, con el color de cabello de papá, lo que sea) ni va a influir en la realidad ni en nuestro futuro amor maternal.
    Puestos a hilar fino y criticar, también se puede decir que desear que nuestra progenie «venga bien» (sanos, con un buen peso, etc) es que no querremos a la criatura si nace con algún problema, ¿no? Y todos sabemos que no es así. Como bien dices, las personas reales que criamos siempre son más importantes que una ilusión.

  15. Estoy de acuerdo en reivindicar lo que queremos. Porque es cierto que cuando te enteras de que estás embarazada ya te imaginas con un niño o niña, pero con algo en concreto. Lo que no entiendo es que parece que cuando lo que quieres es niño la gente te mira como diciendo ‘si ya, lo dices porque es lo que te toca’, por qué siempre se cree que todas queremos niñas??? Yo quería un niño, y tuve suerte, tengo un cariñosísimo niño de 2 años que me tiene loca, pero estoy segura que si fuera niña sería igual.

  16. Estoy de acuerdo en reivindicar lo que queremos. Porque es cierto que cuando te enteras de que estás embarazada ya te imaginas con un niño o niña, pero con algo en concreto. Lo que no entiendo es que parece que cuando lo que quieres es niño la gente te mira como diciendo ‘si ya, lo dices porque es lo que te toca’, por qué siempre se cree que todas queremos niñas??? Yo quería un niño, y tuve suerte, tengo un cariñosísimo niño de 2 años que me tiene loca, pero estoy segura que si fuera niña sería igual.

  17. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: publicidad Ya me he comprado mi Vileda 1.2.Spray 🙂 Me parece un inventazo sobre todo para esos momentos en los que tienes que recoger algo que se ha caído (o tu peque, que ha tenido un escape) y llenar un cubo entero da ……

  18. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: publicidad Ya me he comprado mi Vileda 1.2.Spray 🙂 Me parece un inventazo sobre todo para esos momentos en los que tienes que recoger algo que se ha caído (o tu peque, que ha tenido un escape) y llenar un cubo entero da ……

  19. Jajajajajajajaja! Es verdad, por qué a las mamis les da vergüenza decir lo que prefieren? Es como si por tocarte el sexo no elegido no fueses a querer a tu bebé! Y aún peor me parece las embarazadas que durante los tres primeros meses te dicen que les da igual… y al cuarto, cuando ya saben lo que es, te digan: «Llevo niño. Menos mal, porque yo quería niño. No quiero niña porque bla, bla, bla…». Me parece lo peor! Jajajajaja! Porque mi cabeza piensa: «Será hipócrita!», y tengo que luchar contra mi boca por no pronunciar la frase en voz alta. Jajajaja!

  20. Jajajajajajajaja! Es verdad, por qué a las mamis les da vergüenza decir lo que prefieren? Es como si por tocarte el sexo no elegido no fueses a querer a tu bebé! Y aún peor me parece las embarazadas que durante los tres primeros meses te dicen que les da igual… y al cuarto, cuando ya saben lo que es, te digan: «Llevo niño. Menos mal, porque yo quería niño. No quiero niña porque bla, bla, bla…». Me parece lo peor! Jajajajaja! Porque mi cabeza piensa: «Será hipócrita!», y tengo que luchar contra mi boca por no pronunciar la frase en voz alta. Jajajaja!

  21. Mira, yo creo que en mi grupo de amigas esto no pasa, todas decían claramente sus preferencias. Yo cuando supe que estaba embarazada quería niña, aunque no sé muy bien por qué. Mi marido quería niño. El día que nos dijeron que era niña, él a los dos segundos ya estaba contentísimo con que fuera niña (ya pensaba hasta cómo amenazar al primer novio que trajera a casa, jaja) y yo me di cuenta al ver esa cosita en la pantalla que me habría dado igual que me hubiesen dicho que era niño. Y ahora que mi niña empieza a hacer pedorretas y a reírse con ganas, sé que se me habría caído la baba igual si hubiese sido un chico. En cuanto a lo de que las niñas suelen ser más cariñosas, bueno, mi marido es mucho más cariñoso y familiar que yo, así que no creo que vaya con el sexo de la criatura.
    Y ahora sí que puedo decir que si en unos años decidimos tener otro, me dará igual tener una cosa que otra, solo le veo pros a las dos opciones.

  22. Mira, yo creo que en mi grupo de amigas esto no pasa, todas decían claramente sus preferencias. Yo cuando supe que estaba embarazada quería niña, aunque no sé muy bien por qué. Mi marido quería niño. El día que nos dijeron que era niña, él a los dos segundos ya estaba contentísimo con que fuera niña (ya pensaba hasta cómo amenazar al primer novio que trajera a casa, jaja) y yo me di cuenta al ver esa cosita en la pantalla que me habría dado igual que me hubiesen dicho que era niño. Y ahora que mi niña empieza a hacer pedorretas y a reírse con ganas, sé que se me habría caído la baba igual si hubiese sido un chico. En cuanto a lo de que las niñas suelen ser más cariñosas, bueno, mi marido es mucho más cariñoso y familiar que yo, así que no creo que vaya con el sexo de la criatura.
    Y ahora sí que puedo decir que si en unos años decidimos tener otro, me dará igual tener una cosa que otra, solo le veo pros a las dos opciones.

  23. Yo era de las que decían que les daba igual. De hecho, me daba igual, o eso creía. Y eso de que te imaginas con un bebé niño o un bebé niña en mi caso era falso, me imaginaba con un bebé. Sin más.
    El caso es que a todos les dio porque era niña y yo creo que eso me acabó influyendo. Cuando estaba apenas de 6 o 7 semanas quedé con unos cuantos amigos de EGB y les dije que estaba embarazada y uno me dijo que sería niña, que me estaba visualizando con una niña. Y la familia igual.
    Entonces fue cuando un día hablando con una compañera de trabajo se me escápó un «cuando ya haya nacido la niño, ups, el bebé». O cuando en la sala de espera para la morfológica vi a una embarazada de su segundo bebé, con su primer hijo, de unos dos añitos, monísimo, y le casqué a mi marido, casi sin darme cuenta «los niños también son muy monos».
    Así que no sé si me influyó el entorno (y el hecho de tener decidido el nombre de niña y no el de niño) o si inconscientemente quería una niña y yo no lo sabía.
    Y sí, fue niña y no la cambiaría por nada del mundo. Y ahora, si algún día repito, me da igual lo que sea, me haría gracia la parejita pero también me encantaría que fuera otra niña. Así que sí, que venga bien.
    Ah, mi cuñada siempre dijo que quería niños. Tiene 5 hijos y 4 son niños. La niña es la cuarta, creo que volvió a quedarse embarazada y a tener otro niño para que la gente no pensara que habían tenido tantos hijos solo por ir a buscar la niña. No, ellos querían familia numerosa de niños.

  24. Yo era de las que decían que les daba igual. De hecho, me daba igual, o eso creía. Y eso de que te imaginas con un bebé niño o un bebé niña en mi caso era falso, me imaginaba con un bebé. Sin más.
    El caso es que a todos les dio porque era niña y yo creo que eso me acabó influyendo. Cuando estaba apenas de 6 o 7 semanas quedé con unos cuantos amigos de EGB y les dije que estaba embarazada y uno me dijo que sería niña, que me estaba visualizando con una niña. Y la familia igual.
    Entonces fue cuando un día hablando con una compañera de trabajo se me escápó un «cuando ya haya nacido la niño, ups, el bebé». O cuando en la sala de espera para la morfológica vi a una embarazada de su segundo bebé, con su primer hijo, de unos dos añitos, monísimo, y le casqué a mi marido, casi sin darme cuenta «los niños también son muy monos».
    Así que no sé si me influyó el entorno (y el hecho de tener decidido el nombre de niña y no el de niño) o si inconscientemente quería una niña y yo no lo sabía.
    Y sí, fue niña y no la cambiaría por nada del mundo. Y ahora, si algún día repito, me da igual lo que sea, me haría gracia la parejita pero también me encantaría que fuera otra niña. Así que sí, que venga bien.
    Ah, mi cuñada siempre dijo que quería niños. Tiene 5 hijos y 4 son niños. La niña es la cuarta, creo que volvió a quedarse embarazada y a tener otro niño para que la gente no pensara que habían tenido tantos hijos solo por ir a buscar la niña. No, ellos querían familia numerosa de niños.

  25. Adopté en China por muchas razones, y una de ellas era que había una probabilidad enorme de que me dieran una niña. En el proceso, que duró ocho años, la psicóloga que me evaluaba me reprendió por hablar en femenino de lo que debía denominarse «el menor».

    Sabes que desde entonces he utilizado con sorna esa expresión. Yo habría amado igual a un niño, pero uno necesita imaginar algo concreto, fantasear con una existencia que te hace soportar la espera.

    Ahora que por fin el menir ha pasado a ser la menor y llena mi vida, me encuentro cada día con personas pesadísimas que me dicen que que pena que lleve el pelo corto (allí se lo rapaban) porque parece un chico, y que TENGO que ponerle pendientes cuanto antes para evitar la confusión. Cuanto más me lo dicen más me rebelo. Amo su pelo corto y sus orejitas libres de marcadores.

    • Gracias guachin!
      Siendo de fuera me parece extrañísima esa manía que hay aquí de ponerles pendientes a las niñas nada más nacer.
      La peor de las justificaciones que escuché fue que así no recordarán el dolor. Pero sí lo experimentan!
      Además recuerdo el día que fui de pequeña con mi madre, el día que yo quise, y la ilusión que me hizo!!!

      • Mis hijas tampoco llevan pendientes, ni los llevarán hasta que ellas decidan cuando y donde ponerselos. Me parece una opción de lo más personal, como para decidir yo por ellas.

  26. Adopté en China por muchas razones, y una de ellas era que había una probabilidad enorme de que me dieran una niña. En el proceso, que duró ocho años, la psicóloga que me evaluaba me reprendió por hablar en femenino de lo que debía denominarse «el menor».

    Sabes que desde entonces he utilizado con sorna esa expresión. Yo habría amado igual a un niño, pero uno necesita imaginar algo concreto, fantasear con una existencia que te hace soportar la espera.

    Ahora que por fin el menir ha pasado a ser la menor y llena mi vida, me encuentro cada día con personas pesadísimas que me dicen que que pena que lleve el pelo corto (allí se lo rapaban) porque parece un chico, y que TENGO que ponerle pendientes cuanto antes para evitar la confusión. Cuanto más me lo dicen más me rebelo. Amo su pelo corto y sus orejitas libres de marcadores.

    • Gracias guachin!
      Siendo de fuera me parece extrañísima esa manía que hay aquí de ponerles pendientes a las niñas nada más nacer.
      La peor de las justificaciones que escuché fue que así no recordarán el dolor. Pero sí lo experimentan!
      Además recuerdo el día que fui de pequeña con mi madre, el día que yo quise, y la ilusión que me hizo!!!

      • Mis hijas tampoco llevan pendientes, ni los llevarán hasta que ellas decidan cuando y donde ponerselos. Me parece una opción de lo más personal, como para decidir yo por ellas.

  27. Gracias siempre me he sentido mal por este tema, porque yo quería NIÑAAAAAAAAAAAAAA y bueno por supuesto que adoro a mi monillo y no lo cambiaría por nada del mundo, pero si hay un segundo tiene que ser niña sino no quiero ehhhh

  28. Gracias siempre me he sentido mal por este tema, porque yo quería NIÑAAAAAAAAAAAAAA y bueno por supuesto que adoro a mi monillo y no lo cambiaría por nada del mundo, pero si hay un segundo tiene que ser niña sino no quiero ehhhh

  29. Pues yo de verdad de verdad de verdad, me hace tanta ilusión un niño como una niña. Lo mismo. Así la sorpresa será igual de buena.
    Ahora, tener preferencias y reivindicarlas?! la lista no se acabaría. Que tenga pecas. Que tenga mi nariz y no la de mi marido (sobre todo si es niña vamos), que sea más espabilad@/extrovertid@/deportista/… que yo.
    En fin, que nadie puede decir que no tenga preferencias. También nuestras madres las tuvieron seguro 🙂

  30. Pues yo de verdad de verdad de verdad, me hace tanta ilusión un niño como una niña. Lo mismo. Así la sorpresa será igual de buena.
    Ahora, tener preferencias y reivindicarlas?! la lista no se acabaría. Que tenga pecas. Que tenga mi nariz y no la de mi marido (sobre todo si es niña vamos), que sea más espabilad@/extrovertid@/deportista/… que yo.
    En fin, que nadie puede decir que no tenga preferencias. También nuestras madres las tuvieron seguro 🙂

  31. Buf pues si que ha dado este post!
    Yo soy de las que me daba igual, absolutamente igual el sexo de mis hijos, eso si deseaba por encima de todo que estuviesen sanos. Sobre todo porque un hijo no es una posesión, y no es comparable con nada, se dice que las comparaciones son odiosas, pero en este caso NO CABEN por esa simple razón.
    Tampoco es comparable tener preferencias por un sexo con desear que sean sanos, nuevamente no caben las comparaciones. Porque uno desea hijos sanos para que algún día sean personas independientes y ahorrarles sufrimientos, propios y ajenos.

  32. Buf pues si que ha dado este post!
    Yo soy de las que me daba igual, absolutamente igual el sexo de mis hijos, eso si deseaba por encima de todo que estuviesen sanos. Sobre todo porque un hijo no es una posesión, y no es comparable con nada, se dice que las comparaciones son odiosas, pero en este caso NO CABEN por esa simple razón.
    Tampoco es comparable tener preferencias por un sexo con desear que sean sanos, nuevamente no caben las comparaciones. Porque uno desea hijos sanos para que algún día sean personas independientes y ahorrarles sufrimientos, propios y ajenos.

  33. A mi me repatea eso de «no me importa, con tal de que venga sano». Lógicamente! que sea sano es lo primero y nadie lo pone en duda, es que no hace falta ni decirlo, a qué viene la comparación con que sea niño o niña?

    No sé como alguien puede pensar que si quieres un niño, si te sale niña la vas a querer menos. Por esa regla de tres, si alguien me dice «me da igual, siempre que sea sano», podría pensar que si nace con alguna enfermedad o discapacidad, lo va a querer menos, no?

  34. A mi me repatea eso de «no me importa, con tal de que venga sano». Lógicamente! que sea sano es lo primero y nadie lo pone en duda, es que no hace falta ni decirlo, a qué viene la comparación con que sea niño o niña?

    No sé como alguien puede pensar que si quieres un niño, si te sale niña la vas a querer menos. Por esa regla de tres, si alguien me dice «me da igual, siempre que sea sano», podría pensar que si nace con alguna enfermedad o discapacidad, lo va a querer menos, no?

  35. Pues hombre, es que lo de quererlo mas o menos es INCUESTIONABLE. Yo el deseo de tener un hijo sano lo interpreto como querer lo mejor para tu hijo

  36. Pues hombre, es que lo de quererlo mas o menos es INCUESTIONABLE. Yo el deseo de tener un hijo sano lo interpreto como querer lo mejor para tu hijo

  37. Ole y ole! Verdades como puños, y si eso es ser malamadre, no te preocupes que malamadres somos muchas! Yo cuando estaba embarazada de mi primer hijo esperaba con ilusión la eco en la que me dieran el pistoletazo de salida para comprar vestiditos, y me quedé un poco planchada cuando mi niña soñada resultó tener colita. Ahora? Quiero a mi hijo a rabiar, desde antes de nacer, cuando se me pasó el shock. No lo cambiaría por mil niñas! El que tuviera preferencias no quiere decir nada! Y sí, la segunda ha sido una niña, no buscada ni planeada, como yo le digo nos ha buscado ella a nosotros. Y la adoro por ser carne de mi carne, no por ser de uno u otro sexo (pero sí, cuando me enteré que estaba otra vez embarazada, volví a soñar con una niña!)

  38. Ole y ole! Verdades como puños, y si eso es ser malamadre, no te preocupes que malamadres somos muchas! Yo cuando estaba embarazada de mi primer hijo esperaba con ilusión la eco en la que me dieran el pistoletazo de salida para comprar vestiditos, y me quedé un poco planchada cuando mi niña soñada resultó tener colita. Ahora? Quiero a mi hijo a rabiar, desde antes de nacer, cuando se me pasó el shock. No lo cambiaría por mil niñas! El que tuviera preferencias no quiere decir nada! Y sí, la segunda ha sido una niña, no buscada ni planeada, como yo le digo nos ha buscado ella a nosotros. Y la adoro por ser carne de mi carne, no por ser de uno u otro sexo (pero sí, cuando me enteré que estaba otra vez embarazada, volví a soñar con una niña!)

  39. Yo antes quería una niña, la verdad, no sé muy bien el porqué, porque no soy presumida, ni me gustan las actividades «muy femeninas», pero quería una niña. La mala suerte me trajo dos abortos y después de eso sí que podía decir SIN NINGUNA DUDA que me daba igual, que yo el único requisito que le pedía era que su corazón latiese durante 100 años (o más). Sin embargo se me metió en la cabeza que era una niña, lo soñé, tenía esa intuición, y cuando me dijeron que era un niño salí rebotada, jajajajajaja, a mí, que me daba igual, que tenía un peque sano en la tripa, me enfadé porque mi intuición había fallado. Me gustaría que si tengo otro fuese una niña, por experimentar la experiencia, pero en el fondo me da igual. El que no pensaba igual era mi marido, él quería un niño, sí o sí, y el día que le dijeron niño salió de la consulta un palmo por encima del suelo, yo me alegro muchísimo por él, porque él tenía un deseo mucho más grande de que fuese niño que yo de que fuese niña, lo mío era un poco por elegir entre chocolate negro o chocolate negro con naranja, los dos me gustan, uno más que otro, pero los dos me gustan.
    Lo que no soporto, lo siento, PERO NO PUEDO es el orgullo de la familia porque un «varón» llegue a la familia, y lleve el apellido con orgullo, que se hinchen por eso, lo siento pero no puedo. Es un bebé, es mi bebé, qué más da su apellido y que sea el primer varón de la familia!!!!

  40. Yo antes quería una niña, la verdad, no sé muy bien el porqué, porque no soy presumida, ni me gustan las actividades «muy femeninas», pero quería una niña. La mala suerte me trajo dos abortos y después de eso sí que podía decir SIN NINGUNA DUDA que me daba igual, que yo el único requisito que le pedía era que su corazón latiese durante 100 años (o más). Sin embargo se me metió en la cabeza que era una niña, lo soñé, tenía esa intuición, y cuando me dijeron que era un niño salí rebotada, jajajajajaja, a mí, que me daba igual, que tenía un peque sano en la tripa, me enfadé porque mi intuición había fallado. Me gustaría que si tengo otro fuese una niña, por experimentar la experiencia, pero en el fondo me da igual. El que no pensaba igual era mi marido, él quería un niño, sí o sí, y el día que le dijeron niño salió de la consulta un palmo por encima del suelo, yo me alegro muchísimo por él, porque él tenía un deseo mucho más grande de que fuese niño que yo de que fuese niña, lo mío era un poco por elegir entre chocolate negro o chocolate negro con naranja, los dos me gustan, uno más que otro, pero los dos me gustan.
    Lo que no soporto, lo siento, PERO NO PUEDO es el orgullo de la familia porque un «varón» llegue a la familia, y lleve el apellido con orgullo, que se hinchen por eso, lo siento pero no puedo. Es un bebé, es mi bebé, qué más da su apellido y que sea el primer varón de la familia!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ocho − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,219FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,186SeguidoresSeguir