jueves, octubre 1, 2020
Mi tercer hijo: mi iPad

Mi tercer hijo: mi iPad

Array

En navidades tuve a mi tercer hijo. Va con sus circuitos, si le tocas se ríe, y es simpático a morir. A veces hablo con él y todo y me responde muy educado. ¡Adoro mi iPad! 

En realidad, mi idea inicial era regalárselo a las niñas porque una tonta no es… y ya sabía que las posibilidades de poder utilizarlo eran bastante limitadas. Pero me lo pensé mejor. Creí que si oficialmente era mío, en caso de discusión, problema, abuso, etc, podía mediar fácilmente. ¡El iPad es mío!

Y para que no hubiese dudas, lo marqué.

iPad

Ahí lo podéis ver, grabado con láser en su parte trasera. Con elegancia. Más bien que para qué.

Pero claro, mi iPad es muy sensible y mis hijas muy burras. Igual que no les dejaría a un niño así, a las bravas, sin protección, sin pensar, sin nada de nada, lo mismo con el iPad. Y aquí es donde viene el Speck iGuy, la funda protectora que le he comprado que han traído los Reyes.

speck iguy

Yo lo compré en Amazon y estoy encantadísima con él. Si lo que buscáis es una funda resistente y que proteja de verdad la tablet, este es el cachivache perfecto. Es tremendamente mullido, tanto que si se cae al suelo es complicado que le ocurra algo. No, no lo he probado ¡ni pienso! pero vamos, tiene suficiente volumen como para que salvo caídas complejas llegue a tocar la pantalla el suelo.

El tipo de material con el que está hecho es antideslizante, se agarra un poquito y esto viene muy bien. Está pensado para todos los modelos de iPad y los mandos que están en los laterales de la tableta quedan al descubierto.

Para mí tiene únicamente dos pegas, que son menores. Una, que las asas, lo que son los bracitos del iGuy son un poco endebles, de manera que no se puede agarrar con la fuerza que me gustaría. Es cierto que si fueran menos «blandurrias» serían más peligrosas, pero mis hijas ya no están en esa edad y a mí personalmente me resolvería que fueran más duras.

La segunda pega es que con la funda puesta es complicado ponerlo a cargar. Se puede, pero no hay que tener pulso de templar panderetas como el mío y «atinar». ¡Y mientras pruebo lo rayo! ¡Y no lo puedo soportar!

El Speck iGuy es una funda para tener en casa. Está bien para tenerlo aquí, pero no es práctico para llevarlo por ahí. Para eso es práctico tener una tipo sobre que podáis llevar en el bolso sin mayor problema.

Para mí es básico si tienes hijos y un iPad. ¡Y además es tan mono! Está disponible en verde, azul y naranja (los colores originales) y ahora lo han sacado en rojo fresa y morado. Ni lo dudéis: si esos dos colores estuviesen disponibles ahora no sería el mío azul. Ojo porque en Amazon los precios oscilan mogollón, así que si lo vais a comprar revisad que no está en lo más alto de precio. Si lo compráis por 23,00 euros está muy bien, lo he llegado a ver por 43,00 euros.

 

Artículo anteriorDormir, lo que se dice dormir…
Artículo siguienteMi hija techie
Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

7 COMENTARIOS

  1. Yo para el iphone tengo la carcasa de fisher-price. Va muy bien, hasta ahora porque dejaba el móvil libre de babas, y ahora porque cuando se cansa de jugar con él suele mandarlo «a escaparrar» lanzándolo bien lejos.
    Para ipad hay también de esta marca, pero aún no me he decidido a comprar este modelo o el Speck

    • ¡Anda, pues no me acordaba de su existencia! Es verdad, esta para bebés es la leche, me gusta mucho. Yo creo que quizás la de Speck es para más mayores, pero igual teniendo en cuenta que tu peque cada día es menos bebé igual te hace más papel.

  2. Papá Noel me trajo un Speck y ¡estoy encantada! Coincido con las limitaciones que comentas, pero las ventajas son superiores. A mi pobre iPad le temblaban los circuitos coda vez que mi bicho mayor se le acercaba… Aunque su único rayón se lo hice yo… Besos!

  3. Madre mía… os leo y no me entero de nada de lo que estáis hablando. De verdad: como si hablarais en Klingon. Qué atrás me he quedado, Dios mío. Definitivamente, no estoy preparada para la vida moderna. El otro día me preguntaron si mi móvil tenía Android y me quedé en plan «¿Einggg?». Yo a lo máximo que he llegado ha sido al libro digital (y al básico; el mío es básico a más no poder).

  4. Pues me parece que te voy a hacer caso y voy a comprarme uno…me tiemblan las piernas cada vez que el pequeño va danzando con él por toda la casa como si llevara a un Gormiti en vez de una cosa tan delicada (y tan valiosa ;-)))

    Besos!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,265FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,190SeguidoresSeguir