viernes, septiembre 25, 2020
Niños Las grefuchuches triunfan

Las grefuchuches triunfan

Cuando éramos crías, la ilusión de mi hermana y mía era recibir cartas, muchas cartas. ¡No sabéis la alegría que nos dábamos cuando nuestro buzón tenía alguna sorpresa para nosotras! Tuvimos alguna temporada que, gracias a aquello que ahora está tan pasado de moda, los amigos por correspondencia (Galilea … que fortuna la mía… ) nuestro buzón rebosaba. Tanto que llegamos a conocer hasta el cartero porque éramos sus clientas estrella.

En esta época mía de blogger estoy cumpliendo mi sueño infantil y hemos vuelto a hacer buenas migas con el cartero… con el correos… con el de Nacex… con el de MRW… con el de Seur… vamos, que la casa de mi madre parece una oficina postal más que otra cosa. De hecho, un día se encontró en el centro comercial cercano con la cartera y le dio una carta para mí porque dijo que había estado hacía un poco y no estábamos. Verídico.

Pero este paquete no llegó a casa de mi madre, que es lo habitual, sino a mi trabajo. En pleno cierre de la contabilidad. Día en el que toooooodos están lo que viene siendo atacados de los nervios. 

we love chuches

Cuando recibo algunas de las cosas la verdad es que muchos se quedan indiferentes, pero el cargamento de chuches de Grefusa que me llegó no pasó inadvertido. Básicamente porque pensé que si me las llevaba a casa a mis hijas y a mí nos iba a dar un torzón y no era plan, así que aligeré el paquete un poco. Digamos que había bolsitas de chuches como para una boda. Así tirando por lo bajo.

Así que estas chuches están catadas y bien catadas. Todos mis compañeros de la oficina, más mis hijas, más la cuñada de mi compi, más la suegra de la otra compi, más los hijos de otros compis (es decir, todo Blas) hemos llegado a la conclusión de que ESTÁN QUE TE CAGAS BUENÍSIMAS.

Colores grefusa

Hay tres modelos: el paquete morado (con un megamix que incluye moras y regalices, mis favoritos), el verde (pika) y el rosa (sugar). Son chuches de un tamaño ligeramente menor al normal, pero hay un mínimo de 10 en cada paquete, y en los morados contamos 15. Cuestan 0,35€ cada bolsa, un precio más que razonable.

¿Ventaja? Que como están envasadas siguen superblanditas todo el tiempo y se nota mogollón respecto a las que están para servirse a granel. Y como catadora de chuches os digo que es verdad que se nota y mucho. De hecho el comentario generalizado fue que estaban cañón. Y hombre, mis compis esos días se comerían lo que les pusieran por delante, pero también son capaces de distinguir cuando está algo bueno o malo y te hacen saber su opinión.

Chuches

Son geniales para los niños, pero ya os digo que entre los adultos triunfaron. Es un formato genial para llevar en el bolso o tener en la oficina para un momento de ansiedad ¡o qué narices, porque sí!

Y otra ventaja más NO TIENEN GLUTEN. Sé que hay varias lectoras que son celíacas así que supongo que es una buena noticia. Al estar envasadas individualmente (en vez de a granel, me refiero, no es que esté cada chuche por separado) las posibilidades de contaminación son menores. ¡Así que no hay excusa!

El mundo con chuches es muuuucho mejor. ¿O no? (Y señores de Grefusa, estaremos encantados de probar todo lo que tengan a bien mandarnos jijijiji. Es que somos muuuy sacrificados)

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

14 COMENTARIOS

  1. Desde luego ese paquete sirve para endulzar las largas mañanas de trabajo jajjaja
    Muy buena idea el embolsado porque en los frutos secos hay veces que si te las lanzan a la cabeza te aseguro que te hacen brecha.

    • Están MUY MUY MUY buenas. De verdad. Y somos grandes consumidores de chuches, pero es que están especialmente blanditas. No es peloteo, es que es la verdad

  2. ¡Qué bueno! A mi lo de que vayan envueltas me gusta sobre todo por evitar el posible manoseo de las chuches a granel. Creo que me estoy volviendo un poco maniática con la edad…

  3. Te acabo de leer… y ahora mismo me apetecen unas chuches y el cargamento de cosas para comer en el despacho está bajo mínimos, grrr.
    Tiene que ser genial trabajar contigo. Bueno, no, tiene que ser genial ser tú 🙂

  4. Me voy a salir un poco del tema del post (aunque me encantan las chuches!), pero es que lo que me ha llegado al alma al leerte ha sido la mención a Galilea… lo que me podía gustar esa canción cuando tenía 15 años!!!
    Así que gracias guapa por traerme a la memoria un recuerdo tan bonito 🙂

    • jajajaja, a mí también me gustaba mucho ¡es más! creo que de las de Dalma es mi favorita 🙂 ¡Me alegra habértela traído a la memoria! Un beso!

  5. ¿catadora de chuches?
    Si no fuera por la cantidad de azucar (y no lo digo sólo por engordar, sino por que te pongas malo o te pille diabetes de tanto azucar) sería un sueño hecho realidad!!

    Al estar envasadas no se resecan y por eso deben estar tan buenas y blanditas.
    El único problema que le veo es que me encanta escogerlas. A mi las moras y gominolas normales no me pirran pero el regaliz (y cuanto más negro «más mejor») o las chuches picantes o efervescentes me chiflan.

    Imposible (por el coste) hacer bolsas «personalizables» con lo que le gusta a cada uno, pero sería una caña si además de estas bolsas MIX, hicieran bolsas así en formato pequeño pero de un sólo producto (una con sólo moras, otra sólo de regaliz rojo, sólo coca-colas…como hay en le súper), así podrías comprar varias bolsitas de las chuches que te gusten y tenerlas siempre tiernas pero sin que te sobren las que no te van.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,264FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,194SeguidoresSeguir