domingo, diciembre 8, 2019
Maternidad Tres frases que te sacan de tus casillas en el gine

Tres frases que te sacan de tus casillas en el gine

Hace unos días leí en twitter a mi amiga Orquídea Dichosa, embarazada de 20 semanas, diciendo que su endocrino le había echado la bronca por no engordar. Hace ya cuatro años desde que nació mi hija pequeña, pero quiero hacer la lista de las tres frases que más te sacan de tus casillas cuando vas al gine estando embarazada.

Captura de pantalla 2013-12-12 a la(s) 14.43.13

«Te has engordado mucho» o … «te has engordado poco»

No conozco embarazada que no tenga terror a la báscula cuando está embarazada. Porque siempre lo haces MAAAAAAAAAAL. Si te engordas mucho, resulta que ves como la ceja de tu gine se levanta y te dice «mmmm te tomaste demasiado en serio lo de comer por dos». Y tú en ese momento te sientes como la cerdito Peggy y te quieres morir. NOOOORRRRR que no como tanto, musitas. Sea verdad o no. Pero lo mismo te da. Cuando miras tu peso crecer en esa libreta es como si aparecieras en el muro de la vergüenza Pero no creáis que engordarse poco es mejor. También te echan la bronca. Yo en el embarazo de mi segunda hija me engordé un kilo y medio. Mi metabolismo habitualmente lentísimo se me acelera y el resultado es que en la práctica comiendo lo mismo adelgazo (Mencía pesó 3.400 kg). Pues también te echan la bronca. No te libras. Marditos roedores…

normal

«Lo que te pasa es normal»

¿Tienes insomnio? Es normal. ¿Vomitas? Es normal. ¿No vomitas? También lo es. ¿Te salen varices, se te pone la tripa dura, te duele el dedo gordo del pie? Normal, normal, normal. Coño Caramba, que un día iras a la consulta con un cuerno verde en la cabeza y también lo será. Yo no sé vosotras. Pero en mi caso daba igual lo que dijera, siempre era normal. Es más, le comenté así como de pasada que tenía contracciones porque también pensaba que lo era. Y resultó que no. Pero caramba ¡¡¡cuántas veces me oí eso de «es normal»!!! Yo sé que los gines han visto cienes y cienes de embarazos, pero tú salvo que seas la madre tigre te embarazarás una, dos, tres veces a todo tirar. Me parece estupendo que sea normal. ¡¡¡Pero tú no lo sabes!!! ¡¡¡No hace falta que nos lo digan mirándonos con cara de «piltrafilla, te crees especial pero no lo eres»!!!

ID-100192501

«Estas muy verde»

Cuando tú estas ya que más que tener un niño dentro crees que te lo has comido (y se te ha indigestado) todo lo que quieres es parir. Te da igual por donde. Al menos en mi caso. Si es necesario que salga por la boca, que salga 🙂 Obviamente es broma. Pero si que conforme se acerca la fecha probable de parto (que es de todo menos probable) cada vez que vas a la consulta del gine le miras como si fuera la virgen de Lourdes esperando que te diga que la cosa progresa y que pronto darás a luz. Pues no. Todo lo que te dicen es que estás «muy verde». Define verde, te dan ganas de decirle. Verde «me-voy-a-poner-de-parto-en-los-próximos-días» o verde «hasta-que-no-termine-la-primaria-no-sale». Pues no. Verde. Y con eso te quedas. La buena noticia es lo que no suelen decir. Y es que estás verde hasta que dejas de estarlo. Que parece una frase idiota. Tal vez lo sea, de hecho. Pero es verdad. Esto quiere decir que estás verde y que eso lo único que quiere decir es que ahora no estas de parto pero puedes estarlo en media hora. Como de hecho pasa a veces. ¡No me digáis que no es mucho mas interesante! Y ahora contadme ¿Qué frases odiábais que os dijeran vuestros gines en el embarazo? 

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

17 COMENTARIOS

  1. Yo me lleve muchas broncas con el peso, cada vez que me pesaba me decía «pero sigues la dieta que te puse? así mal, eh?» Engordé 18 k, pero para un escuchimizo de mujer como yo tampoco lo veía descabellado, la primera vez en mi vida que estaba en un indice de masa corporal «normal» y me fundían a broncas.

    Y lo de verde también, el último día antes de inducción, casi ya con 42 semanas me soltó «de aquí no entra ni sale nadie» :-S acojona…

  2. Ups, pues yo soy de esas mamas raras que no tenía problemas por engordar.. siempre he sido delgada y cada vez que iba me pesaba y me decía el gine «eres la única que viene con ganas de pesarse» claro!! jajaja pero engordé cerca de 23 kilazos, casi nada!, pero tooodo tripa, que locura.. era como un zepelin… pero yo feliz, con mi tripota.. el «enano» pesó 3.650,

    Sabes que es lo que mas me molestaba escuchar al gine?… esta semana tu hijo nace para el 20… la semana siguiente.. el niño nace para el 14…. la otra semana tu hijo es para el 31… así no hay quien se organice hombre!! y claro, como estoy verde que mas da jajajaja

  3. Preparate a lo que te viene… descansa ahora que puedes… ya verás como te empieza la ciatica en el tercer trimestre… y todo ese tipo de comentarios de malas personas…
    Y ahora tengo un niño q es un tiesto. Duerme 12 horas del tiron por la noche y otras 2 de siesta. Nunca me dolio la espalda en el embarazo….
    GANAS DEN DE RESTREGARSELO A ESA GENTE

  4. Me ha encantado la foto de la lechuga! Yo odié a todos los que vinieron a verme a la sala de partos (20 horas!) que me repetían una y otra vez si yo estaba gorda de antes o es que me había desayunado profiteroles todo el embarazo 😀

    Enorme post!!

  5. Yo iba al privado y a la ss. Pues wn una deblas visitas a la ss me pregunta si es mi primer embarazo, le digo que no, me pregunta si fue parto natural o cesárea y le contesto cesárea y no os podéis imaginar li que me suelta el «señor» … normal es las gordas no saben parir. Pufff me sentí como una bola de carne y lo peor es que ni siquiera me pregunto cuanto engordé en mi primer embarazo, que por cierto fue tan sólo 8 kl y medio. En fin que me sentó como una patada.

  6. Es imposible no sentirse identificada. Con una o con todas. Yo tuve un buen embarazo en el que me pasaron cosas normales y no me pasaron otras también normales. Y con el peso, engordé muy poco, pero como me sobraba, pues no me dieron la coña (además de que mi gine es un encanto y no da la coña con el peso, he leído incluso críticas en internet porque no está obsesionado con pesarte). Pero lo de verde….. lo mío estaba verde hasta el día del parto, con eso te digo todo!

  7. Ayyy qué manía tienen, ¡leches!
    Y que conste que el mismo gine y endocrino cuando mi centollo ni hicieron ni mención al peso, cosa que siempre me sorprendía, y de hecho yo me subía a la báscula en plan «ay dios a ver qué sale aquí», pero claro engordaba a «ritmo normal», vamos ni mucho ni poco… así que esta vez me pilló doblemente desprevenida jajajaajajajaja.
    Yo lechuguina no he sido, ves jajajajaajajajajajaj Y esta vez o me la juega el baby o pienso llegar con la cabeza asomando 😉
    Besotes y gracias por la dedicatoria!!!

  8. Veo que tuve suerte. Mi gine nunca se quejó del peso, aunque gané poco (7.5kg) siempre me dijo que la niña estaba bien y crecía correctamente, así que mejor para mí que me recuperaría antes. Lo de ser todo normal tampoco, porque como fue un embarazo de película en el que casi no noté nada no dio pie a oírlo a todas horas. Y lo de estar verde no me daba rabia, porque siempre añadía «pero ya sabes que eso puede cambiar en horas», así que no me desmoralizaba mucho.
    Me dio más por saco la gente con el «¿cuándo piensa nacer?», «¿cuándo nacerá?», «¿por qué no nace ya?». La respuesta siempre era «¡Y yo qué sé! Cuando le dé la gana, supongo». Leche, más ganas de parir que yo no tenían pero todo el rato dando la vara con el tema…

  9. Yo al principio odiaba que me dijeran que por mi peso no debería engordar más de 6 kilos en los 9 meses y al final acabé perdiendo 11 kilos tras el embarazo. También me dieron la tabarra con la diabetes gestacional por mi sobrepeso y tras 3 tests de O’Sullivan se acabó mi preñez sin haberla padecido… ¡Qué incordiosos son a veces!

  10. Hola,

    yo flipaba cada vez que iba, por que un mes no cogía ni un gramo, al siguiente tres kilos y bronca (un 7 de enero!) y así todo el embarazo.
    Salí de la sala de parto con menos kilos que con los que me quedé embarazada: 3600 del canarro + otro tanto de la placenta y el líquido… a mí me comía el peque…
    Pero lo de las básculas! en las últimas revisiones me pesé por mi cuenta en una farmacia… y resulta que en la última revisión se lo comenté a la matrona, que no tenía sentido los cambios y que me había ido a una farmacia… y resulta que de la báscula de una sala a otra había 4 kilos!

    Pero lo que realmente me molestaba era: el embarazo no es una enfermedad… deja de quejarte! y yo que solo encontré solidaridad en un fisio (en el área médica claro) tenía el estómago en vertical! y parecía que me lo iban a arrancar en cada segundo, desde el segundo mes hasta que nacio… no dormí nada y eso que cansada estaba todo y más… pero com no estaba enferma! nunca he cogido tantos catarros, no he vomitado jamás (salvo en el embarazo)… hongos en la piel de las piernas… a un punto de la diabetes gestacional… EL EMBARAZO NO ES UNA ENFERMEDAD, pero las provoca en algunos casos!

    UN BESO

  11. Mi primer embarazo fue como la seda… Lo único que recuerdo que odiaba era cada vez que iba a la gine a hacerme las correas, cuando ya estaba de 38 semanas en adelante, me decía: «¿Ya habéis echado un polvete para que te pongas de parto?» Yo, una ballena que no se veía casi ni los pies, que el último mes tenía los tobillos del mismo tamaño que los muslos, que no podía ni levantarme casi del sofá sola… Lo último que me apetecía era echar un polvete!!!

  12. Jajajajajaja muy buenas todas!! En mis dos embarazos he engordado más de 20 kilos, así que con el segundo, la dichosa frase me salía por el mismo sitio por donde me entraba.
    La de lo normal, no la escuché mucho, la verdad.
    Pero la de «estás muy verde» ayyyyyy!! En el segundo embarazo me la dijeron 7 horas antes del parto!! Quizás es mi preferida!!

    Genial el post!!

    • Debo de ser la «afortunada» porque engordé unos 21kg y mi doctora me dijo literalmente «yo antes era de las que regañaba a todas por el peso, hasta que fui mamá yo. Es que está todo taaaaaaan rico y además, que el cuerpo es sabio, almacena porque después los primeros meses el bebé no te va a dejar tiempo ni de comer» y se quedó tan ancha y yo, tan contenta 😉

  13. Yo estoy en la recta final del embarazo y estoy deseando que salga, que pesadez tengo ya… Eso si, hasta la semana 39 no me ven en monitores asique no tengo ni idea de lo verde que pueda estar.
    Y con el peso, si sé de casos que se lo han dicho, pero a mi no. Empecé con un peso, la barriga empezó a crecer y no me moví de ese peso. Es cierto que me sobraban unos kilos asique será por eso. De momento, a falta de 2 semanas, he engordado 8kgs en el embarazo.

  14. Lo de «es normal» me da una rabia!! Y yo qué sé si es normal o no, no he estado nunca embarazada!! Además suele ir acompañado con la mirada de «uf, la primeriza neurótica».

  15. Jajajaja, lo que me he podido reír!! Y todo verdades como panes, así es la cosa.
    Me ha encantado lo de «normal» porque es cierto hasta límites inimaginables. En mi tercer embarazo tenía muchisimo mareo y vómitos, hasta el punto de que en una ocasión en el tercer mes de embarazo, tuve que ir a urgencias por miedo a deshidratarme ya que no retenia nada.
    Que me dijo lo primero al llegar a la consulta la señora médico? que era normal vomitar durante el embarazo!! Ahí ya no sabes que contestar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

6 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,138FansMe gusta
14,920SeguidoresSeguir
7,303SeguidoresSeguir