jueves, septiembre 24, 2020
Bebés La suavidad de las toallitas Huggies

La suavidad de las toallitas Huggies

Como sabéis, en casa hace ya tiempo que no tenemos un bebé. Mencía el otro día cumplió cinco años así que en casa hemos reducido casi totalmente la compra de productos para bebés. Pero hay cosas que pase el tiempo que pase seguimos utilizando. Sigo comprando cremas hidratantes y colonias de bebé (estas últimas para mí porque me encanta como huelen y es un olor fresquísimo), crema para el pañal para las escoceduras y también siempre tengo toallitas de bebé. Todas estas cosas para el uso familiar de ellas.

Ya no las llevo en el bolso, eso es verdad. Pero creo que es importante tener en casa siempre un paquete porque las aplicaciones que tienen son infinitas.

toallitas Huggies
Hay quien en casa prefiere tener una palangana con una esponjita para limpiar el culito al bebé. Y ciertamente, es una opción. Pero no fue la mía ¡y no por no intentarlo! Simplemente es que no me hacía yo… Así que yo era de las de toallitas en casa y fuera de ella. De hecho con Mencía reduje tanto los «porsiacasos» que llevaba en el bolso maternal que lo reduje a una bolsa de un palmo de alta y cinco dedos de ancha en la que cabía un pañal y unas toallitas de viaje. Al bolso ¡y arreando! ¡Eso era todo con lo que yo salía de casa! ¡El minimalismo llevado al extremo!

Las que yo solía tener en casa en estos momentos en que las gastaba casi de forma industrial eran las toallitas Huggies®. Las compraba en paquetes de 3 y no me salían mucho más caras que las de otras marcas ¡y vaya si había diferencia! Me gustaban mucho porque eran muy gorditas, mucho más que otras y eran súper suaves. Dice su publicidad que el tacto es como de algodón y es verdad. Se nota que están hechas con un elevado % de fibras naturales.

Los bebés tienen la piel cinco veces más fina que la de un adulto y por eso es importante que las toallitas no raspen. La verdad es que en esos momentos en los que no sabes si tienes un dulce bebé o un arma de destrucción masiva en tus manos (ya sabéis a lo que me refiero, cuando el pañal no ha podido contener «aquello» y les llega la porquería literalmente hasta el cuello) se agradece que las toallitas limpien bien porque quieres terminar cuanto antes. Por muchos motivos 😉

Hasta ahora la gama de toallitas incluía las Huggies® Natural Care (con vitamina E aloe vera, otro producto del que yo soy muy fan) y las Huggies® Pure, sin perfume ni alcohol. A estas se suman ahora las toallitas Huggies® Soft Skin, que tienen manteca de karité. Yo soy una beauty lerder: no uso ni cremas ni nada de nada y todo me parece un poco lo mismo… o me parecía. Empecé a utilizar un champú con las niñas que tenía manteca de karité y casi lloro cuando comprobé el resultado tan increíble que da. Tengo frita a mi familia porque voy evangelizando al mundo con este producto. Así que ¡que vivan las Huggies® Soft Skin y la mantequilla de karité (que dice Mencía)!

Para los que como yo ya no tenéis bebés os daré una recomendación. Cuando cambias diez pañales al día no das tiempo a que las toallitas se sequen pero ahora evidentemente aunque las uso no lo hago con la misma frecuencia. En estos casos lo mejor es tener el paquete abierto boca abajo para que la humedad se vaya hacia el fondo, es decir, hacia las toallitas que cuando giremos el paquete quedarán arriba. Y si veis que hace mucho que no las utilizáis y que están más secas que la mojama (que puede pasar si han pasado meses entre uso y uso) siempre podéis añadir al paquete unas gotitas de crema hidratante y andando. ¡Os aseguro que funciona!

¿Sois de las mías y no podéis vivir sin ellas? Pincha en la imagen de abajo para acceder a un concurso de la marca donde vas a poder ganar muchos lotes de toallitas de distintas variedades.

Sorteo Huggies

*** post patrocinado

 

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

4 COMENTARIOS

  1. Hola Walewska,

    Tengo que reconocer que siempre me voy a las clásicas Dodot, o las de Carrefour y Mercadona que también están bien, las probare a ver que tal.

    Respecto a lo de que dices del Karite, mi hermana conoce a una chica que lo trae desde Senegal y es 100% es buenísimo, su blog es coloresdelmundotida.blogspot.com.

    Gracias por los consejos 🙂
    Gemma

  2. Yo también era de esta marca de toallitas, siempre me gustaron porque estaban menos «pringosas» de jabón, eran muy suaves, el olor muy ligero y además eran gorditas y grandes.

    En casi si es cierto que era de palangana y agua, pero cuando utilizaba las toallitas reconozco que era mucho más rápido y me gustaba esa sensación que dejaba de culito limpio y sin jabón.

  3. ¡El truco de ponerlas al revés no se me había ocurrido! Yo conocí las Huggies porque mi madre es muy delicada para los olores y casi ninguna marca le convence. Ella las usa con mi abuela, y por eso las he tenido a mano también para mi bichilla. A mí me encanta el olor y el tacto que tienen.

  4. Desde luego, las toallitas son increíblemente practicas y fáciles de transportar. Además, son muchas las marcas que se preocupan de que sus productos sean ecológicos a la par que cuidan y respetan las necesidades del niño. Muchas gracias por la información expuesta, y un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho + siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,263FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,194SeguidoresSeguir