Bugaboo by we are handsome      

Yo soy boba, muy boba. Imagino que lo de la Navidad se acaba pasando con el tiempo y cuantos más huecos ves en tu mesa más triste te pones pero yo hoy por hoy disfruto del momento. Ya estoy paladeando el momento de poner mi árbol de Navidad (este fin de semana casi con toda seguridad, si consigo sortear el quad que se ha instalado en medio de mi diminuto trastero) y de adornar mi casa con todo lo que pille. El minimalismo está fenomenal para Pinterest pero las familias reales solemos ser más del “a toda jumera” y “sin reparar en cacharros”. Me tranquilizó mucho leer a mi amiga Marta y sus menesteres con la decoración de la habitación de su hija. Sobre todo porque me consta que ella también es una fan-fanática de póster de la decoración. En mi casa éramos groupies de las revistas de decoración hasta que Pinterest se cruzó en nuestro camino y ahora nos dedicamos a ver “pines” y blogs que parten de premisas totalmente alejadas de mi vida real. Ni tengo una casa de campo de chorrocientos metros cuadrados, las tapicerías blancas son una utopía en mi casa y no tengo ni una sola reliquia de mi familia. Ni de la de mi marido, dicho sea de paso. Y por supuesto mi presupuesto no es ilimitado. ¡Acabáramos!

Decora tu casa para Navidad. Westwing 02

La Navidad es para una yonqui de la decoración el momento más feliz del año. Porque puedes llenar tu casa de cacharros, de adornos de Navidad y de luces sin que piensen que estás para encerrar / te has montado un local de señoritas que fuman en tu piso. Este año me ha pillado un poco el toro (el final de 2014 está siendo agotador) pero suelo montar la decoración a finales de noviembre y me hago la remolona todo el mes de enero. A propósito. Me pone de buen humor entrar en el salón y ver el árbol parpadeando como si no hubiese un mañana.

Westwing 03

Admiro, y lo digo completamente en serio, a la gente que es capaz de convertir un cacharro en algo bonito. Los que saben extraer la belleza de lo feo. Yo soy como una urraca. Veo algo cuqui y me lanzo en plancha. ¿Veis estos vasos de la foto? Los NECESITO.

Yo lo he dado en denominar “Diógenes de lo cuqui”. Mi marido se pregunta dónde meteremos tanto pingo.

Decora tu casa para Navidad Westwing 01

En cuanto a la decoración navideña, a mí me ha dado por temporadas. Cuando era pequeña era fan del espumillón y de las bolas de colores. Luego tuve un etapa esnob en la que SÓLO decoraba el árbol con un color concreto. Esa etapa también se me pasó y ahora estoy en la de cada cosa de su padre y de su madre. Sigo envolviendo todos los regalos en los mismos tonos y en papeles coordinados pero… eso es otra historia.

El caso es que de un tiempo a esta parte me da por comprar cada año un adorno de Navidad para cada niña. Los del año pasado, por cierto, murieron por el camino. Me gusta ese momento en que eliges el adorno especial de cada año. Es un momento que lo mola todo.

Decora tu casa para Navidad. Westwing

Estos adornos de Navidad, por cierto, son de Westwing (y también el resto de las fotos, por cierto). Si no lo conocéis es un outlet de decoración en el que yo me gastaría los cuartos que no tengo para llenar las habitaciones que no tengo. Pero, como es habitual en estos casos, o llora tu tarjeta de crédito porque te lo has llevado todo o lloras tú porque no te lo has llevado. Ya sabéis a lo que me refiero.

En cuestión de adornos de Navidad especiales no sé muy bien por qué nos decidiremos este año. Por una bola de cristal no. Me encantan, pero el pato que se nos suicidó el año pasado (y que lloramos amargamente) nos dio una valiosa lección: no te gastes 10 euros en una cosa que tus hijas rompen en 10 segundos. Supongo que me tiraré a la madera o a la tela porque son cuquis igual y la tasa de supervivencia es mayor.

Lo que sea, pero sin purpurina. La purpurina ni se crea ni se destruye, sólo se traslada (1ª Ley Universal de los Materiales de Manualidades y de los Maquillajes Barateros).

Eso sí, espero que el lunes mi casa sea una explosión de adornos, pueblos nevados, luces que parpadean, belenes de los que desaparece el niño en cuanto me descuido y cosas así. Significará que ¡la Navidad está a la vuelta de la esquina!

P.D. Si no sobrevivo al puente, ¡recordadme con cariño!

11 Comentarios

  1. Ay qué iluuuu!!!!!!!! Oye… nos podrías hacer un minivideo con el resultado de tu decoración navideña!! Muero de amor por ver como te queda!! Merry Christmas!!!!!!!!

  2. Chica, este puente que viene es para lo que es! Entiendase llenar la casa de brillos rojos, dorados, verdes y espumillones varios.
    “Apañera”! que estamos en las mismas! Y lo bonita que es la Navidad!!! Si, ya se que puede (o que serguramente) que llegue el día en que el espiritu del viejo Mr. Srcrodge me posea, pero hasta entonces voy a ser feliz cual Reno Rudolph con su nariz brillante! Viva el exceso! Feliz Navidad!

  3. Yo también he pasado por la fase de decoración monocromática, rojo – oro – blanco… pero para el árbol nunca he podido, ya que de cada viaje nos traemos un adorno para el árbol (sea esa su función originaria o no) y la verdad que es muy “ecléctico”. Pero donde hemos desbarrado del todo es en el Belen. Empezamos con uno mini de Playmobil, luego le incorporamos los reyes, un buen día llegó un set de Papá Noel y una casa navideña, de Israel nos trajimos un Rey David (con trono, séquito y todo), pero es que este año ha caído el arca de Noé, como sigamos así recrearemos todo el Antiguo Testamento con Playmobil. Respecto a las web de decoración, hay una que se llama ACHICA, que junto con Westwing me van a buscar la ruina!!! Besos

    • Achica? Esa no la conozco, pero no sé si quiero conocerla, que con mi diógenes lo pasaré fatal! Me has dejado muerta con lo del belén. En abstracto te envidio (ya sabes, la enfermedad es lo que tiene, que QUIERES tenerlo) aunque en la práctica me pregunto donde metería yo ese despliegue bíblico XD

  4. Nosotros hemos puesto el árbol este pasado fin de semana, un poco pronto para mi gusto, porque al sacar las cajas para buscar el calendario de Adviento handmade lo vieron y ya no pude/quise discutir. Criterio para los adornos: que no se rompan al caerse. Así que nuestras bolas son de Ikea, hay algunos de madera, otros de papel, unos búhos de tela que compré el año pasado en enero con las rebajas… si la forma bonita de decir caótico es ecléctico, eso somos nosotros. Desde que tengo hijos, la estética ha dejado paso a la diversión. Tenemos la casa llena de adornos hechos en el colegio. No ganaremos un concurso de decoración navideña pero os aseguro que cada vez que los niños ponen/recolocan uno, es un placer verlos. Y eso no se paga con dinero.

  5. Y que me entere de esto viendo las estadísticas, qué memez la mía. Un millón de gracias :* Y no es por los números, tú que estás en esto sabes que no es por los números. Cuando se trata del árbol de Navidad ahí sí que dejo revistas, tendencias y pinterest fuera, mi árbol es verbenero, no hay coordinación… cómo puede haber coherencia estilística en algo que (para mí) debería ser montado a lo largo de los años con cositas que van siendo especiales, cada una de su padre y de su madre. Hace 10 años compré con mi marido nuestro primer árbol y decoración muyyy básica, y después cada año hemos comprado una o dos cosas especiales con las que hemos ido sustituyendo la decoración original. Aún tiene calvas, pero ya se irán rellenando. Me gusta saber que cada adorno tiene una historia, un cuándo y con quién la compré, por qué lo elegí… la última bola la compramos las navidades pasadas en Disneyland. Para mí el árbol es algo más que decoración.

  6. Ahh, y lo de la purpurina… qué más da!!! Si desde que los disfraces Disney entraron en mi casa la purpurina es como de la familia, se sienta en la mesa con nosotros y todo!! No distingo la de Navidad de la de otros momentos del año.

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.