Suegra no hay mas que una

Imagino que los que me seguís habitualmente ya os habréis percatado que soy una lectora compulsiva y una mujer con Síndrome de Diógenes de libros. Me gastaría lo que tengo y lo que no en libros porque a mí me pasa como a ciertas personas con los zapatos: nunca creo tener los suficientes. Hubo una temporada que me pasé al libro electrónico y reconozco su comodidad, pero últimamente mis amigas no dejan de publicar libros molones y yo lo siento, pero donde esté el autógrafo en papel de los de toda la vida que se quiten sucedáneos. Entre eso y los libros para niños que ahí nunca me pasé a la tinta electrónica… cualquier día me echan de casa. No sé si los libros o mi marido. Una de dos.

También os diré que estoy en horas bajas. Esto es como los ciclos de la economía, que unas veces están arriba y otras abajo (me cuenta mi marido, que es economista. Yo soy negada para esas cosas). Yo ahora estoy en fase de me bebo las películas y algunas series como otros el agua de los floreros. Así que cuando estás en un momento audiovisual de tu vida, la lectura se resiente. Se resiente para lo que soy yo, claro, seguro que algunos piensan que leo mucho aún así. Pero yo veo el ritmo de lectura de mi amiga Raquel en instagram y otras redes sociales… y me siento pequeñita. En fin. Hoy quiero recomendaros cuatro libros que he leído recientemente y que creo que os pueden gustar.

Suegra no hay mas que una

Índice

Suegra no hay mas que una ¡gracias a Dios! Manual de supervivencia para nueras, yernos y demás, de Flor Enjuto.

A Flor Enjuto no la conozco personalmente pero sí que leo desde hace tiempo su blog Hija no hay más que una ¡Gracias a Dios! y me mata de la risa. Tiene un sentido del humor realmente genial y me hacía mucha ilusión poderla leer en papel. El libro no defrauda, y además tiene la ventaja de que no es específico para nueras-suegras sino que también incluye algunas perlas yernos-suegras bastante divertidas. La verdad es que pasas un buen rato y es una lectura perfecta para este verano. Muy recomendable.

Lo podéis comprar en versión ebook o en papel. De esta misma editorial es también El Paciente Impaciente de Marián García, la Boticaria García, que no paro de recomendar a todo el mundo y no sólo porque sea amiga, que también, sino porque es MA-RA-VI-LLO-SO.

I just want to pee alone 01

I just want to pee alone

Este libro está en inglés y su traducción (libre) es «Sólo quiero mear tranquila».  No sé si leéis en el idioma de Shakespeare con fluidez, pero si es así o incluso si queréis un libro para practicar es de los que merecen la pena. El libro está compuesto por un montón de hilarantes capítulos cortitos, cada uno escrito por una bloguera americana, sobre cómo tomarse la maternidad con humor. Son fáciles de leer y te mueres literalmente de la risa porque la maternidad es exactamente así. Lo leí en el aeropuerto volviendo de Palma de Mallorca de la boda de la preciosa Esther de Handbox y me lo pasé como los enanos.

I just want to be alone

El libro lo tenéis aquí y como podéis ver aquí arriba hay dos más, I just want to be alone y I still just want to pee alone. Son muy baratos (entre 8-9 euros más o menos) y son perfectos para leer como lo hacemos las madres: a saltos. Muy recomendables.

Aventuras en familia

Aventuras en familia, de M. Victoria Rodríguez y Eva M. Cánovas

Si eres de una familia aventurera o a la que le gusta ir de excursión para hacer cosas diferentes, ya no se te ocurren más ideas… este libro te encantará. Se trata de actividades seleccionadas por todo el país de muy distinto tipo para hacer con los niños. ¡Es muy interesante! Está dividido por áreas y seguro que encuentras algo que hacer cerca. Yo os recomiendo visitar Albarracín en la provincia de Teruel con los niños: un sitio realmente bonito, donde se mezclan cultura y naturaleza. Pasé ahí quince días de campamentos con 18 años y volví enamorada de la ciudad.

Responde primero a la segunda pregunta

Responde primero a la segunda pregunta, de Patricia Tablado Félix

Aquí, me vais a perdonar que pierda toda la objetividad posible. Patricia Tablado (conocida como Patchgirl en la red) me ganó hace años ya con su blog No es un desfile, que lleva más años en la red que el mío, que ya es decir. Cuando nos conocimos nos amamos desde el minuto cero, pero fue a raíz de la sesión de fotos que nos hicimos el año pasado con Violeta Rodríguez (que podéis ver aquí) somos BFF, Best Friends Forever, como dicen las americanas adolescentes. Ella es el hombro en el que me sujeto doblada de la risa en mi foto de perfil aunque mi foto preferida con ella es una en la que estamos juntas, ella embarazada y yo mirándola con embeleso. Parecemos dos lesbianas esperando el fruto de nuestro amor y a día de hoy no puedo mirar aquella foto sin partirme de risa. No puedo SIQUIERA PENSAR en la foto sin reírme. Por eso algunas veces en las redes sociales me refiero a ella como mi marinovia. Porque nosotras somos así, hacemos un chiste y seguimos con él año y medio más tarde.

En fin, que mi Patri ha escrito un libro y este sábado me lo leí del tirón.  Es un libro fresco, divertido y que no pretende ser trascendental. Es un libro ideal para el verano, para leer de una sentada y que te deja con la sonrisa en la boca. Además, habla de cosas que Patricia conoce muy bien como el mundo de las agencias de comunicación. No os lo tenéis que perder. Además, argumento de peso, cuesta 0,99 euros en formato kindle (ni un café, señores) o 9,52 euros si lo queréis en papel. Podéis comprarlo aquí.

Responde primero a la segunda pregunta

¿Qué tenéis que hacer?

1. Hazte fan de Mamis y Bebés en Facebook

… o en Twitter o en InstagramNo es obligatorio, sólo si quieres. Pero me gustaría de verdad.

2. Hazte fan de Responde primero a la segunda pregunta en facebook

3. Cuéntanos en un comentario aquí abajo cuál fue tu peor desastre capilar. Ese día que te desgraciaron en la peluquería, cuando el color no era exactamente lo que tú querías, cuando le dijiste corta dos dedos y te lo dejó a ras de oreja, o simplemente aquel cambio de look que te pareció la bomba en su momento y que luego te ves en las fotos y dices «ay dios mío». ¡Cuéntanos una historia graciosa!

4. Ayúdame a difundirlo para que llegue a más gente y compártelo en la red social que te apetezca. Ya os digo que no lo voy a comprobar, pero si no me ayudáis con la difusión no es posible hacer sorteos tan chulos como éste.

Sortearemos un ejemplar entre todos los comentarios que nos dejéis aquí PERO… no se vayan todavía, aún hay más.

Regalamos un ejemplar extra

Regalaremos un ejemplar extra A DEDO a la anécdota que más nos guste. Cuéntanosla en Twitter o Instagram con el hashtag #respondeprimero y si te atreves a ponernos foto ganarás un punto extra. ¡Ese corte de pelo espantoso te puede dar un libro! ¿Te animas?

Tienes hasta el día 21 de junio de 2015

Y las ganadoras son:

EL EJEMPLAR POR SORTEO:

Ganadora responde primeroY EL EJEMPLAR «A DEDO» se lo lleva Mamá Gnomo porque con su foto ¡nos conquistó del todo!

¡Enhorabuena a ambas!

 

26 COMENTARIOS

  1. Holaaa.Desastres capilares jjjj muchoss!Un día cansada de tener el pelo de largo por la cintura,me fuí a la pelu y me rapé!Cuando iba para casa,mi madre estaba tendiendo la ropa en el balcón…Diós!Sabía lo que me esperaba…cuando entre por la puerta…la que me calló.Han pasado la pila de años y todavía me duelen las tortas,jjj.Otra vez se me ocurrió ser rubia!Me fuí para la pelu y rubia,rubia…no salí.Salí con el pelo color panoja !Pues nada al día siguiente despúes de una noche entera llorando,a otra pelu y esta vez salí morena !La única manera de tapar el panojo jjj.Ahora me rio!Y el último hace unas semanas,solo fuí a teñir la raiz,comentando con la peluquera que ahora mismo tenía el pelo perfecto,las mechas que quería,la base…pués nada ella decidió que me tenía que matizar en oscuro porque era mejor para el verano…j…casí la matooooo!otra vez a llorar ,con lo que me había costado tener así mi larga cabellera…y como siga…ya veis me encanta ir a la pelu!Y lo dejo ya, que como siga escribo un libro.Bsos.

    no,todo esto sin comentarmelo

  2. Bueno, yo tengo uno en particular.
    Tengo mucho pelo y liso pero tiende a estufarse. Tenía unas ganas locas de verme con el pelo rizado así que el la pelu aprovechando una noche vieja me pusieron unos rulos, para simular una permanente. Cuando me los quitaron parecía un león de las cortes. La peluquera intentó peinar los rizos y fue peor. También intentó consolarme ante tamaño desastre diciendo «aquí con la humedad y tu cantidad de pelo cuando llegue la noche los rizos habrán caído» pues no! El pelo seguía con el volumen adquirido hora tras hora, al final acabé en el baño de la disco poniéndome agua en el pelo intentado bajar algo la melena.
    Saludos!!

  3. ya me conoces y sabes que suscribo todo lo que dices. Yo soy también acumuladora compulsiva de libros y, lógicamente, quiero el que sorteas.
    MI desastre particular en matería de pelos? Probablemente el más grave ocurrió con unos 16 años., Se me ocurrió la feliz idea de hacerme una permanente. ¿Cómo se hizo una permanente alguien que odia el pelo rizado y adora el pelo liso como una table? No sé, misterios de la ciencia; o de las hormonas que en esa época hacen de las suyas…
    Encima, fue una permanente horrible, tipo a las señoras mayores, con rizos grandotes. Horrorosa!
    En aquel entonces no había alisado japonés así que me pasé los siguientes meses cepilándolo a todas horas a ver si conseguía eliminar ese desastre (ya te imaginarás que no)
    Lo he anunciado en tiwtter https://twitter.com/LAKYlibros/status/607831411656171521?lang=es
    besos

  4. Pues mi peor desastre capilar… fue hace un mes!!! :O
    Para Diciembre, por cambiar un poco, fui a la peluquería a ponerme rubia (yo tengo el pelo marrón oscurillo) y el mes pasado (Mayo), me cansé de ponerme cada mes/mes y medio, un tinte, así que decidí volver a ponerme mi color y dejarme de tonterías, pero en la tienda, mi novio empezó a dar por c*** (hablando claro), así que cogí un rojizo!!!
    Una vez puesto, casi lloro, me quedaba fatal, era demasiado oscuro, porque al ser rubia me pillo muchísimo el color.
    Al día siguiente empezaba a trabajar en mi trabajo actual y no quería ir así, así que bajé a la tienda corriendo y compré un color chocolate, ya que tenía que ser oscuro para tapar el rojo…
    Después del tinte, parecía una bruja!! Yo acostumbrada al tono clarito en mi cara, me veía con el pelo más oscuro que jamás había visto.
    Pero bueno, al día siguiente fui aceptada con ese color en el trabajo jaja (al menos queda bien con mi uniforme), y hasta el día de hoy sigo maldiciendo el día que decidí hacerle caso a mi pareja, pero con el cloro, el sol y las duchas, se me va aclarando y salen de vez en cuando reflejos rojos que aveces voy aceptando jaja pero me he jurado y perjurado, no tocar un tinte más en mi vida!!

  5. Mi desastre capilar es más desastre si cabe porque me lo hizo mi cuñado en casa…yo tenía como 14 o 15 años y, por aquel entonces, se llevaba media cabeza rapada…te acuerdas?? Él tenía una máquina de rapar en casa…na cosa nos llevó a la otra y chimpún! Te hacías una coleta y tenías la nuca rapada! Pues eso que me hice…Tú sabes lo que costó que eso volviera a a crecer?? Y para igualarlo?? Ni te imaginas!!

  6. Una tarde en la que mi hermana Laura llevaba un buen rato sin hacer ruido por casa, saltaron las alarmas! Ayyyy el silencio en una casa con niños es muuuy sospechoso…..Asi que cuando mi madre salió en su búsqueda se la encontró cabeza abajo en el bidet cortàndose ella misma el pelo 😀 ……y al día siguiente nos íbamos de comunión!!!!!
    Para remediarlo se fueron del tirón a la peluquería intentar enderezar aquel flequillo tan «irregular» que la niña se había mandado.
    P.D Y el libro, si me toca, seguro que serà para ella. ♥

  7. Eh! Esa del principio soy yo!!! Yo!!! Ay nena, que me nombras en el blog… no es solo que me nombras, es que me pones de ejemplo! y de ejemplo de lectora! Y además me nombras tú! Ay, que subidón! tú si que sabes hacer feliz a una pobre lectora! después de esto tengo vía libre para gastarme la extra en libros! Tengo el reconocimiento de una igual! Este lunes es menos lunes! Gracias!
    Por cierto, no tengo ninguna anecdota capilar… y es que ahora mismo mis neuronas no pueden más que bailar la conga de la emoción! Asi que el libro de Pach lo pillo por mi amigo Amazon…

  8. Es lo que tiene ser la sexta hija, y más pequeña con diferencia,bueno antes de mi hay un chico , el unico varon,pero ese no cuenta en la historia. Las veía frente al espejo todos los días,con aquel rizador electrico ,hacerse » una ola» tan de moda en el flequillo. Si lo sé, te lo estás imaginando. A mis ocho o nueve años, curiosa y creyéndome mas lista que nada, allí me plante sobre un taburete,con rizador enchufado a tope ,dos vueltas en mi flequillo mechón y todo pelo que pillé, nudo al canto, aquello caliente,olor a chamusquina, sin querer gritar por la que me iba a caer hasta q no pude más y aullé (Sisi como una loba herida)…Me cayó la del pulpo eso no tenia salida, hubo que cortar el pelo quemado a lo chico chico..( lo mejor para la edad y el cole pufff) El pelo ya me ha crecido, pero desde entonces las cejas no han vuelto a ser las mismas, ahhh que no lo había mencionado, también me queme las cejas!! No os digo yo, el mejor look para esa edad y el colegio jajajaja 😉

  9. Uf! Mi mayor desastre relacionado con pelos fue unos días antes de la boda que me dio por depilarme los brazos. Pero no con cera ni maquinilla ni nada de eso sino con una especie de papel de lija q se suponía q era natural, que lo pasas por la piel y se quitan los pelos solos! Seguro q lo habeis visto en ferias de ecología o en herbolarios. El caso q yo lo pase con tanta energía para que no quedara ni un pelo que me raspe toda la piel en los brazos y parecía q me había caído porque tenía como costra! Madre mía aun me acuerdo corriendo a por cremas y el día anterior a la boda echándome todos los potingues posibles… En q hora me dio por experimentar!

  10. La lectura sigue siendo mi asignatura pdte desde que soy mama, no he conseguido seguir el ritmo pero… esta en mis objetivos, lo conseguiré!
    Me encantan que las mamis a las que todas conocemos esten publicando libros, a Patricia no la conozco en persona pero si el libro es tan simpático como ella lo parece en la red, seguro que merece la pena.
    Y que sepas que hacéis una pareja estupenda!
    A mi me cortaron el pelo una vez similar a la foto que ha colgado Patch en Instagram pero en corto, el flequillo estilo vasco mas corto imposible y para colmo lo siguiente que hice fue hacerme fotos para el DNI… imagina 10 años luciendo así oficialmente!!
    Un abrazo y a ver si tengo suerte en el sorteo 😉

  11. pues fue en casa, me teñi el cabello de otro color diferente al mio, era rubio y me quedo fatal, al dia siguiente ne tuve que poner otro tinte pero si de mi color

  12. Desastres varios, como la vida misma. Hubo una época en que la tome con mi pelo y cada vez que me estresaba laboralmente hacia algún cambio: cortar, teñir, rizar… mi peluquero de aquel entonces se frotaba las manos cada vez que me veía entrar. Y el caso es que siempre salía más deprimida de lo que había entrado, osea, que me inventé una terapia de caca. Para que veas mi nivel de estrés en un mes y medio recuerdo que llegue a ir cuatro veces.

  13. lo quierooooo y dedicadooooo
    mis pelos… no os pongo foto, que me pueden matar mis chicos, te puedo contar que el día de mi boda mi primo mayor se acercó al que iba a ser mi marido y le preguntó si sabía que yo no tenía el pelo ni rubio ni rizado,

  14. Bueno pues ya te sigo, te persigo y le he dado a los megusta esos en todas las redes sociales, o sea que por ahí está todo hecho y por el lado de la anécdota que te voy a contar, me gusta tanto escribir que sé que me vas a entender cuando te cuente que ese desastre en la peluquería… me dió para un post de desahogo… ¡¡qué os saque unas risas, por lo menos!! Aquí os la dejo:
    http://www.mamasfulltime.com/2014/09/mala-peluquera-mujeres.html

    Bss pimpollos!!

  15. El mayor desastre fue unos mechones rosas que fueron quedando de un color muuuy feo con el paso de los lavados!!!! Y q despues corte de un tijeretazo y lo estropee aun mas

  16. Uff!!! pues os cuento, fue hace un par de años cuando se empezó a llevar el flequillo. Lista de mí le dije a mi peluquera que también es amiga, o almenos eso creía…(jajaja) que qué tal me quedaría el flequillo, y me dijo…pues bien no??? probamos y si no te gusta pues te lo dejas crecer y ya está. ¿Y ya está? madremia si volviera a ese momento buena patada en el culo me iba a dar a mi yo del pasado y a mi amiga «la peluquera» Cuando salí de la pelu no parecía tan mala la cosa, quedaba gracioso, claro contando con que me peinaron ellas, ahora en cuanto me lavé el pelo y tuve que hacerlo yo…sólo os doy un dato tengo el pelo rizado y eso de te lo dejas crecer no fue tan sencillo cuando se quedó el flequillo a la altura de la media sien. Cada vez que me acuerdo me dan escalofrios y a la vez me rio. MI amiga la peluquera tambien jajajaja.

  17. Mi peluquero se marcho de la ciudad . Asi que me puse en manos de una persona amiga de la familia que en esos momentos casi deja de serlo.
    Pues si en temporada de comuniones decido hacerme las mechas rubias como siempre y por cambiar un.par de ellas rojas
    Fue lavarme la cabeza y verme el pelo en color fucsia
    Madre mia….no sabia si llorar o ahorcar a la Peluquera
    Asi que como me lo hizo de noche tuve que ir asi al dia siguiente a trabajar
    Trabajo de cara al publico,soy dependienta y nunca he sentido tanto interes por verme todas las compañeras de profesion de la calle donde trabajo
    Aunque me decian que el color resaltaba el.color de mis ojos yo pensaba que lo unico que resaltaba eran mis colores al pensar que era una payasa
    Lo peor fue cuando una de las veces yo tan entretenida cortandole una cortina a un cliente me veo en el espejo
    Madre miaaa ya no me acordaba tanto fue la sorpresa que me asuste de mi misma
    Asi que la marcha de mi peluquero me costo mi larga melena quemada por los tintes y decoloraciones para arrastrar el color fucsia que ahora esta de moda pero yo nunca me pondria

  18. Madre mía,una amiga vio un vídeo para cortarse el pelo en cada estilo bob,superfacil,ahí que me lancé yo,ella lo hizo con toda su buena voluntad,pero el resultado final……………cita en la peluquería y cortarme el pelo muy cortito para arreglar el desastre

  19. no he tenido mucho desastre capilar, la verdad, no me ha gustado innovar en mi cabello. Tan sólo una vez que me quemé yo solita un mechón porque el secador no quemaba, ardía! y mi profe de peluquería (si, ejem, yo hice peluquería) me lo medio apañó.

  20. Mis cambios de look hacen temblar a mi entorno cada vez que digo que voy a la pelu… Y es q tengo bastante poco apego al pelo jeje… Y aunque me pase meses sin ir a la pelu consiguiendo un melenon de espanto (tengo una barbaridad de pelo y muy ondulado), voy un día y me lo corto a lo garçon o me rapo un lado completo y el otro no mas de 5 cm,…
    Pero preguntando a mi ahora marido qué responder lo tiene claro: víspera de una boda me lo teñí de rojo y aunque en Donostia los dias suelen ser mas bien grises, ese día lucio el sol y el efecto en mi pelo era… En fin… No se como definirlo … Radiactivo¿? Eso si, aunque me mantenia a kilómetros del fotografo no hay ni una sola foto en la que no se vea a la loca del pelo rojo…
    Pasados los años y varias locuras mas, debo confesar que estaba divina baja (asoma mi marido la cabeza y tuerce el gesto jeje)

  21. Te sigo, le he dado a todos los me gusta y comparto. 🙂
    Yo la verdad es que no he tenido ningún desastre capilar porque no me gusta teñirme el pelo, lo prefiero natural que me encanta como lo tengo, bueno….algún desastre pequeñito como ir a la peluquería decirle al peluquero que lo quieres de una forma y te lo deja de otra totalmente al contrario a como le has dicho o incluso cortarte sólo las puntas cuando le habías dicho que querías cortarte 5 dedos y que te cobre un montón por todo y encima tener que ir unos días más tarde a otra peluquería porque no estás a gusto como te lo ha dejado y gastarte mucho más de lo que tenías pensado…

  22. Por un tiempo se me dio que queria ser estilista y mi prima me dice un dia que te parece si practicas conmigo,quiero que me hagas el corte Cleopatra pero que las puntas no queden hacia afuera si no hacia dentro y el flequillo como esta de moda inclinado,yo lo vi muy facil jajaja le separe el pelo en 4 capas la ultima se la corto pequeña para que despues le quede metido hacia adentro y continue haciendo lo mismo con lo demas igual pero dejandole un poco mas largo que el de abajo.Cuando supuestamente ya estaba el corte ,le solte todo el cabello para peinarla y me quede con los pelos de punta cuando vi que solo la parte de encima la tenia larga como una cortina transparente jajaja y se le levantaba,siempre que se nos da por recordar sale esta historia,la pobre uso coletas por buen tiempo ya no quiso que le hiciera el flequillo y no me dirigio la palabra un par de meses.

  23. En mi caso estoy muy acostumbrada a los cambios de imagen capilar porque iba de modelo a la marca wella y cada dos por tres me cambiaban el cortey el color con las tecnicas mas actuales y atrevidas. Pero siempre salía estupenda. Un dia tenia la boda de una amiga bastante pija y pense que seria mejor ir a peinarme a una peluqueria. En que hora… llevaba un corte muy moderno y juvenil, pero cuando sali de alli parecia mi abuela salida de la serie cuentame, me horrorizo al acordarme. Pagué y me fui corriendo a mi casa a lavarme de nuevo la cabeza y peinarme en tiempo récord, mientras mi madre no paraba de repetir: te lo dije!!

  24. Cuando he visto la pregunta, la respuesta me ha venido en microsegundos, sé perfectamente cuál fue el desastre capilar de mi vida. Érase que se era una kialayita joven, en el instituto, adolescente y no sé si recordarán mis ochenteros compatriotas que hubo un momento en que se puso de moda y se llevó hasta la saciedad o hasta el punto del vómito más bien, un pelado que consistía en el pelo largo liso con unos flequillitos monísimos que te ponían sólo unos cuantos pelillos por la frente. Tal monería era que caímos casi todas y mi madre pues también. Así que me llevó a su peluquería de siempre para que me lo hiciesen. El problema al llegar fue que no estaba su peluquero habitual, sino otra chica. Mi madre, contrariada, el problema que tiene a veces es que se pasa de educada y no fue capaz de decirle a la muchacha a las claras «oye mira guapa, yo a ti no te conozco y no me fío ni un pelo de ti». Que es lo que tendría que haber dicho claro, obviamente. El caso es que yo mientras me cortaba el pelo la chica, cada vez veía la cara de mi madre ponerse más descompuesta. Cuando terminó supe por qué. En vez de un flequillo ligero, mono, moderno, en mi cara tenía un pedazo de flequillo gordo, espeso, de estos que se ponen para cubrir una horrible cicatriz en la frente vamos. Como mi madre gráficamente expresó luego, de camino en el coche de vuelta “Madre mía lo que te han hecho, si pareces una madonna, una virgen clásica de esas de los cuadros!!!” Gracias Mamá, pos haberlo parado leches que estabas delante. Si lo tengo dicho, demasiada educación no es bueeeeno.

  25. Yo soy de las que cambio constantemente de color de pelo, pero una vez iba hacerme unas mechas en color rosa y se quedaron verdes pero hueno me dio igual las lleve una temporada y a cambiar otra vez

Comments are closed.