Bugaboo by we are handsome      

Os he de confesar que estoy un poco harta de la ropa de verano.  Este año está siendo todo muy raro y llevo con el moco colgando ya desde principios de septiembre. Necesito un poco de orden: frío cuando toca y calor cuando es debido. Por eso aunque todos los años hablo de la moda infantil de invierno a estas alturas con una sensación rara (esa que se tiene cuando casi vas en manga corta por la vida) este año estoy deseando que llegue el momento de ponernos de largo.

Hoy os traigo la ropa infantil de Nícoli, una marca cuyo espectro de edad abarca desde el recién nacido y la primera puesta hasta los 18 años. Y lo mejor es que tú lo ves y tiene sentido todo: precioso para recién nacido y no queda raro para adolescentes y jovencitos. Tiene que ser muy difícil de conseguir, la verdad, porque además todo tiene sentido junto.

Nicoli 2015

nicoli inv 01

La ropa de Nícoli es clásica, pero no moñas. No abusa del colorín, no utiliza estampados muy cantosos ni mezclas imposibles pero al mismo tiempo prescinde de todo lo superfluo. Si tiene un lazo, no tiene un nido de abeja, si tiene puntilla, sólo tiene una. Vamos, como me gusta a mí.

La gama de colores se sale un poco de los tonos oscuros del invierno: me gusta el color ciruela, los rosas empolvados y los distintos tonos de verde. Mira que yo no soy muy de este color, pero ESOS verdes sí que me gustan. Me gusta la sencillez de las prendas, que priman ante todo la comodidad de los bebés en este caso.

loop-mno

nicoli 2016 inv 02

Como veis, la colección para niños hasta 10 años sigue el mismo hilo argumental y es una evolución de lo anterior. Adaptado a los gustos y necesidades de niños más grandes. Me gusta el aire cómodo, limpio, desprovisto de adornos innecesarios… y al mismo tiempo muy especial. Es curioso como unos simples calcetines con estrellitas pueden dar tanta vida a un look o un estampado delicado convertir una camisa y unos shorts en una prenda imprescindible.

nicoli inv 03

Esta sigue siendo la colección infantil y como veis va evolucionando con el niño. Me gustan mucho su estilo porque, como diría mi hija “tiene mucho rollo” y no es infantiloide. Es más, yo creo que hay varias cosas que robaría para mí en esa colección: me chifla la camisa amarilla con el lazo al cuello y el primer vestido. Como veis, existe un término medio entre llevar a los niños de ciertas edades como si fueran pequeños y vestirlos como mucho más mayores de lo que son en realidad. Los niños y las niñas pueden ir monos y adecuados a la edad que tienen. Es algo que me preocupa. Cuando mis hijas tenían menos años era algo que no me quitaba el sueño pero cuando mi hija me viene diciendo que quiere ir enseñando el hombro y la tripa con 8 años os lo prometo, sí lo hace. Os dejo un vídeo para que podáis ver cosas de la colección. El movimiento de las prendas siempre es importante para quienes creemos que la ropa tiene que estar al servicio de los niños y no al revés.

Más información: Página web de Nícoli

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.