martes, agosto 20, 2019
Maternidad Esas cosas que no sabes de la lactancia antes de ser madre

Esas cosas que no sabes de la lactancia antes de ser madre

Hubo una vez en una galaxia muy lejana ¡ay no, que no estamos en Star Wars!, hace mucho tiempo un yo no madre. A mí los niños siempre me han gustado mucho, pero no tenía ni idea de cómo funcionaban. Sí, digo «funcionaban» porque para mí era algo completamente misterioso y entonces, ilusa de mí, pensaba que todo tenía una lógica. Hasta la fecha las cosas habían ido así, si hago una cosa pasa otra en un modo más o menos previsible. Pero te quedas embarazada y todo se va a freír churros. La lactancia suele ser la primera cosa que nos descoloca.

Expectativas:

my-little-pony
Somos pequeños ponies, todo va a ir bien

 

Realidad:

Estoy en un episodio de Juego de Tronos y soy madre de dragones
Estoy en un episodio de Juego de Tronos y soy madre de dragones

Tendemos a pensar que la lactancia consiste en que por un lado hay un bebé, por otro una teta (en mi caso MUCHAS tetas) y ya está. También dices «bueno, si no sé del tema ya me explicarán». Y no. Lo cierto es que los médicos reciben poca, poquísima formación en lactancia en la carrera. La generación de nuestras madres no dio mayoritariamente el pecho. Aunque hay toneladas de información hay que saber buscar y a veces nos sentimos un poco solas y desbordadas.

En la lactancia vas a pasar por muchos estados de ánimo:

A veces vas a sufrir
A veces vas a sufrir y tendrás que hacer de tripas corazón

A veces te dará vergüenza hacerlo en público
A veces te dará vergüenza hacerlo en público

Otras veces fliparás
Otras veces fliparás

La lactancia es un sube y baja de emociones. Cuando va mal es un asco, pero cuando va bien es maravilloso y se puede disfrutar mucho (y creedme, yo he experimentado los dos extremos). En todo caso cuando lo consigues después de haber perseverado sólo hay una sensación posible

Soy el rey la reina del mundo
Soy el rey la reina del mundo

irse-de-madre

Hoy hablo de lactancia en Irse de Madre, el blog de DKV. Lactancia lo más real que he sabido, lactancia para quien no sabe de lactancia, sin dramas, pero también sin idealizaciones. Porque así es la vida. Y como siempre, mejor todo con humor. Si me acompañáis podéis leerme AQUÍ.

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

6 COMENTARIOS

  1. Jajajajajaja, pues sí la lactancia materna te hace pasar por muchos estados de ánimo. Me ha encantado el mundo little pony antes de la llegada del bebé, yo también estuve en ese mundo en el embarazo. Y aunque ya contaba con información privilegiada, siempre piensas «eso a mi no me va a pasar»; y claro, te pasa. Aunque yo solo tuve mala, mala una noche, el resto poco a poco lo fui llevando y en seguida estaba disfrutando al máximo de mi lactancia, hasta el día de hoy. Un abrazo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

48,877FansMe gusta
14,153SeguidoresSeguir
7,301SeguidoresSeguir