Bugaboo by we are handsome      

Hace unas semanas estuvimos en la presentación de la nueva carta de La Mafia se sienta a la mesa. Y la verdad es que pensé que no os había hablado nunca de este restaurante que es uno de mis favoritos. Sí, ya sé que a algunos os parecerá un poco de risa que diga esto y que muchos preferiréis restaurantes de muchiestrellas pero para mí un sitio en el que como fenomenal y por un precio ajustado siempre se merece mucho más este calificativo. ¡Y encima es un restaurante kid friendly!

la mafia se sienta a la mesa

Hace ya unos años que quedo a comer con regularidad con un par de amigas blogueras en mi ciudad. Unas veces la regularidad es más regular (si es que esto tiene sentido) y otras menos, pero bueno, tratamos de buscar momentos para juntarnos por el centro. Un día acabamos en La Mafia. Y hasta hoy.

Y antes que nada quiero decir que vamos y pagamos religiosamente cada vez. Esto lo escribo porque me da la real gana, porque los buenos sitios hay que compartirlos.

¿Por qué nos gusta la Mafia se sienta a la mesa?

Una de las principales cosas que nos gustan es el menú del día. Solemos ir entre semana, el restaurante no está demasiado abarrotado y tienen un menú buenísimo. Al contrario que otros sitios no tienen un menú del día cerradísimo sino que entre semana sabes que puedes elegir entre varios platos de la carta normal y que te lo cobren como menú. Mismas cantidades, mismas presentaciones, pero a un precio razonabilísimo. Si no recuerdo mal eran unos 12 euros.

El caso es que es un menú tan abundante que puedes perfectamente comer dos con un único menú. La pizza que puedes pedir de segundo es una pizza de tamaño normal por ejemplo. Nosotras solemos pedir uno cada una pero porque si te sobra te lo preparan en unos tuppers para llevar. Hay veces que directamente les decimos que nos pongan el primero para llevar y así ya tenemos cena para los niños. Suele ser una crema, ensalada o carpaccio y es muy socorrido.

Ahora hablaré de la comida más extensamente, pero otra de las cosas que nos gusta es lo amable que es el personal siempre. Yo hablo, obviamente, del restaurante de Zaragoza. La Mafia es una franquicia, pero la central está en mi ciudad y nosotras solemos ir a los restaurantes que tienen ellos propios. Antes había dos, ahora sólo uno y está en la calle Casa Jiménez.

la mafia se sienta a la mesa

Os voy a contar una cosa que presencié un día por casualidad. El lunes de Pascua fui a comer con mi hija mayor y con mi marido al restaurante. Lo pensamos sobre la marcha y no reservamos y cuando llegamos vimos que estaba el restaurante a reventar. A nosotros nos pasó igual que a ellos: nadie pensó que aunque era laborable para los padres los niños no tenían clase así que había muchísima más gente que un lunes convencional. Total, que iban de cráneo.

Justo detrás de mí había una chica con sus dos hijos y de repente le dijo algo a la camarera. Sentaron a los niños al momento y al minuto veo que la chica se ha puesto el delantal y se ha puesto a atender a la gente. Era parte del personal y cuando vio a sus compañeros agobiados le faltó tiempo para ayudar. A mí esto me dice mucho… para empezar ya solo que un empleado vaya ahí en su tiempo libre y con su familia es cuando menos significativo. Entre todos cuidaron de los niños, que estaban en la mesa de al lado de la mía y a mí me encantó todo lo que había visto de manera casual.

La comida de La Mafia se sienta a la mesa

Pues una de las cosas que más me gusta de la comida de La Mafia es que a pesar de ser un restaurante italiano en realidad lo que hay ahí es más bien cocina mediterránea. ¿Os gusta la pasta y las pizzas? Pues son buenísimas ¡pero si queréis otras cosas también hay y además merece la pena un montón! De hecho yo normalmente elijo siempre el risotto que es una de las cosas que más me gustan del mundo.

En la presentación de la nueva carta tuvimos ocasión de salir rodando probar  un montón de ricochuras. Estaba todo buenísimo, pero si he de elegir alguno de sus primeros os recomendaría probar la crepe de aguacate y la ensalada Calasetta. Mira que yo no soy especialmente fan de la ensalada en ninguna de sus versiones, pero es que estaba buena de llorar. De los segundos me quedo de largo con el risotto de mejillones que estaba maravilloso. También estaba buenísima la pizza porchette o el tataki de carne de la finca, pero es que los risottos son mi debilidad.

Que lo de salir rodando no lo digo de broma, eh. Llegamos al final a gatas casi, de todo lo que comimos. Pura gula al final, pero es que era tan rico que parecía un sacrilegio dejarlo ahí.

la mafia se sienta a la mesa

Restaurante Kid Friendly

Y de La Mafia se sienta a la mesa mola que además es un restaurante kid friendly. Si los niños son pequeños tienen una monitora los fines de semana que los entretienen y juegan con ellos. Creo que no es en todos los sitios, pero en este sí.

Con mis hijas esto ya no hace falta. Me gusta que haya un menú infantil rico, pero nosotros incluso a veces como las mías son mayores lo que hacemos es coger un menú de adulto para las dos y ya está ¡Que no tienen que comer siempre las mismas cosas!.

En definitiva, la Mafia es un sitio donde me siento muy a gusto siempre que voy por el motivo que sea. He ido con mi familia, con mis amigas, con cosas de trabajo e incluso hemos organizado la cena de Navidad de blogueras ahí y siempre nos sentimos muy bien tratadas y comemos maravillosamente. Yo os lo recomiendo sin dudar.

La mafia se sienta a la mesa

P.D. Las fotos son un poco bleh (eufemismo de “caca de la vaca”) pero es lo que tiene cuando te lo estás pasando bien: que no haces fotos y te concentras en pasarlo bien.

Más información:

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.