Bugaboo by we are handsome      

Con la reforma de mi casa, asumámoslo, me lo he pasado genial. Imaginar lo que quieres conseguir, poner todos los medios a tu alcance para lograrlo y al final ver el resultado es tremendamente satisfactorio en todos los sentidos. Más allá del armazón y de la reforma de todas estas cosas que no se ven y que tienen tan poco glamour como las tuberías, los conductos del aire acondicionado etc., está la parte de decorar la casa. ¡Que eso es realmente divertido! Hoy os voy a enseñar las cosas que elegí de SKLUM, una tienda en la que ya había confiado hace unos años para comprar las sillas del salón.

Espejo Sklum

Espejos

Una de mis piezas preferidas del salón es el espejo SARIX que hemos colocado. Es ENORME, pero teníamos el sitio perfecto para colocarlo. Cuando giras el recodo en el pasillo lo primero que ves es este espejo gigante al fondo del salón. Me encanta porque ayuda a hacer que el pasillo sea más luminoso. Mi casa si algo tiene es luz a borbotones en toda la parte que da al sur así que agradezco estos sencillos trucos para llevarla también a las zonas que no tienen tanta.

Espejo Sklum

Espejo Sklum

El espejo SARIX es de hierro, con un estilo industrial y boho-chic al mismo tiempo. Me chifla la parte de arriba con una semicircunferencia decorada. ¡Es tan bonito! Parece una ventana en sí mismo y es de estas cosas que me ponen de buen humor. Por sus dimensiones es verdad que no encaja en todos los sitios, pero si lo hace ¡ay si lo hace! A mí me tiene enamorada.

Espejos Sklum

En SKLUM tenéis otros muchos espejos como estos que veis abajo. Soy especialmente fan del espejo SOHL y su aire vintage. ¿No os parece precioso?

Mi cocina

Mobiliario auxiliar

Sé que muchos adoráis esta parte de mi cocina. ¡Yo también! Está exactamente como yo la había imaginado ¡o mejor aún! Sabía que quería unos bancos con capacidad de almacenaje debajo y los encontré muy bien de precio. ¿El problema? Justo en la parte en la que se encontraban quedaba un hueco que necesitaba llenar sí o sí. Pensé incluso en realizar una estructura a medida con madera … hasta que encontramos la mesa DAGNA que nos encajaba como aun auténtico guante. Mejor que a medida, de hecho.

Esta mesa es de metal y es sencillamente perfecta. Aquí abajo os enseño donde está porque queda tan escondida que ni se ve ¡pero se nota, vaya que si se nota! Es de la medida ideal para caber en el hueco que dejan los dos bancos y queda completamente a ras. La utilizamos para dejar en ella la bebida o el pan cuando comemos ahí todos juntos.

Rincon de comer

Esta mesa DAGNA la tenéis en un montón de colores además. ¿Que la queréis como yo discreta? elegís un color similar al del lugar donde esté colocada. ¿Que queréis que destaque? Pues uno complementario. La mesa es tan mona que si se ve queda estupendamente.

Sí, ya sé que su ubicación no es la más glamourosa de la casa, pero amiguis, me soluciona mucho más que cosas que están más a la vista y me sentí tan bien cuando di con ella que le tengo un cariño especial. Queredme como vengo.

Mesas Sklum

En SKLUM tenéis mesas de todo tipo tanto auxiliares como de centro y para todos los presupuestos. Estas son algunas de mis favoritas.

Escritorio Aldara

Las sillas

En SKLUM son especialistas en sillas ¡Y es que ahora nos ha dado a todos por cambiarlas! En la cocina habréis visto unas sillas extrañas y es que las hicimos nosotros. Eran unas sillas horrorosas de esas tapizadas con skai marrón del año de la pera que rescatamos de un rastro. Eran feas con avaricia, pero tremendamente cómodas. Compré polipiel en un tono que fuera con la cocina y las retapizamos. Estuve pensando muy seriamente en comprar unas sillas LIX, que me encantan y quedaban estupendas para la cocina porque a última hora me entró la neura de que no pegaban con el color del friso (éste tiende más a verde y esto era azul) pero cuando las vi puestas supe que tenía que dejarlas. Así que mi amor por las LIX sigue siendo platónico… por el momento al menos.

Sillas Sklum

Os reconoceré que yo soy cero fan de las sillas de estudio con ruedas. No me gustan, nada, pero a mis hijas les encantan, así que cedí y ellas tienen en su cuarto unas horrorosas con ruedas. Esta silla está en la mesa donde trabaja mi marido, pero ahí apenas hay luz así que la recoloqué para la foto, básicamente. Durante varios años he estado trabajando sentada en estas sillas y he de deciros que son tremendamente cómodas. Las tenéis en varias versiones (que digo en varias ¡en mil!), con cojín, sin él, transparentes, las patas metálicas, de madera… en fin, para todos los gustos. Esta silla IMS si algo tiene es que queda bien en todos los sitios.

Como ésta va en un sitio bastante poco luminoso la elegí en blanco aunque ya sabéis que yo soy muy fan del color. ¿Y sabéis que os digo? Si os apetece un color concreto no dejéis de comprarla pensando en que os cansaréis. Si os cansáis, ya lo cambiaréis, pero no dejéis de hacer cosas pensando en el futuro ¡sobre todo si son cosas tan baratas como estas!. Esta silla en concreto vale menos de 20 euros, que es una ridiculez.

Sillas Sklum

Aquí tenéis una representación de parte del surtido de sillas de SKLUM. Como en la mayoría de las tiendas hay sillas que están muy bien de precio y otras que son de mayor calidad y de diseño. Elegid unas u otras en función de vuestro presupuesto pero nunca renunciéis a las cosas bonitas sobre todo cuando son tan asequibles.

¿Habéis comprado alguna cosa en SKLUM?

3 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.