Bugaboo by we are handsome      

Hace poco os contaba que yo no era muy fan de hacer grandes regalos a los profes para el fin de curso, así como concepto (aún así tenéis un post con regalos para los profes aquí) . Lo que sí que me gusta mucho es hacerles un detallito sin demasiada historia un poco más personal. Este año hemos comprado tazas y las niñas las han decorado. Pintar tazas es fácil de hacer, resultón y es una manualidad medianamente útil… y si no siempre puede caerse de repente de la mesa y hacerse añicos. ¡No es el típico pongo que queda ahí por los siglos de los siglos!

Materiales para pintar tazas

Lo mejor de todo es que no necesitáis gran cosa, solamente unas tazas blancas y rotuladores específicos para porcelana. Los míos los compré en el Handmade Festival en Barcelona, pero los tenéis sin problemas en Amazon por unos 10 euros el pack

Las tazas las podéis encontrar en cualquier sitio. Estas con las que lo hemos hecho nosotras son de Ikea, donde tenéis tazas desde un euro (éstas) hasta el precio que queráis.

Pintar tazas 20

Cómo pintar las tazas

¡Imaginación al poder! Si no sois muy mañosos podéis optar por dibujar circulitos o rayas sin más, pedirles a los niños que hagan un dibujo libre o inspiraros en cualquier sitio. Pinterest es un lugar maravilloso donde hay muchísimas ideas de lettering. Mi hija mayor, que es la que ha pintado estas tazas está en un momento misterwonderful de su vida así que no busquéis más, ahí tenéis la inspiración. Le encantan las frases místicas, inspiradoras y elevadas ¡así que básicamente dibuja cosas en ese sentido!

Pintar las tazas no es especialmente difícil, salvo por el hecho de que es una superficie que tiene un poco de curva lo que hace que se complique un poco todo. Simplemente hay que tener cuidado. Son rotuladores normales pero el tipo de punta es de pincel, lo que es ideal para poder hacer letras dibujadas, que al final es de lo que trata el lettering.

Se pinta sobre las tazas como si fuera una superficie normal y corriente pero tenemos que tener la precaución de es tinta sobre una superficie deslizante. Seca rápido, pero si pintamos y apoyamos inmediatamente la muñeca en la taza se correrá. Es por esto que hay que hacerlo despacito y con buena letra.

Pintar tazas

Si nos confundimos ¡no pasa nada! Hasta que no lo horneamos podemos borrar sin problema lo que hayamos escrito simplemente con agua y un estropajo con jabón. Sale facilísimo y lo sé porque tuvimos que rehacer algunas varias veces porque no quedaron tan chulas como queríamos.

Una vez tenemos ya la taza como queremos se deja secar un cuarto de hora más o menos que aprovecharemos para precalentar el horno a 160º grados. Cuando está caliente metemos las tazas ahí sobre la rejilla (puedes ponerlas boca abajo para que tengan más estabilidad si le pones aire) y las dejamos 20 minutos. Después apagamos el horno y  no sacamos las tazas hasta que se enfríe todo.

¡Y ya está!

A mí me parecen monísimas las tazas y la verdad es una actividad genial para hacer con los niños. Sus profes han recibido un regalo hecho con mucho cariño y nos lo hemos pasado bomba con toda la realización… que es de lo que se trata, ¿no?

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.