Bugaboo by we are handsome      

Mi anterior casa estaba llena de madera de haya y roble clarito. De todos los colores de madera natural son los que más me gustan, sí, pero acabé un poco cansada del tono miel que predominaba en general… así que cuando cambiamos de casa una de mis principales intenciones era la de conseguir un ambiente lo más neutro posible. Algunas decisiones las tenía claras: las puertas las quería en blanco y me enamoré de un suelo en gris oscuro.Los muebles me encantan en blanco así que cuando tuvimos que pensar en el color con el que pintar las paredes la opción más sensata parecía el gris.  

Reforma salon casa 37

Pintando de gris

Ya os enseñé con anterioridad la pintura que elegimos. Para el salón nos decidimos por el Gris Clásico de la gama de Pintura antimanchas Ultra Resist de Bruguer. Es un tono de gris muy bonito y luminoso. Me encantan las casas pintadas de blanco (aunque algunos opinen que es un poco aburrido) pero aquí no tenía sentido porque los muebles se iban a perder entre tanto blanco y las preciosas molduras que tiene la casa no se iban a lucir nada. Un poquito de contraste, lo justo, me gustaba más. Y ese tono concreto de gris es fantástico porque resulta súper elegante y hace que todo el resto de muebles y decoración destaquen.

Reforma salon casa
Estantería Billy

Mi gran librería

Cuando veo programas de reformas en la televisión una de las cosas que más me alucina es que apenas tienen libros en casa. Suelen ser objetos decorativos y no se ve que nadie lea de verdad. Yo sí que lo hago. Leo mucho y lo hago en papel así que tengo muchos, muchos libros. En mi anterior casa tenía una librería gigante así que en la nueva tenía que buscar un sitio similar donde ponerlos. Estoy encantada con mi mega librería Billy / Oxenberg (que es la librería Billy con puertas, básicamente). Es blanca, tiene muchísima capacidad y las puertas me dan la vida porque lo protege todo del polvo. 

Lo confieso: tuve que hacer limpieza y quitarme bastantes libros. Estoy en un periodo de mi vida en que necesito dejar ir algunas cosas. Muchos de los libros no los iba a leer más, así que los vendí en un par de tiendas de libros usados para que siguieran dándole felicidad a otras personas. Me da paz haber dejado mi librería llena pero a su capacidad, sin libros en dobles alturas y todo manga por hombro. No fue fácil pero me siento orgullosa de lo conseguido (y los que tengáis el mismo amor que yo hacia los libros lo entenderéis). 

La librería Billy es fantástica. Está súper bien de precio y al tener distintas medidas podéis conseguir aprovechar prácticamente todo el espacio del que dispongáis. A mí me sobraba un huequito al final y puse un módulo para DVDs. Así aproveché absolutamente toda la pared con la que contaba.

Arriba de la estantería coloqué un montón de cajas Tjena blancas de 30×30. Es una manera de maximizar el espacio de almacenaje de una manera estéticamente bonita. Ahora mismo están vacías pero me gustaba más la idea de que estuviera toda la balda completa sin dejar huecos así que ya los llenaré. 

Reforma salon casa

La zona de comedor

Otra de las cosas que tenía claras es que quería una mesa grande y a poder ser ovalada. Me parece que se aprovechan más que las rectangulares y son más cómodas. La mesa del comedor también es de Ikea. Ahí puedes comprar las patas que quieras y elegir un tablero entre los que tienen para configurar tu mesa como quieras. Podemos comer ocho personas tranquilamente, lo que es fenomenal para comidas familiares. 

Reforma salon casa

Zona de descanso

Nosotros teníamos un hándicap y es que el año pasado nos habíamos cambiado de sofá. Lo elegimos a medida del espacio que teníamos en su día y nos encanta porque es comodísimo, además de tener espacio de almacenamiento dentro. Así que no era una opción cambiarlo. Posiblemente para el espacio del que disponemos ahora sea un poco demasiado largo… pero así es la vida. Me encanta además el sillón Stockholm de Ikea que tenemos. Es tan tan tan cómodo… es el sitio preferido de mi hija mayor, que siempre lo elige

Mesa Menzzo

Una cosa que quería a toda costa es una mesa de centro elevable. En casa nos gusta mucho cenar viendo la tele, dibujar y jugar así que me parecía súper práctica. Y ¡vaya si lo es! La usamos un montón. Sube, baja y se hace doble si queremos así que nos viene genial para montar cosas como la cena de Eurovisión. La compré aquí

Reforma salon casa 50
Reforma salon casa

El aparador

Pero el salón no sería nada sin el aparador azul. Era un mueble marrón oscuro súper aburrido y un día me lié la manta a la cabeza y lo pinté de azul (aquí tenéis cómo lo cambié). Es azul, con los tiradores de cerámica y con papel pintado decorándolo ¡y me encanta! Encima tengo una máquina de escribir que compré de segunda mano y que pensaba pintar… pero al final me encantó y la dejé como estaba. El espejo que hay encima es un recuerdo familiar. Fue mi regalo de bodas de mi abuela y le tengo un cariño especial. 

reforma salón casa

Mi salón es muy luminoso pero me encanta la luz y los espejos ayudan a multiplicarla. Así todo parece más grande. Me gusta mucho el espejo de aire industrial que puse y que es lo primero que se ve conforme vienes del pasillo. 

¡Me encanta mi salón! Es cómodo y muy acogedor y sobre todo refleja nuestra personalidad. Está hecho para nuestras costumbres y es un salón para disfrutar y no para resultar bonito sin más. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.