Bugaboo Cameleon plus      

La que aquí escribe es de natural desastre. Paso de los cuarenta y, a pesar de que mi amiga Clara casi hiperventila cuando se lo dije, no me echo ninguna crema. No me siento orgullosa: ojalá lo hiciera pero es que se me olvida. Entre que la mayoría requieren una rutina que no tengo y que los beneficios son a largo plazo hasta la fecha no lo había conseguido. Hasta que caí en Lush. Y ha sido mi perdición. 

Lush es una marca de cosmética de origen británico. Como cuentan aquí, comenzaron siendo proveedores de The Body Shop y actualmente son uno de los mayores referentes en cosmética fresca… que lo que viene a querer decir es que todo lo que venden está hecho a mano con productos naturales. Entrar en cualquiera de las tiendas Lush es como adentrarte en el paraíso de los sentidos. ¡Da gusto sólo respirar! Y es que el olor de cualquiera de los productos es alucinantemente penetrante. Es una maravilla ¡y eso que no tengo un sentido del olfato especialmente desarrollado! 

Y con estos mimbres acabé comprando en Lush. Un día pasé por la puerta de su tienda en Madrid y compré dos cosas por probar. Creo que no pasé más de diez minutos en la tienda porque fui casi a tiro hecho: me llevé una barrita de masaje y una crema hidratante y salí a toda velocidad. ¡Oh sorpresa! Me encantaron. Las dos cosas. Tanto que cuando una amiga me habló de los los champús sólidos decidí probarlos, comprando esta vez en la tienda online. Y otra vez me conquistaron. Desde entonces me he hecho fan y mi VISA llora… porque a la que puedo acabo yendo a la tienda física (u online) con cualquier excusa.

Una experiencia de compra maravillosa 

Este mes de agosto nos dejamos querer en la tienda unas amigas y yo. Quería comprar un regalo y esta vez sí que disponíamos de tiempo y ganas para explorar. He de hacer constar que a mí por lo general los dependientes que te van siguiendo por la tienda me agobian mucho. En Lush si quieres entrar, comprar y marcharte puedes hacerlo, pero si eliges que te asesoren de verdad que es una experiencia muy chula.

Cuando estuvimos nosotras fue genial porque primero escuchaban cuáles eran nuestras necesidades y después nos explicaban qué productos concretos nos vendrían bien. Algunos de ellos, de hecho, los pudimos probar in situ para no comprar a ciegas. 

Cosas que me gustan de comprar en Lush

  • Huele todo maravillosamente: Cuando entras en la tienda resulta embriagador, pero es que luego llevas ese olor estupendo en tu cuerpo. ¡Y es una pasada!
  • Los productos son naturales: en su web están especificados exactamente todos y cada uno de los componentes de los productos que venden y son completamente naturales. 
  • Están comprometidos: no experimentan con animales ni tampoco compran a proveedores que lo hagan. Además practican el comercio justo y donan a causas benéficas. 
  • Son respetuosos con el medioambiente: No utilizan más envases de los estrictamente necesarios y además los reciclan. Si llevas cinco envases que ya hayas gastado a su tienda te regalan una mascarilla fresca. Así esos envases pueden seguir siendo utilizados posteriormente. 
  • Funcionan: ¡esto es lo mejor! Sus beneficios son palpables y molan tanto que te apetece utilizarlos. 

Algunos de mis productos favoritos de Lush

Productos Lush
  • Wiccy Magic Muscles. Una barrita de masaje con un estupendo olor especiado con manteca que se funde en tu piel. Dura muchísimo y te deja completamente relajada. 
  • Jason and the Argan Oil. Un champú sólido que te deja el pelo estupendo, suave y brillante. Lo mojo, saco la espuma y luego la aplico sobre el pelo. La única pega es que a mí me lo reseca un poco pero con el acondicionador todo solucionado. Cuidado con meterlo en la lata si está todavía mojado porque luego no lo podréis sacar. 
  • Jungle. Acondicionador sólido. Hace mucha menos espuma que el champú (que no pasa nada, pero es para que lo sepáis). Yo lo froto directamente sobre el pelo en este caso. 
  • Ro’s Argan. ¿Eres un desastre y te olvidas siempre de la crema hidratante? Esta puedes dártela en la ducha. Te la aplicas, te aclaras y ya tienes la piel como el culito de un bebé.
  • Mascarilla fresca cupcake. Chocolate y menta en una mascarilla. El olor de primeras no es mi favorito, pero cuando seca huele genial y sobre todo es que limpia impurezas fenomenal. 
  • Rainbow. Es un jabón fantástico para que los niños jueguen en la bañera. Cada color tiene un olor distinto y puede jugarse con él como si fuera plastilina. A los peques les encanta.
  • Whoosh. Gelatina de ducha para tonificar y decir adiós al cansancio. Mola más cuando la guardas en la nevera y la usas recién sacada de ahí. 

Este post NO está patrocinado. Todo lo que he utilizado lo he comprado yo, por si hubiese alguna duda. 

3 Comentarios

  1. Aquí sólo hemos probado una barrita de jabón para los niños, que parecía plastilina pero ponías un poco en el agua y se transformaba en un baño de burbujas. ¡Súper chula! Y el olor es tan rico… Tendremos que probar más, porque yo sí soy adicta a los potingues.

  2. Yo la conocí a través de mi cuñada tiene una crema hidratante, q ella la usa para su hija para el culete cuando le salen los dientes y oye tú mano de santo! Yo compre online para probar en 24-48 horas tengo el pedido en casa y si compras online te ponen un par muestras para que vayas probando cositas. He probado la pasta de dientes, un peeling autoconservante, la crema hidratante, una burbuja de baño, y mi marido la crema para afeitar. A mí me apasiona esta tienda y mira que aún no he ido ninguna tienda física porqué me lo llevaría todo!

  3. Yo había probado alguna bomba de baño pero desde hace poco tengo un gel y la misma gelatina que tú y me chifla. También uso un champú sólido y me gusta pero es cierto que reseca mucho. Me planteo comprar un acondicionador sólido pero veo opiniones no muy buenas, que cuesta de aplicar y tal.
    Ah, me regalaron el Rainbow y Mario ya me ha dejado claro que es solo suyo.

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.