Bugaboo Cameleon plus      

Cuando yo era adolescente y viajaba a Inglaterra a aprender inglés mis padres me daban cheques de viaje. Aquello era un tostón auténtico porque me tocaba ir a un banco a cambiarlos ¡y no me apetecía nada! Pero claro, no me iban a mandar tan cría a un país extranjero con un montón de dinero en efectivo. Ahora mismo no haría falta hacer esto si mis hijas se fuesen fuera a aprender idiomas porque existen alternativas mucho más interesantes como la tarjeta de Bnext de la que hoy os voy a hablar

¿Quiénes son Bnext? 

Tal vez no los conozcais, pero es una startup española que ofrece servicios financieros (y está registrada, para vuestra tranquilidad en la CNMV). Esta entidad ofrece una tarjeta prepago por la que no hay que pagar nada y una app a través de la que se controla. 

Bnext no conceden créditos, ni adelantan dinero. Lo que permiten es poder administrar el dinero que vamos introduciendo en su tarjeta con muchas ventajas. 

Algunas de sus ventajas

  • Con la tarjeta de Bnext puedes sacar dinero de cualquier cajero del mundo
    • Lo normal es que si no es tu entidad te cobren, pero con Bnext te devolverán ese gasto. 
    • Límite: 3 veces al mes en España y un máximo de 500€ si estás en el extranjero. 
  • Siempre con un tipo de cambio beneficioso, el de VISA. Para ello cuando pagues algo tienes que elegir siempre la moneda local, no cambiarlo a euros. 
  • No es una tarjeta de crédito y por tanto no permite descubiertos, algo muy útil si son menores los que la tienen. 
  • Puedes enviar dinero a otras personas que también la tengan
  • Control total a través de la app
  • Además la tienes en casa en 24 horas nada más. 

¿Y para qué Bnext?

Yo soy muy fan de la compra por internet (para qué nos vamos a engañar) pero hay mucha gente que no se siente segura dando su tarjeta de crédito habitual. Con esta tarjeta tenemos la seguridad de que en un hipotético caso de mal uso en internet no van a poder hacer uso de más fondos de los que están cargados. Que no tiene que pasar, pero … 

Para cargar dinero en la tarjeta podemos hacerlo fácilmente desde la app. Esto es gratuito y podemos pasar fondos de otra tarjeta a ésta sin problema.

Además es una tarjeta que podemos utilizar también para jóvenes y adolescentes. Podemos abrir una cuenta para ellos a partir de los 14 años y en lugar, por ejemplo de darles el dinero de la paga en mano hacerlo a través de la tarjeta. Ellos lo pueden sacar sin problemas de cualquier cajero y además si es necesario pueden hacer compras sin tener que manejar efectivo. A mí no me seduce mucho la idea de que mi hija vaya con mucho dinero por la vida (oh, wait, yo soy la que rara vez lleva efectivo) así que me parece mucha mejor idea que ellas lleven una tarjeta que si se pierde se bloquea desde el móvil y andando. Además, controlar el saldo es súper fácil y rápido. 

¿Cómo abrimos una tarjeta a un adolescente?

  1. Su padre / madre abre una cuenta Bnext y conecta una tarjeta bancaria. Hace un ingreso de un mínimo de 25€. 
  2. El hij@ abre una cuenta Bnext. Es necesario su DNI y el DNI de uno de los progenitores
  3. El progenitor envía a su hijo el dinero (mínimo 25€). A partir de ahora podrá enviar el dinero que quiera cuando quiera al instante.
  4. El hij@ solicita su tarjeta y cuando la reciba, obtendrá 10€ gratis por la oferta.

Si quieres poder ver los gastos que haga tu hijo desde tu propia aplicación, también podrías instalar la app de Bnext, con el usuario de tu hij@, en otro móvil o en un tablet, y así tener acceso a toda la información.

Puedes solicitar la tarjeta aquí y al activarla con un mínimo de 25 euros te regalarán 10 euros más. Puedes revocarla cuando quieras y recuerda que con ella vas a poder sacar dinero en cualquier cajero del mundo sin problemas y sin comisiones. 

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.