Bugaboo by we are handsome      

La cosa es muy irónica: la que aquí escribe no llevó más pantalones de los estrictamente necesarios hasta los 25 años más o menos. Yo siempre era la rara que iba con faldas o vestidos a todas horas, salvo cuando tocaba una excursión o clase de gimnasia. El día que me ponía uno sin motivo me aplaudían, y esto no pasó nunca hasta la universidad. Sin embargo este año me he propuesto que en mi colegio al menos se planteen el tema de que debería permitírseles llevar pantalón a las niñas si quieren como parte del uniforme escolar

Niños con uniforme escolar vía Shutterstock

La verdad: han sido mis hijas las que me han hecho plantearme las cosas. A veces tenemos que escuchar a los niños con mentalidad abierta. Ellas me dicen que no les gusta la falda, que la odian. Con ella no pueden hacer las mismas cosas que los días que van con pantalones. En nuestro colegio unos días (2 o 3) van con el chándal del colegio y el tiempo restante usan uniforme convencional. Yo estoy muy a favor del uniforme como ya os conté aquí. Creo que iguala, que evita que te rompas los cascos buscando ropas y distrayéndote y, siempre que tenga un precio razonable puede ser hasta más económico. Las faldas, que puedo comprar en cualquier gran superficie porque son completamente estándar me duran 3-4 años, los polos y los jerseys los puedo comprar hasta en Primark y lo único es el chándal que sí que es específico para el colegio pero tampoco tiene un precio abusivo. 

Si por ellas fuera irían con chándal a diario. Para ellas es lo más cómodo y realmente es lo que les permite hacer lo que sea. Las faldas para ellas son un incordio. En una ciudad como la mía en la que hace un viento considerable (el cierzo no es algo a tomarse a broma) las faldas pueden resultar limitantes para jugar a ciertos deportes en el patio. La mayoría de las niñas tienen que utilizar unos culottes negros debajo por si se les levanta la falda y esto francamente me parece algo innecesario existiendo algo como los pantalones. A mí las faldas me resultaban comodísimas, pero a mis hijas no y me atrevería a decir que a la mayoría de las niñas tampoco.

uniforme escolar
Niños en una biblioteca vía Shutterstock

“Siempre se han llevado”

Es verdad que llevamos muchas décadas con las niñas llevando uniformes con faldas. Y precisamente esto igual nos debería hacer pensar. Una cosa es que un uniforme no tenga que estar a la vanguardia de la moda necesariamente, pero otra muy distinta que el mismo uniforme pueda utilizarse durante 60 o 70 años sin ningún cambio. Todos los oficios van adaptando sus uniformes a las necesidades sin considerar que es algo invariable ¿y por qué el de los niños sí?

Que a las niñas no se les permita llevar pantalones es anacrónico. Echad un vistazo a vuestro alrededor. En cuanto a las niñas se les permite quitarse el uniforme lo primero que hacen es ponerse unos pantalones. En mi mismo colegio a partir de 3º de la ESO las niñas pueden ponerse lo que quieran y van todas mayoritariamente con pantalón. Si miras a las profesoras también es la prenda que eligen como norma. ¿No es un poco incongruente empeñarnos en que las niñas sigan yendo con falda porque sí?

Un uniforme tiene que igualar y ser práctico. Si una gran parte de sus usuarios dice que no es cómodo ¿no deberían planteárselo, máxime cuando hay una alternativa tan sencilla? Yo no digo que las niñas obligatoriamente tengan que ir con pantalón, sólo que la que quiera debería poderlo hacer. 

En Reino Unido donde todos los niños de colegios públicos y privados van con uniforme desde 2016 se permite el uniforme neutro: falda o pantalón, los estudiantes eligen. Esto además tiene otras implicaciones como que los niños y niñas transgénero tendrían un problema menos de un plumazo. Si en un lugar tan conservador como Reino Unido no se le ha explotado a nadie la cabeza por permitir que sean los niños quienes elijan es que posiblemente no ocurra nada en general. En España también hay algunos colegios que lo permiten, pero son todavía minoría. En mi ciudad conozco al menos un colegio que lleva 20 años permitiendo que las niñas escojan y ahí están tan felices

Perspectiva de género

Para mí empeñarnos en que las niñas lleven falda porque sí tiene importancia. “Anda que no hay temas más importantes”. Efectivamente, acabar con el hambre en el mundo es un tema más importante, es cierto, pero que haya cosas más críticas no significa que dejemos de hacer otras, especialmente cuando son tan tontas, requieren tan poco esfuerzo y además solucionarían un problema de un amplio sector de la población. Tampoco suponen una intromisión en los derechos de nadie porque tampoco se trata de una imposición: la que quiera que los lleve y la que no quiera, pues no. 

Que las niñas lleven falda obligatoria supone la perpetuación de roles a mi modo de ver (y al de otras personas). La única razón para empeñarnos en que las lleven es, además de porque siempre se ha hecho así (que no es ninguna razón) que las niñas están más monas con faldas que con pantalones. Y esta razón choca de frente con la igualdad y con otros muchos derechos. No queremos que se cosifique a las niñas y para esto hay que empezar cambiando cosas tan aparentemente poco importantes como ésta. Porque sí que tienen importancia. 

Además del sentido común que nos dice que una niña preocupándose de que no se le vean las bragas en una volada de aire juega menos y peor a ciertos deportes, un estudio australiano de 2012 llegó a la misma conclusión. ¿No queremos niños activos? ¿Niños que se muevan? ¿No estamos combatiendo el sedentarismo y la obesidad infantil? ¿Y por qué no se lo ponemos más fácil?

¿Además no debería ser ilegal?

Es cierto que no hay nada legislado al respecto a día de hoy sobre este tema en concreto… pero si que hay sentencias que dicen que los uniformes diferenciados para chicos y para chicas obligatorios son discriminatorios. POr ejemplo en la STS de 19 de abril de 2011, rec. núm. 16/2009 del Tribunal Supremo se afirma que es discriminatorio que las enfermeras y auxiliares sanitarias de hospitales no puedan elegir entre llevar falda o pantalón en sus uniformes. Como dicen “Incide el magistrado en que los usos sociales y las máximas de experiencia tienen un valor referencial; con arreglo a éstas, la uniformidad femenina que exige la empresa tiene un cierto componente tradicional o antiguo, que se vincula con una serie de valores próximos a una posición no equilibrada de la mujer en relación con la de los hombres. Componente de distinción vinculado al sexo de las trabajadoras que al resultar obligatorio para ellas y no permitírseles que vistan la indumentaria generalizada del pijama sanitario, que sí utilizan los hombres y otras mujeres de su misma categoría, pero en otras dependencias, supone una actitud empresarial que no resulta objetivamente justificada y por ello discriminatoria.”

En 2001 también las azafatas del AVE fueron a tribunales por idéntico motivo. Ellas perdieron, recurrieron y extrajudicialmente desde el Ministerio de Fomento se dio orden de que pudieran elegir entre falda y pantalón, zanjándose la cuestión. 

El caso es ¿lo que vale para adultas no vale para niñas? Esto no debería ser así. Quizás haya llegado el momento de ser catalizador del cambio en nuestras comunidades. 

Más información:

5 Comentarios

  1. El nuestro es bastante restrictivo con el uniforme: hasta el abrigo ha de ser negro o azul marino y el uniforme solo se puede comprar en el cole ya que lleva en todo el escudo bordado, no puedo comprar el polo en cualquier sitio… Pero, se premite a las niñas elegir entre falda y pantalón, y la verdad es que la falda parece mayoria pero cada vez más se declinan por el pantalón. A mi me parece que lo adecuado es que sean ellas las que decidan qué llevar y poder sentirse totalmente cómodas. Pero si o si uniforme! De la forma que sea es un inventazo!

  2. En el colegio de mi hija hay uniforme. Dos, uno de falda y otro de pantalón, pero en ningún sitio especifíca quién debe llevar cada uno de los dos. De hecho mi hija de 8 años desde el año pasado (2º primaria) ha decidido que va a ir con el uniforme de pantaló y nadie le ha dicho nada. Y me consta que algunas niñas más mayores ya lo hacen.

  3. Totalmente de acuerdo. Como mínimo, que puedan elegir si prefieren falda o pantalón.
    La libertad de movimiento para mí es prioritaria. Y las niñas que están obligadas a llevar falda están limitadas para todo.
    Además que puede que no se sientan cómodas o que no se identifiquen con esa prenda.
    A ver si lo consigues en tu cole!

  4. Si de mí dependiera ¡impondría el pantalón para todos! Vamos, me paso la vida luchando para que la niña no vaya en falda ni con vestido al colegio, porque luego le aparece tierra del patio en los sitios más insospechados. Más la rotura de leotardos y medias… Aquí no tenemos uniforme pero ¡Soy del frente pantalón!

  5. Si yo hubiese podido elegir en su día, pantalón sin dudarlo. Fuí al contrario que tú, hasta los 25 no empecé a llevar faldas (salvo las obligatorias, uniforme y la manía de mi madre de ponerme vestidos que odiaba profundamente). Y eso que el colegio era solo de chicas. No te digo que en verano no sea mas fresco, pero en invierno, cruzar el huerva por miguel servet con falda “de pañal”, era toda una aventura. Leotardos rotos!!! he llevado leotardos zurcidos toda mi vida escolar!! mi madre no daba a basto la pobre!!!
    Había compañeras que el dia de la fiesta del colegio (nos dejaban ir de calle), se ponían otra falda o un vestido, estupendo por ellas, yo me ponía un vaquero (viejo a ser posible) y un jersey de lana. Y feliz como una perdiz.
    Debería de poder elegirse.
    También te digo que me encantaría que mis hijos llevasen uniforme, como entiendo a mi madre, esto de no pensar y no tener que comprar para cambiar de temporada, una camisa de manga corta (o ni eso, porque cortaba las mangas y a funcionar), NO TIENE PRECIO!!!!

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.