sábado, diciembre 14, 2019
Bebés Puericultura Razones por las que Bugaboo Bee mola

Razones por las que Bugaboo Bee mola

Siempre lo he dicho: no hay cochecitos de bebé perfectos, sólo hay necesidades cubiertas. Y esto es así. No me preguntéis nunca cuál es el cochecito que os recomendaría comprar porque es una respuesta tremendamente compleja… y extensa. Evidentemente hay coches que me gustan más, y otros que me gustan menos, coches que encajan a una mayoría y otros que sólo a una poquita gente. Bugaboo Bee es sin duda uno de los que más me gusta de todos… y hoy os quiero enseñar algunos de los motivos objetivos por los que me gusta mucho.

Porque es una silla hecha para crecer con vuestro niño

Una cosa que a mí me parece personalmente una idiotez es comprarnos un cochecito de primera edad y dejarnos un pastón para luego acabar pasando a una silla ligera a los cuatro días: para eso me parece mucho mejor comprarnos directamente una silla que crezca con los niños y que resulte cómoda en toda ocasión ¡y ya está!

En Bugaboo Bee la espalda va en su posición vertical natural (2) dándole apoyo a la columna, cuello y cabeza (4), esté en la etapa de crecimiento que sea… porque no es lo mismo un bebé de 7 meses que un niño de dos años. En la silla siempre tienen todo bien sujeto y así se alivia y reduce la tensión y estrés de los músculos del cuello (1). En la parte de alrededor de la cabeza el acolchado es además extrasuave.

¿Y si reclinamos la silla? Pues los niños van genial igualmente porque el niño está protegido pero no limitado. La forma en C del respaldo (2) da apoyo y sigue la forma natural de la columna vertebral del pequeño sobre una estructura de silla rígida (3) que actúa como barrera protectora frente a impactos externos en la parte trasera.

Una suspensión y una maniobrabilidad fantástica

Para mí esto es lo que marca la diferencia entre una silla fetén y una que no lo es. Una silla puede ser ligerísima, pero si tiene una suspensión patatera van a ir ellos fatal y nosotros vamos a empujarlo horriblemente mal. El Bee cuenta conneumáticos de caucho rellenos de espuma para absorber las vibraciones (5) que son resistentes a cualquier climatología. Su estriado hace que se agarre fenomenal sea como sea la superficie.

Las del Bugaboo son ruedas indestructibles (Yo tengo un Camaleon y siguen teniendo el mismo dibujo que el primer día). Cuenta con suspensión inteligente en las cuatro ruedas (1) y su sistema de amortiguación (2) garantizan una absorción activa de los baches, además de un manejo más cómodo para los padres (3), incluso en superficies irregulares.

Más información:

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete + trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,143FansMe gusta
14,920SeguidoresSeguir
7,307SeguidoresSeguir