miércoles, diciembre 11, 2019
Mujer Mommy Makeover: Cirugía plástica después del embarazo

Mommy Makeover: Cirugía plástica después del embarazo

Vaya por delante que en esta vida es importante querernos a nosotras mismas, seamos como seamos, estemos como estemos. Nosotras vamos a ser la única persona con la que vamos a convivir toda nuestra vida y más nos vale no estar peleadas con nosotras mismas. Para mí este es un punto fundamental: si no nos aceptamos como somos, no nos vamos a querer, perfectas o imperfectas.

¿Cirugía plástica sí, o cirugía no? Es una pregunta recurrente a quienes se dedican al mundo del espectáculo, especialmente mujeres. Pero realmente esta es una cuestión que se hacen muchas mujeres, muchas más de las que pensamos. Sin ir más lejos en mi entorno cercano, un entorno súper normal tengo a tres amigas que pasaron por el quirófano después de ser madres. Y es una cosa de la que no se habla, no sé muy bien porqué. Parece que la cirugía estética tiene un estigma, innecesario a mi modo de ver. Así que he pedido asesoramiento para hablar de la cirugía Mommy Makeover al Dr. Gustavo Sordo, uno de los mayores especialistas en cirugía de aumento de pecho en España. Fue pionero en traer a nuestro país la Técnica Innovadora «24h recovery», sin vendajes ni drenajes y un postoperatorio rapidísimo.

Mi objetivo no es convenceros a todas de que paséis por el quirófano después del parto, pero sí traer una información interesante para quien sí planea hacerlo o bien se lo está planteando.

Cirugía plástica después del parto ¿Para qué?

El cuerpo de la mujer durante el embarazo sufre unos grandísimos cambios: todo nuestro cuerpo sufre, los órganos se recolocan, cambian de tamaño, la piel se estira… De hecho algunas mujeres esperan inocentemente salir del paritorio como estaban antes de quedarse embarazadas… y nada más lejos. En algunos casos el cuerpo vuelve a su sitio rápido, pero en otros casos esto no es así. La verdad: recién paridas, durante la cuarentena limitaos a recuperaros y ya está. Nada de mataros a dietas, ni a meteros en el gimnasio a perder peso y volver a como estábamos inmediatamente porque el cuerpo necesita su tiempo. Pero pasado un tiempo sí podemos plantearnos medidas más drásticas para tratar de vernos como queremos.

Hay quien espera a terminar de tener hijos. Otras esperan a acabar la lactancia materna. Otras lo hacen cuanto antes. La decisión de pasar por el quirófano es muy personal y hay veces que nos ayuda a encontrarnos mejor con nosotras mismas. Nuestros pechos no nos gustan, no a los demás, a nosotras, o nos sentimos incómodas con la piel sobrante en la barriga después de un parto ¿por qué no plantearnos solucionarlo? No creo que sea ningún drama.

Mommy Makeover

El “Mommy Makeover” es una combinación de 2 ó 3 cirugías plásticas para recuperar la silueta de la mujer que ha pasado por uno o más embarazos. Estas cirugías son: Mastopexia, abdominoplastia y liposucción.

Mastopexia

No es un aumento de pecho necesariamente (aunque si lo deseamos también se puede hacer también). Supone básicamente colocar todo en su sitio original. Se coloca la mama en una posición centrada en el tórax, se redondea y se corrigen las alteraciones en areola y pezón.

La lactancia (y la gravedad) hacen que nuestros pechos varíen. Algunas veces podemos querer aumentar el volumen del pecho pero lo que sorprende a mucha gente, también podemos querer disminuirlo, porque a veces con el embarazo la mama se desarrolla mucho y luego no se va al terminar la lactancia. En todo caso no dejéis de dar el pecho porque ayuda a prevenir el cáncer de mama y es estupendo para niños y mayores. El resto de cosas tienen solución.

Abdominoplastia

Algunas mujeres se engordan muy poquito durante el embarazo pero otras desarrollan unas barrigas inmensas. Y claro, la piel sufre, sufre mucho porque necesita estirarse más de la cuenta, produciéndose en muchas ocasiones flacidez y estrías.

También es muy frecuente la diástasis abdominal: la musculatura abdominal que ha sufrido una separación para albergar al bebé, no consigue recolocarse como estaba antes del embarazo y esto da lugar a muchísimos problemas, más allá de la estética. Esto tiene fácil solución con una abdominoplastia en la que se retiran los acúmulos de grasa, el exceso de piel y se recoloca el ombligo en su sitio.

Liposucción

Además de todo esto se puede querer definir los muslos con una liposucción que define la silueta acabando con el exceso de grasa. El Dr. Sordo recomienda la técnica de la lipoescultura tumescente por ser una de las más seguras y eficaces. Esta técnica tiene menos efectos secundarios que otros sistemas de remodelación. Para ello se utilizan cánulas (finos tubos de aspiración) a través de pequeñas incisiones (aproximadamente de 0,4 centímetros), lo que permite que las cicatrices sean mínimas.

Como decimos, la cirugía plástica no es para todo el mundo, pero hay que perder ese miedo a hablar de ello. Si nos sentimos acomplejadas por alguna cosa y esto tiene solución ¿por qué no hacerlo?.

Más información:

Walewskahttp://www.mamisybebes.com
Madre de dos niñas. Gafapastas. Cuqui de barrio. Me gusta tomarme la vida con humor. Cuando tengo un rato libre me abro un blog. Escribí Relaxing Mum of café con leche. Me gusta andar descalza, creo que los postres sin chocolate no son postres y soy compulsiva en todo lo que hago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cuatro + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,148FansMe gusta
14,920SeguidoresSeguir
7,303SeguidoresSeguir