sábado, septiembre 26, 2020
Ocio Cine y televisión ¿Por qué lo llaman "cuerpo de padre" cuando quieren decir "cuerpo normal"?

¿Por qué lo llaman «cuerpo de padre» cuando quieren decir «cuerpo normal»?

Esta semana ha habido cierto revuelo en las redes sociales porque han aparecido fotos de Zac Efron y no se le ven los abdominales. Las lenguas anabolenas se han lanzado a proclamar que se le ha puesto «cuerpo de padre» (o dadbod que si lo dices en inglés suena como más cute) y me he acordado de lo que le pasó hace algunos meses cuando vimos que Jason Momoa ya no lucía abdominales pero seguía siendo un muso. ¿Por qué la gente identifica «cuerpo de padre o madre» con algo negativo? Yo tengo cuerpo de madre, probablemente tú que lees esto también tienes cuerpo de madre y una gran parte de la población por encima de los veinte años también lo tiene. Vamos, que un cuerpo de progenitor es LO NORMAL cuando la gravedad, los años y la vida pasan por nosotros.

El cruasán está bien pero yo soy más de bollitos suizos.
Muy bien los cruasanes pero yo soy más de bollitos preñaos.

En primer lugar: ¿quién quiere agarrarse a unos abdominales pudiendo tener un señor sólido a mano? Uno que te puede llevar en volandas desde la toalla al agua pero también comerse contigo una caja de doce donuts de una sentada y luego volver a llevarte en volandas al Polo Norte en pantalones de deporte.

En segundo lugar: ¿cuándo vamos a dejar de utilizar la palabra padre (¡y madre!) como algo negativo? O sea, ¡has creado una vida! ¿Por qué eso tiene que ser negativo? Vale, es verdad que después del parto todo va más para abajo y hay quien ahorra para una mastopexia cuando acaba la lactancia (y no me parece mal, si crees que lo necesitas para verte bien) pero tampoco es que después del parto pasemos de ser Audrey Hepburn a doña Herminia de Cuéntame sin solución de continuidad.

¿Antipadres o antiviejos?

A no ser que estés usando la palabra padre como un eufemismo de «tienes más años que un bosque». En cuyo caso también discrepo. Tener más años que el clavo del calendario también tiene su lado interesante, sobre todo cuando ya estás frisando los cuarenta, como es mi caso, o los has superado, como es el caso de una conocida bloguera que también escribe por aquí y que no mencionaré. ¿Sabéis quién es padre desde hace una pila de años? Exacto, Hugh Jackman, y no os veo poniéndole tantos reparos.

A Hugh también le gusta este post.

Atrás queda la época en la que un chico que se cuidaba era denominado metrosexual (las que sois más jóvenes y que no conocéis el término os apunto que esto en los primeros dos miles significaba «este señor usa desodorante y no huele a tigre muerto»). Coge a un señor de 2003 y cuéntale que ahora existe hasta acondicionador para la barba. Seguro que alucina y en realidad no ha pasado tanto tiempo.

No lo vamos a negar, a todas nos gusta vernos un poquito mejor sobre todo en verano y es en esta época del año cuando la mamoplastia de aumento tiene más demanda. Sin embargo, esta exigencia también ha recaído en el lado masculino y cada día ellos también se plantean pasar por el quirófano para verse un poco mejor de acuerdo a sus cánones o a los que ven en series o películas.

Las sudaderas noventeras tampoco ayudan a marcar el deltoides.

El otro día hablando con un amigo recordábamos cómo por ejemplo si veías Friends ninguno de sus protagonistas tenía un cuerpo de gimnasio (a lo mejor un poco Ross pero a saber, porque nunca se quitaba la camiseta) y ahora es raro ver una serie o una película en la que no se le marquen al protagonista los bíceps, tríceps y hasta los músculos de las pestañas, aunque en la ficción sea un matemático, un jugador de videojuegos a tiempo completo o un luchador de sumo.

A lo que yo voy es a que tenemos que empezar a normalizar los cuerpos de los señores NORMALES con su distribución NORMAL y con su grasilla donde tiene que estar. Que igual que nosotras no estamos todo el día mirándonos al espejo, tampoco vamos a llegar muy lejos si nos dedicamos a avergonzar a cualquier señor que no tenga aspecto de pasar ocho horas al día acarreando ruedas de tractor. Yo digo sí a los cuerpos de padres, sí a seguir haciendo deporte si te motiva, sí a que cada uno tenga la forma que quiera o pueda y sí por supuesto a Zac, a Momoa, a Dicaprio y a cualquiera que haya decidido pasar menos rato en el gimnasio y más viviendo la vida como prefiera.

1 COMENTARIO

  1. aquí unos sinhijos con cuerpos de padres que se han reído mucho con el post! xDDD

    (y no porque pasemos la cuarentena, uno de nosotros aún es joven AUNQUE NO SE NOTE LA DIFERENCIA xD)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecinueve − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las entradas por email:

49,265FansMe gusta
14,785SeguidoresSeguir
7,194SeguidoresSeguir